jueves, octubre 09, 2008

Revuelta (cama, habitación, cabeza...)


Me corro e inmediatamente brota una carcajada.
Me río de la crisis, del agotamiento, de las traiciones chamuscadas, de las frías mañanas, de mi cuenta bancaria bulímica.


Es el cosquilleo del murmullo del relente vespertino en el temblor del barullo atribulado de la tempestad tormentosa de la inconsciencia en la sima irrelev...

En otras palabras:
Es mi ternura gruñona. Tu piel de gallina.
Mi transistor a pilas. Tu sintonia de gemidos.
Mi sangre del tiempo. Tus dislexias.
Mi leche caliente. Tus ojos de eucalipto.
Mi bunker de algodon. Tu crucigrama.
Mi medio milímetro de seguridad. Tu fagocitosis.
Mi cuento improvisado junto a la chimenea. Tu orden de alejamiento.



Fino humorista el universo.
.

6 comentarios:

pitufa dijo...

madre mia que erotico todo!!!

la maru dijo...

De muy buen gusto, sí señor. Me ha encantado.

Laurel dijo...

yo por estas cosas, le perdono todo al universo...

HombreRevenido dijo...

Pitufa, ¿erótico? ¿por? yo hablaba de interiorismo... a saber qué has entendido tú.

Maru, gracias por lo de señor. Y por lo del buen gusto. También me encanta a mí.

Laurel, hasta las bromas macabras del destino.
Al universo: "Ego te absorvo", así se dice ¿no?

Orleans dijo...

Eso de ojos de eucalipto es delicioso!y bueno,eso de fagocitar y tal puedo interpretarlo como sucker u otro concepto más circunvolucioso?

HombreRevenido dijo...

Lo de fagocitar, Orleans, es una metáfora para que la interpretes libremente en tu imaginación. Desde la interpretación más obvia del abrazo colosal, a otras formas de alimentación celular. Tú misma.