domingo, abril 15, 2007

El furbo (Villar, chorizo)



Durante la semana, los sesudos analistas se preguntaban por qué hay 3 equipos ingleses en las semifinales de la Copa de Europa de fútbol y ningún equipo español.
El visionado completo del partido de ayer tarde, Racing de Santander - Real Madrid, es, en sí mismo, una buena respuesta. Equipos ramplones, simulaciones y una autoridad arbitral absolutamente incompetente. La estrella de la Premier será Cristiano Ronaldo o Didier Drogba. La nuestra: Turienzo Álvarez o Sánchez Arminio. Así nos va.

El fútbol español está enfermo. Y la culpa la tienen todos sus estamentos, las federaciones territoriales, corruptas, los comités de árbitros, sumisos, y el mamoneo impune.
En Italia hay un equipo, campeón de los dos últimos scudettos, en segunda división por una investigación judicial independiente. En España no pasará, pero que nadie se crea que es muy diferente. Si quieren desprestigiar el campeonato lo consiguen. Y es una lástima porque el Barça es un equipo estupendo, que entiendo que no necesita ningún privilegio, y que, en el desbarajuste de piscinazos, tarjetas y caprichos arbitrales pseudomafiosos, es quien más acabará perdiendo. Como Cataluña, curioso símil.


3 comentarios:

fredy dijo...

Menos mal que nos queda el baloncesto...dos titulos europeos ya (er madriz y el impronunciable Akasvayu Girona) y dos equipos en la final four.

Leonardo dijo...

"Nunca es triste la verdad..." lo que habrá que encontrale a la que palteás es remedio (porque en este caso lo tiene que haber).

HombreRevenido dijo...

La verdad es que tienes razón, Fredy. Y sin embargo las audiencias de televisión indican otra cosa.
Aunque mejor no comparar las trayectorias de ambas selecciones nacionales ¿no?

Leonardo, lo que más me jode es que los árbitros en España son demasiado protagonistas, acomplejados y millonarios. Y en Inglaterra son respetados por su respetuoso anonimato y su talante.
A un lado degenera el juego, al otro se enaltece.