lunes, mayo 12, 2008

Lunes y 12


Antes de nada diré que tengo amigas que hicieron la comunión con un traje más varonil que el que lleva Richart Burton en la foto. Es decir, que todos, sin excepción, tenemos días malos.

El mío, víspera de martes y 13 ha sido jodidillo. Y sin embargo no puedo quejarme, el lunes pasado fue infinitamente peor. Las comparaciones, hasta las más duras, son una pequeña lección (nota mental: que no se me olvide).

A las 4 de la mañana me ha despertado una alarma, casi una alarma de bombardeo, procedente de mi vecino de 90 años. En el silencio nocturno percutía contra mi cerebro, implacable. A las tres horas de martilleo infernal he decidido levantarme de la cama. A nadie le extrañe mi humor de perros.

El resto del día: tensión, trabajo, desesperación, picores, malestar, abulia, consciencia plena de lunes, contricción, lluvia, dolor articular, nariz reseca, neurastenia. Así que mejor.
Para más inri, me he dado cuenta de que, en los post-pre-findesemana, no puse la mejor búsqueda de todas: prostitución en marina d'or. Que yo no sabía que había de eso, mira tú por dónde, pero resulta que salgo en 7º lugar.

En fin, que vuelvo al trabajo con ilusión, que menos mal que nos quedan los podcast, el mes de junio, las cosquillas, los juegos de palabras, las yogurteras, la música popular, el suavizante, los mordiscos en el cuello y las metáforas con brillantina.

Hasta Richard Burton tuvo días regularcillos, y luego se casó, no una sino dos veces, con Elizabeth Taylor.
.

12 comentarios:

Anay dijo...

Madre mía qué tortura. Y estamos a lunes... por mucha semana que quede piensa que no puede ser peor.

Menos mal que siempre nos quedarán las yogurteras (la mía debe de rondar las dos décadas), aunque personalmente me quedo con los mordiscos en el cuello, en el mes que sea.

Carburo dijo...

joder ...es verdad ..mañana Martes y Trece...yo casi me quedo durmiendo...traerme el trabajo a la cama...

HombreRevenido dijo...

Es todo cuestión de tiempo, Anay. Ya es martes y aquí seguimos.
Yo también prefiero los mordiscos en el cuello, mientras no duren más de veinte años, como una yogurtera.

Carburo, sal a la calle, desafía al día aciago, mira al futuro con energía... ya me quedo yo en la cama acurrucao, por si acaso.

Ana arándanos dijo...

Buenos, ya ha pasado el lunes. Ahora es martes y el jueves en san isidro... Ah, que eso es solo en Madrid....

De todos modos yo también trabajo el jueves asi que me solidarizo contigo.

Me ha gustado el artículo de grease y las ingles chasqueantes :D

Dina dijo...

Míralo por el lado positivo... Los lunes son necesarios, son el comienzo de la llegada del próximo finde.

la maru dijo...

Tienes vecinos de 90 años con alarma en casa? Acaso tiene tantas riquezas como para instalar semejante cosa? A qué esperas a presentármelos! Aquí hay negocio, y no tendríamos que preocuparnos por los lunes... Ya negociaremos el porcentaje...jajaja

Wilwarin dijo...

Pues a ver si os llega la tranquilidad y disfrutais del finde. Yo seré la nota discordante, para mí ayer fue uno de los días más felices de mi vida.

HombreRevenido dijo...

Ana, el jueves trabajamos los buenos. Yo para mí mismo, tú para Emilio Aragón (que no sé qué es peor).
Lo de "Grease" en el blog del Cubitos es buenísimo, sí.

Dina, todos los días son consecuencia de los anteriores y prefiguran a los siguiente. En eso son como las personas. Yo miro y miro, busco el lado positivo y, oye, nada, que no lo encuentro.

La alarma no era antirrobo, Maru, ya lo siento. Era más bien como un radio-despertador infernal de 120 decibelios.
Crispa un poco que te despierten así a las 4 de la mañana y sin un segundo de descanso tengas que levantarte, desayunar, ducharte e irte a trabajar para poder librarte.

Wilwarin, lo celebro. Debe de ser cosa del equilibrio universal, el oleaje de la felicidad, la suerte, el descanso, la alegría son a veces vasos comunicantes con la desdicha, el estrés y la amargura.

cardo dijo...

aaaaayyyyyy el suavizante....que recuerdos vienen a mi memoria...yo tuve un finde sensacional por cierto

HombreRevenido dijo...

Oye, Cardo, a refocilarte de tu finde a otra parte ¿eh?
Siempre has tenido alma de mimosín (diabólico).

Spanish Johnny dijo...

Ostras! El traje es de exposición, pero el peinado que lleva es igual igual que el que llevaba Mary Oleson, la niña mala de la casa de la pradera. Si es que alguien más aparte de mi recuerda esa serie...

HombreRevenido dijo...

Fíjate, Spanish Johnny, el estropicio parecía irremediable y el bueno de Richarbarton salió adelante.

Yo recuerdo vagamente la serie, jodo, menudo melodrama.