lunes, octubre 06, 2008

Otra ganadora en la rifa quincenal

El jurado inapelable, compuesto por un eminente equipo de 3 monos: el Sr. Verde, la Srta. Naranja y el Sr. Amarillo, han deliberado todo el fin de semana y han encontrado un ganador al Concurso de Microrrelato Animal con el tema de la Ira.


Ira

Cómo se atrevían. A reírse, a bailar, a gritar, a follar… Debajo de sus narices. Con un ritmo infame que le golpeaba las sienes y el alma con certera precisión.
Se hubiera dado de cabezazos contra la pared, pero el infierno y la tentación vivían abajo. Y pataleaba hasta quedar exhausta. Y lloraba hasta que le faltaba el aire y sólo le quedaban dientes para rechinar.
Ella, que había reinado en tablaos del mundo entero.
Olvidada.
Ignorada.
Cómo se atrevían.


Kaktus


Con las diferencias típicas de un jurado crítico (en estado crítico más bien), con reflexiones en grupo, individuales, reflexiones de piernas, se ha otorgado el premio de forma unánime y colegiada:

  • Por haber recreado el personaje peculiar de la diva trastornada, en un ejercicio de imaginación que sobrepasa las bromas locales y alcanza el arquetipo universal.
  • Por mostrar esa rabia latente en todos nosotros, la que va del pataleo infantil a la autodestrucción, la ira sin canalizar, sin objetivo.
  • Por el ritmo y el tiempo de la narración.
Por todo ello se le concede el premio del segundo concurso, el misterioso regalo sorpresa. Sirva este reconocimiento individual como recordatorio a todos los relatos presentados, el auténtico éxito colectivo de este certamen. Da gusto ver al jurado sufrir para dar con un vencedor.

No desfallezcáis y preparaos para el próximo concurso, afilad vuestra ironía, vuestra capacidad de síntesis y vuestra inclinación genética al pecado.
Esta tarde el nuevo concurso y el nuevo tema.

Para votar el Premio Especial del Público tenéis tiempo hasta el próximo jueves. La urna la tenéis en el Blog del Concurso.
.

12 comentarios:

Ana arándanos dijo...

Enhorabuena! Mereces el premio, una buena idea estupendamente escrita ;)

HombreRevenido dijo...

Bien, Ana, así me gusta, conteniendo tu ira. Te espero de nuevo en el próximo pecado, dándolo todo.

kaktus dijo...

Sin palabras he quedado. No soy digna de este honor, pero una palabra tuya... huy, no, que me lío.

Eso, que gracias.

kaktus dijo...

Y que espero mi premio sorpresa. Con ansia.

Pequeña Silvi dijo...

¿de dónde os sacáis que la flamenca del cubitos es una diva trastornada?

Pequeña Silvi dijo...

Por cierto, enhorabuena, kaktus!!

la maru dijo...

Enhorabuena Kactus, estás que te sales!
(Entre tú y yo, si el premio lo puedes recoger en metálico mejor, y acuerdate de las amigas que aún te hablan, jajajaja)

HombreRevenido dijo...

Kaktus, eres digna como una mairalesa, no digas que no.
El premio llegará, paciencia.

Pequeña Silvi, ¿hay una flamenca en el Cubitos? ¡no jodas!

Maru, mira que 10.000 euros en metálico pesan mucho ¿eh?

Pistols dijo...

Enhorabuena!!!!, la genialidad que has creado se lo merecía.

La empanadilla perdida. dijo...

Enhorabuena Kaktus!
Una microhistoria evocadora.

HombreRevenido dijo...

Pistols, a seguir luchando por los 5 pecados que quedan.

Empanadilla, a por el doblete, que no se diga que sólo dominas la pereza, jeje.

Lupus dijo...

Felicidades Kaktus, me recordó a una novia.
Si al final puedes elegir la forma de cobro no lo hagas en metálico, seguro que a HR le viene mejor en especie (la simia, se entiende).