jueves, enero 31, 2008

Singles imperdonables 5

Dentro de las variaciones de portada con chica y piano, esta es la más escandalosa de todas. No voy a traducirla, por decoro.


Veo el piano.
No me quiero imaginar a qué se refieren con lo del órgano.
.

7 comentarios:

Pequeña Silvi dijo...

Eres de mente sucia...

Ana arándanos dijo...

JAJAJAJA, joder qué avispado. Yo no terminaba de ver el problema hasta que leí tu frase aclaratoria... Por cierto, ya peustos, aventuraría que no es la primera vez que le hace a la muchacha una demopstración porque su cara de expectación (a.k.a: dejate ya de pianos y vamos a lo otro) lo dice todo.

Peibols dijo...

Ella tiene el culito en pompidou

la maru dijo...

Te van a censurar el blog por sacar niñas posando para adultos. Haz el favor, que nos quedamos sin entretenimiento en el curro!.

HombreRevenido dijo...

Algo de eso hay, Pequeña Silvi. Pero sólo yo, ¿eh?

Ana, los virtuosos del instrumento llegan a todo tipo de públicos. Ella sabe que hay cosas que no se aprenden en el colegio.

Peibols, tú y yo sabíamos que el pop era un cultivo infinito perversiones, por definición. Pero nunca pensé que llegaran a tanto.

Maru, yo sólo denuncio. Soy un mero amplificador de las aberraciones contemporáneas.
O más bien, soy un mero a secas.

Alberto Colombo dijo...

La escena poco tiene que ver con los Fabulosos Baker Boys

HombreRevenido dijo...

Bastante poco, Alberto. Menos mal, porque si no este señor del piano ya estaría en la cárcel (si no lo está ya).