martes, julio 11, 2006

Papanatas



El papa debería ser anónimo, como Spiderman. Tener una identidad secreta, para evitar tantos egos y tantos gestos de cara a la galería o de cara a la propia familia. Cuando se muriera, otro nuevo, se moriría la persona pero alguien reemplazaría su cargo. Como Tarzán o James Bond.
También ganaría en seguridad. ¿Quién iba a querer matarle si no servía de nada?

Si Jesús se presentó a sus discípulos tras la resurrección de forma encubierta, ¿por qué no Su Santidad?

(yo propondría también un papa mudo, misas express y hostias con queso, pero eso es reformismo y anatema, por ahora)

3 comentarios:

Fredy dijo...

El papa consiguio el otro día lo que nadie habia logrado hasta el momento: que me sintiera identificado con un politico.
Porque cuando zapatero le dijo aquello de "yo a misa no voy, para eso esta el rey", lo que ademas es verdad...guau, me senti bien.

Y ahora las preguntas impertinentes... si viniese el primer ministro, presidente, canciller, caudillo o lo que demonios tengan en San Marino a la cabeza del "estado"... ¿Se gastaria el ajuntament de Valencia la pasta que se ha gastado para recibir al hombre de blanco? ¿No seria mejor que gastasen esa pasta en mejorar sus condiciones hidraulicas en vez de pedir trasvase tras trasvase? En fin. Que se vaya en paz. Y que no vuelva

Anónimo dijo...

Qué bien un enmascarado así sería como inmortal porque para qué enterarnos cuando muriera...se reemplazaria sin que nadie se enterara (excepto la orden templaria rosacruz del santo grial y el copón que está detrás de todo, claro)Lo estoy viendo máscara veneciana blanca y la doble SS en el pecho...

HombreRevenido dijo...

Fredy, yo no sé si el papa tiene que venir o no, por mí mejor que se quede en su papamóvil con aire acondicionado. Eso sí, me gustaría que ZP tuviera los mismos cojones y la misma ironía cuando hablara con Chavez, Castro, Mohammed VI o Ahmadineyad.
Yo no tengo fe en los políticos.

Anónimo/a, la máscara veneciana podría ir a juego con unas botas altas. Un supervillano kitsch, con una SS en el pecho... ejem!