martes, abril 10, 2007

Los martes: CINECLUB - 45 - TRON


Tron - 1982 - Director: Steven Lisberger

Reparto:
· Jeff Bridges (Kevin Flynn)
· Bruce Boxleitner (Tron)
· Cindy Morgan (Yori)
· David Warner

Guión: Steven Lisberger y Bonnie MacBird
Música: Wendy Carlos

Os sitúo: Multinacional de la informática, pasan cosas atípicas (o no tanto), el magnate Dillinger se ha forrado a costa de birlarle el trabajo a su mejor programador. El sistema informático (con cara) está tan evolucionado que empieza a pensar por sí mismo, a internarse apocalípticamente en el Pentágono o en el Kremlin (que no son dos bares, por si hay alguno de la LOGSE), a amenzar a su propio jefe (chantajeador chantajeado, eso siempre gusta).

Nosotros, jóvenes y no tan jóvenes, saturados de mundos siderales, tramas complejas, asombrosos efectos especiales y fantasías visuales a la medida de cualquier guión, rodadas con la perfección artística de quien inventa ambientes a su antojo, nosotros, decía, albergamos en nuestro interior a ese pequeño cromagnon que todavía piensa en 8 colores, como el Spectrum. Todos nos dejamos asombrar en su momento por las motos de luz, lo recordemos o no, en alguna sesión de tarde. "Tron", precursora de la animación digital, inventora de un mundo, de un espacio cybernético inverosímil, un guión lleno de costuras y con pocos hilos, es una de esas películas tan malas que son buenas, que como no te atrapan en su ritmo de 48 Ks, te dejan pensar.

La historia, pese a todo, coquetea con desdoblamientos (prefigura "Nivel 13"), con enigmas (wachowskis del mundo...) y se fundamenta en una misión mesiánica, comunal, suicida, dirigiéndose al mismísimo corazón del enemigo, el único camino hacia la salvación (¿el Control Central es Mordor? vaya vaya).
Recordemos además el contexto histórico. Disney se lanza a la piscina con esta odisea computerizada (y fosforescente como pegatina de phoskito) cuando los videojuegos de la época son el Comecocos y el Donkey Kong. Aún faltan 3 años para que aparezca el Tetris, uno sólo para el "Planeta imaginario".

La mascota abstracta y tierna, el bit, su entrañable / no. Los mundos tridimensionales combiandos con los trajes de gomaespuma. La fría camaradería que puede esperarse entre programas, su aguzado sentido del deber y la lealtad, su aspecto humanoide, idéntico a su programador. Todo es la hostia de raro. Y eso es lo que nos pone ¿o no?, ahora y en los ochenta.

3 comentarios:

La empanadilla perdida. dijo...

Con esta peli también surgió la expresión ¿Qué pasa Tron?...
O era ¿Qué pasa Trol? y surgió con Érase una vez la vida...nu sé...

Peibols dijo...

No tengo palabras.
Hace relativamente poco me la pasaron y la vi y efectivamente me recordó al cine Salesianos, a las tardes de domingo... ay! ese Spectrum de cinta! Yo que me enganché al Nonamed!

HombreRevenido dijo...

Empanadilla, Tron (del latín troncus)es un comando del basic. Por lo tanto es muy probable que sí, aunque puede que no.

Peibols, ha sido nombrar las cintas del spectrum y emocionarme entero, que dejabas el juego cargando y te ibas a merendar. Eso nos marcó (fue nuestro Vietnam).