jueves, junio 26, 2008

Paz


Tostando mi culo de mono al sol. En playas de ciencia ficción, de azules y rosas imposibles, con un cielo que se puede masticar con los ojos.

En un par de días estoy con vosotros. De momento no.
.

9 comentarios:

Duende dijo...

Ponte crema que luego te pones... difruta...

Serjuzu dijo...

Que envidia, bribón... esas playas estan algo más lejos que Cuarte, ¿verdad?

Anay dijo...

La paz no está en el interior, la paz está en las costas.

¡Tranquilo, que te hago el relevo!

Pistols dijo...

Pues paz no si hay en la playa, porque no he estado y me queda....pero en el interior hay y mucha, porque esta este calor que impide cualquier confrontacion, pues antes de empezarla ya se diluye.

Dina dijo...

Disfrutalo, monito... aqui estaremos esperándote.

visionaria dijo...

wenas,,no me conoces. Me pasaba y he visto tu blog..la verdad es que me reido un rato. una duda¿ eres filósofo,? osea de averdad, si tienes la carrera, contstame xfa a mi blog.

weno deduzo por la información que procesan mis ojos en colaboración con mi cerbro que estas de vacaciones en una de esas playas paradisíacas. pues pasatelo bienn!! y cuidado con las sirenas,,que hay muxa pescadilla suelta.

xdxd xauu

Pequeña Silvi dijo...

Cuida no te pongas como un mandril...

Orleans dijo...

Me he muerto con tus imágenes,de verdad.El mar es una de mis debilidades.Por favor,que costas mas orgásmicas...entre percebes y almejas debes de estar en la gloria,eh?El mar proporciona un amplio abanico de posibilidades.

HombreRevenido dijo...

Me protegí de forma óptima, Duende, casi exagerada. Nada de quemazos, nunca más.

Más lejos, Serjuzu, pero a la vuelta de la esquina, no he tenido ni que cambiar de continente.

Anay, La Paz está en Bolivia.
Suerte en el relevo, ¡a disfrutar!

Pistols, el calor evita la confrontación, favorece la desnudez y dificulta los movimientos. Sí, es lo más parecido a la paz que existe.

Dina, ya me tocaba.
Ya he vuelto, se acabó la espera.

Visionaria, te contestaré en tu blog, encantado.
No soy filósofo profesional, pero no lo descarto, de momento. La verdad es que no sabía ni que existía una carrera de eso, así que difícilmente he podido estudiarla.

Pequeña Silvi, todo está en perfectas condiciones, no ha habido rojeces ni desgracias.
Este mono sigue siendo un chimpané con pedigrí.

Orleans, ha sido un bálsamo de relax y tranquilidad, sol, arena, rocas, sal, acantilados, largos paseos, reflexiones profundas y extraprofundas, una maravilla.