miércoles, abril 30, 2008

Animales Acojonantes (31) - EL CERNÍCALO


Una pequeña rapaz sobrevuela nuestro campos y de repente se detiene, como un mimo pero en el aire. Observa, escruta y se lanza en picado. Choque seguro, piensa el observador inexperto. Pues no, el resultado es un trofeo de caza: ratón, rana o lo que sea. Así es el cernícalo. Tan pronto detiene su cuerpo como, en acrobacia zen, detiene su sentido común.

La estrategia de reproducción de los machos es impresionar a las hembras. La de las hembras es fingir que las impresionan. El cernícalo, ante la mirada de la cernícala, se lanza a gran velocidad por las autovías del cielo, y en un alarde de cazador consumado le entrega un roedor a la hembra (que unas veces aplaude y otras no, como le da). En ocasiones la cópula ni siquiera puede esperar a dejar la presa en la nevera.


La química ha mermado su entendimiento, y eso se nota a veces. Los productos tóxicos empleados en la agricultura, sumados a otras sustancias que consumen, los vuelven inestables.
Objetivamente, les beneficia el silencio, como nos pasa a la mayoría, pero rara vez lo frecuentan. Pese a todo, los cernícalos son muy sociables; la hembra queda a despotricar con sus muy mejores amigas, la gansa y la pava, mientras el macho se va al fútbol, a hacer el bestia en el fondo sur, con el tigre de bengala y el puerco-skin.

Le gusta:
- Cernir
- Ponerle su nombre a todo con un dymo
- La música de ritmos machacones a todo volumen, como el canto del vencejo, más o menos

No le gusta:
- Que la gente haga doble click sobre ellos para que salga un halcón grande, en vez de la vista en miniatura
- Que pongan los controles a pillar, sobre todo los de alcoholemia
- Los subtítulos
.

11 comentarios:

vap dijo...

porfavor,porfavor, habla algun dia del maravilloso mundo del bucardo...y tambien puedes incluir alguna de tus fantasias sexualees...je,je

Anay dijo...

Uala. Llevaba toda mi vida oyendo a mi madre llamárnoslo y pensando que era familia del jabalí (el cernícalo, no mi madre).
Qué incultura.

HombreRevenido dijo...

VAP, el bucardo tuvo un final dramático que algún día habrá que recordar para que nunca vuelva a suceder.
No creo que mis fantasías sexuales lleguen al nivel alcanzado por el último bucardo, el último ejemplar de su especie.

Anay, tu madre una santa y el cernícalo un ave rapaz en miniatura.
Para eso es la Academia, para enseñar, como una minifalda enciclopédica.

Carburo dijo...

Coña..... que no sabia yo que tu entendias de bichos.. y de bichas...

HombreRevenido dijo...

Carburo, los animalitos donde ven cariño...

Ana arándanos dijo...

Me encanta la foto que abre el post, es de estudio. Se nota.

Me quedo, sin duda, con esta frase que debería estar en el top 10 de frases AA.AA:

"La estrategia de reproducción de los machos es impresionar a las hembras. La de las hembras es fingir que les impresionan"

Me parto. Ah y lo del puerco skin también me ha hecho reir.

HombreRevenido dijo...

Es bueno que te rías, Ana. Es sano. Pero vamos, simplemente son ciencias naturales, zoología, nada del otro mundo.
El cernícalo se empeñó en elegir la foto.

engarde dijo...

Una duda, ¿cuando te dicen "no seas cernícalo", es bueno o es malo?
¿quieren decirte que no intentes impresionar a las hembras o que no vayas al futbol con tus amigos?

HombreRevenido dijo...

Ningún apelativo (por muy positivo que parezca) es bueno o malo de forma absoluta, Engarde.
Si es una descripción tal vez intenten decirte que tratas de impresionar a las hembras de forma infantil o que vas al fútbol a hacer el vándalo. O quizás lo que quieren decirte es que te detienes levitando en el aire con estilo y gallardía, o que impresionas devorando ratones (metafóricos) y otras alimañas dialécticas.

engarde dijo...

En mi caso va a ser lo de levitar en el aire, jajaja

HombreRevenido dijo...

Si no lo puedes "levitar"...