jueves, abril 28, 2011

Me gusta el ¡ummm!

Va, una ráfaga de post antes del finde.
No puedo empezar con otro tema que no sea este:



Decíamos el otro día que se nos venía encima el fin del mundo. Y he de decir que estoy viendo las señales y me empiezo a acojonar un poco.

En el facebook de la Academia tuve que definirlo como "el vídeo con el que se acabó internet". Después de esto no hay nada, sólo un abismo insondable, como en los mapas antiguos.

Varios comentarios:
1. La vergüenza ajena es mucho menos poderosa que la alegría y felicidad que me produce ver a la gente que baila como le sale de los huevos (vodka y estupefacientes a parte).

2. El hombre-croqueta es sublime.

3. Lo rural es el nuevo "new age"

4. Un bigote da prestancia. Siempre.

5. El Papichulo es universal.


Arriba arriba arriba, otra vez.
.

5 comentarios:

Espartaco dijo...

No, no, fueron unas setas el pasado otoño no pienses mal

HombreRevenido dijo...

Me lo creo, Espartaco. Hay setas muy indigestas, sí.
A lo mejor no vas desencaminado.

HombreRevenido dijo...

Rudo Curtir, ¿cuándo te hemos dado aquí gato por liebre?.

Ese vídeo es descomunal. Disfrútalo como se merece.

Ra dijo...

Una cosa, Reve... no distingo si el hombre-croqueta es un arquetipo o alguno de ellos en concreto.

HombreRevenido dijo...

Ra, te respondo rápidamente. Esta me la sé.

Por hombre-croqueta me refiero a uno de los miembros del grupo. Exactamente al más pequeño, el que se lanza a rodar por el suelo.

Aún diría más. A partir de ahora ese señor será mi arquetipo de hombre-croqueta.