martes, octubre 07, 2008

Inocuación (álgebra vital)


Hoy iba a retomar (sin éxito) aquella costumbre del martes y el cineclub, que me apetece volver a jugar a las películas y, sobre todo, llegar a las 100. La única razón del conocimiento es alcanzar cifras redondas. Por ejemplo, este es el post 820.

820, fecha del alumbramiento del álgebra por parte del eminente matemático persa Abu Abdallah Muḥammad ibn Mūsā al-Jwārizmī (أبو عبد الله محمد بن موسى الخوارزمي ابو جعفر).
¿Y que es la vida más que una gran inecuación? ¿y qué me aguarda en el final de este día que no sea otra incógnita?.

Si uno se levanta a las 6:30 (dejé de ponerme el despertador a horas absurdas como las 6:32 o las 6:29 porque no me sentaba bien) no deja de estar metido hasta las cejas en un problema. Y tengo comprobado que hay una forma infalible de empezar a resolverlo (después de la ducha y el café): la música.

La música es el velcro del alma.

Me la despego un momento antes de dormir. Que mañana la necesito.
Sufren más los que no luchan, me digo cada día.
Quizás no sufren, y quizás tampoco descansan, observando todo desde la distancia, sensibles, exiliados, temblando, colgaos, como mis huevos.
.

5 comentarios:

pobre pero honrado dijo...

Yo también necesito la música para luchar. Me da un punto de inconsciencia, poniéndome en la piel del que quiero ser, sin los miedos del que seguramente soy.

Un abrazo.

Alberto Colombo dijo...

Que buena esa frase sobre que la musica es el velcro del alma...je


Yo ni bien me despierto quiero que la realidad me despeje todo rastro de sueño y entonces pongo las noticias de la 1

HombreRevenido dijo...

Pobre pero honrado, el mundo es tan raro que hasta puede ser que esa inconsciencia sea la auténtica consciencia, y la música nos ayude poniéndonos del revés, como un calcetín.

Alberto, seguro que a esas horas hay dibujos animados en algún canal, ¿por qué las noticias? ¿no es suficiente drama levantarse de la cama?

Ender Muab'Dib dijo...

Yo también sería incapaz de vivir sin música. Es lo primero que hago cuando enciendo el ordenador (que es lo primero que hago cada mañana), y en lo primero que pienso cuando me voy a un sitio donde no lo tenga.

Respecto a los despertadores... yo soy al revés que tú antes, casi nunca pongo las alarmas a una hora que no sea múltiplo de cinco. Aunque como generalmente tengo alarma del móvil y del despertador, y llevan dos o tres minútos de diferencia, nunca es posible despertarse a la hora en punto de los dos xD. Y luego la alarma de repetición del móvil cada siete minutos...

HombreRevenido dijo...

Ender, yo descreí hace tiempo de los despertadores a horas no redondas. Y la repetición de la alarma cada 5 minutos, como un hombre de bien.

Y me suelo poner música en el tono de la alarma. Pero la tengo que cambiar cada poco tiempo porque la aborrezco hasta el odio, en plan perro de paulov.