domingo, diciembre 30, 2007

Juega a ser mayor

Me acuerdo de todos los propósitos que hice al empezar el año. No eran malos, incluso la mayoría irán directamente a los del próximo. Evitaré repetir eso de: "el 2008 será mi año", porque los años son demasiado largos o demasiado cortos, y uno no puede apoderarse de ellos del todo. Pasa como con las mujeres. Uno puede decir ese hamster va a ser mío, o esta semana será la mía. Pero no lo intentéis ni con las mujeres ni con los años.

Me pongo meditabundo porque es día 30 y es domingo. No ahondaré en la paradoja de terminar el año en lunes. Me centraré en el día con más urgencias del año, el 30 de diciembre. Montones de propósitos, de asuntos por cerrar antes de que acabe el año, y hala, el día 30 cae en domingo. Así es imposible.

Por lo tanto me dedicaré a trabajar un poquillo, a limpiar mi casa y a limpiar mi espíritu (que es como decir leer, pero leer novelas edificantes, no lo que escriben los bloggers sin gracia que os rodean).
Y esta noche me cenaré el cuaderno de los propósitos (porque ayer no fui a comprar y tengo la nevera vacía), con sal y aceite. De postre turrón del duro, que es bueno para el endurecimiento maxilofacial, y para el endurecimiento del alma.

Nota mental: Mañana se cumplirán 20 años de Sabrina en el "Viva 87". Tampoco hemos cambiado tanto desde entonces ¿no?.
Yo me he acordado hoy, casualmente, del videojuego que hicieron al respecto de su fugaz éxito. Qué gran país el nuestro.

3 comentarios:

Pequeña Silvi dijo...

Me da miedo preguntar...¿alguien sabe de qué iba el videojuego?...

Yo propósitos para el 2008 pocos o ninguno,que nunca los cumplo, lo que sí le voy a dar un pequeño puntapié al 2007, porque ha sido un poco puñetero...

Orleans dijo...

Al igual que pequeña silvi,mando al 2007 a tomar por el mismisimo aneto!Nos ha pasado de tutti futti.
Dirás veinte añitos,no???Sabrina ya tiene nietos,chachoooooo!

HombreRevenido dijo...

Las dos os habéis anticipado un poco al post que iba a poner hoy. Pero bueno, así ya tengo cómplices.

Pequeña Silvi, en el videojueo Sabrina tenía que ir a un estudio de grabación o a no sé queé sitio, tenía para ello que recorrer unas calles trúculas llenas de indeseanbles de los que se desembarazaba con patadas, bolsazos y, sí, tetazos.
Una cosa de locos.

Orleans, ya se me ha olvidado hasta restar. Es acojonante. Ya lo he corregido.
2007-1987= 20