lunes, enero 25, 2010

Pastoral


En esta Academia (que ya es casi seminario), desde siempre hemos respetado todas las creencias y descreencias religiosas, vaya eso por delante. Cierto que alguna vez interpretamos la Biblia a nuestra manera, nos burlamos de éste y del otro, utilizamos metáforas blasfemas, usamos el Corán para envolver el pescado y nos reímos cuando aquel hare krishna tropezó y se cayó a la piscina. Pero no hay maldad, lo juro por lo más sagrado.
También nos metemos con los ateos, que se emboscan tras las esquinas y miran con desdén las procesiones diciendo: míralos, son creyentes. Sin pararse a pensar que ellos también lo son.

Se nos puede reprochar que nos metemos más con Jesús que con Mahoma. También puede ser, quizás porque es un personaje más completo o quizás porque Shalman Rashdie dijo que al Profeta le olía el aliento a chorizo y todavía vive escondido, con el temor de que en cualquier momento salga de la cisterna del baño un sarraceno enano con una cimitarra y le de lo contrario al Premio Nobel. Somos prudentes, aunque no lo parezca.
Y además, qué narices, nosotros somos agnósticos (que es una enfermedad por la que estás rascando todo el día, muy típica de los monos) y ya que nos ponemos a bromear sobre alguna religión que sea sobre el cristianismo que es la única verdadera.

El caso es que lo que no vemos correcto es que haya tanta desigualdad. Los agnósticos somos muchos pero tenemos esa condena eterna del picor. Los católicos son un montón y eso tampoco es justo. De cara a cualquier tipo de cruzada religiosa lo lógico sería que todos partieran con los mismos efectivos, como en el parchís.
Por esto mismo, por su labor al frente del obispero osceno, por haber conseguido abochornarnos a todos, por haber dado cosica a los católicos, la Academia de Chimpancés despide con un caluroso aplauso a monseñor Jesús Sanz Montes. Gracias por haber dado una segunda oportunidad de elegir a los miembros de la comunidad. Ni la peste bubónica hizo tanta mella.
Esperemos que en su futura labor de Arzobispo de Oviedo consiga más reconocimiento del pueblo (porque menos lo veo jodido).
.

16 comentarios:

Dina dijo...

A ver que yo me enteré ¡¿¡¿se pira el obispo?!?!?!

HombreRevenido dijo...

Así es, Dina. Creo que es un ascenso, por su incansable labor a favor y en contra del demonio.

margin dijo...

Gracias, Sr. Obispo ... por marcharse. Creo que hasta los católicos estaban hasta el moño de sus ideas tan retrógradas (sirva como ejemplo que te acercaba la mano para que se la besaras). No me extraña que lo hayan ascendido.
Personalmente pienso como el gitano aquel que oyendo "Vivas" a la Guardia Civil pensaba: "Que viva, pero bien lejos"

ojal-a dijo...

Pues eso... que se vaya con viento fresco. Y por favor que no traigan ninguno. Total para meter "cizaña" nos valemos nosotros solitos ¿no?.
A la paz de dios (con minúscula).
a.

Anónimo dijo...

jajajajaja
Yo qué mantenía que si este elemento se quedaba un par de añitos más por aquí nos convertíamos en la provincia con más apostatas y empezábamos a quemar los palacetes del obispo.

Dios lo tenga en su gloria, en Oviedo, y esperemos que no le dejen hablar mucho, o mis ideas se cambiarán de provincia y para una vez que iban a hablar bien de nosotros en los periódicos...

Nana Nicotina dijo...

Pobre Salman Rushdie; pero si en los versos satánicos no dice nada tan blasfemo. Bueno, al menos no desde mi punto de vista. Hubiera entendido un ¡de qué vas, cabronazo!, pero ¿la fatwa? Joder.
Éste se lo tenía más merecido, sin duda.

José dijo...

Arzobispo, qué ilu. El Arzobispo de Arzoviedo. Mola.

Ra dijo...

¿Y nadie le escupió en la mano mientras tuvo oportunidad?

karlos dijo...

que dios le ilumine tal y como ilumina el sol cuando desaparecen las nubes.

HombreRevenido dijo...

Margin, así es. Que lo hagan arzobispo, Papa o Santa Claus, pero que no vuelva.

Ojal-a, yo no niego que me haría ilusión el cargo de obispo. El disgusto que se llevaría mi madre...

Anónimo/a, nunca sabremos si fue una desgracia o una bendición. Desgracia por rancio, bendición por espantafeligreses.
Dos años más de apostolado y todos budistas.

Nana Nicotina, es lo que tiene el islam, que no aguantan una broma.
Yo al ex-obispo osceno alguna santa colleja sí que le daba.

José, a mí me tenía hartobispo.

Ra, yo no tuve oportunidad, así que no sé qué hubiera hecho.
De todos modos está feo escupir, si no es con cariño. Mejor un mordisco de zarigüeya que se le queden los colmillos marcados, en plan vampiro.

Eso Karlos, el caso es que tengamos buen tiempo...

Ra dijo...

Sí, mucho más sutil :)

HombreRevenido dijo...

Se puede ser civilizado y apóstata, Ra.
Aunque a lo mejor no se puede el 100% del tiempo.

Anónimo dijo...

Estoy muy desvinculada de Huesca, sólo recuerdo a Osés y ya es mucho por que el tema jerarquía eclesiástica me fastidia. Sin embargo Osés daba muy buen rollo (tuve poco contacto con él pero creo que se le veía la buena pasta a la legua). En Huesca creo que, merecidamente, se le echa de menos.
Podéis darme unas pinceladas de Jesús Sanz Montes?

HombreRevenido dijo...

Anónima, vaya por delante que yo no me siento católico. Creo que Javier Osés era una figura respetada en la ciudad por todo el mundo, era humilde, cercano, trabajador. Era alguien que inspiraba confianza.

A Jesús Sanz Montes, desde mi punto de vista, se le veía como a un radical, tirando a autoritario. No se ganó a la gente, seguramente no ha habido nadie que vaciara tanto las iglesias. Y además, se metía en camisas de once varas con sus referencias a asuntos políticos que ni le iban ni le venían.
Tendrá sus adeptos, seguro (temo que no lean este blog y no salgan aquí a defenderle, es una pena), lo que pasa es que la mayoría espera un obispo con intención de calar hondo en la sociedad, de quedarse y ser una figura cercana y reconocible. En Jesús Sanz Montes yo veía, principalmente, ganas de hacerse notar y medrar en la jerarquía. No le echarán de menos.

Guillermo dijo...

Anónima:
En cuanto a eso de meterse en polítiqueos que menciona el profesor, puedes hacerte una idea revisando esta carta pastoral. Fue publicada cerca de las elecciones autonómicas y municipales de mayo de 2007 y no pretendía condicionar el voto de nadie, no, qué va...

HombreRevenido dijo...

Guillermo, buen capotazo.
Por sus frutos les conoceréis (Mt 7, 16)