lunes, octubre 13, 2008

Avaricia (2)

El escritor de microrrelatos se llevó un enorme disgusto al saber que por la noche, mientras dormía, le habían desvalijado sus mejores frases.

Tampoco le ayudó demasiado su editor al recordarle que siempre le había advertido del peligro de dejar los finales abiertos. Sobre todo habiendo por el mundo tanto pronombre canalla y posesivo.
.

4 comentarios:

Agatha Blue* dijo...

... Tengo una buena noticia en mi Blog.

Besitos.

Agatha Blue*

HombreRevenido dijo...

Por fin alguien da una buena noticia, Agatha.

Ana arándanos dijo...

Es lo malo del creative commons...

HombreRevenido dijo...

Sí, Ana, por ejemplo las palabras, que no hace falta que nadie las robe, que a lo mejor te dejas la boca abierta y se escapan ellas solas.