jueves, agosto 04, 2011

Falsos amigos


Pensando en el Facebook y otras redes sociales me acordé de los falsos amigos.

Los falsos amigos (además de lo que estáis pensando todos) son términos que se escriben o pronuncian similarmente igual en dos idiomas, pero que en realidad significan cosas distintas. Es como cuando vas al restaurante, te sirven y te pegas un quemazo tremendo con el plato, que sí, que a simple vista estaba a temperatura normal, pero realmente estaba ardiendo. Del mismo modo, los falsos amigos traicionan a los que se confían y se empeñan en traducir al bulto.

Por eso un "avocado" inglés no es un "abogado" español, qué va, es un aguacate. Probad a echarle trocitos de abogado a una ensalada y ya veréis que no es lo mismo.
Y si has perdido el "juice" no te asustes, no has perdido el juicio, solamente has perdido el zumo.
Por lo mismo, si paseáis por las calles de Londres, os daréis cuenta de que esa persona con "influenza" no es nada influyente, simplemente tiene la gripe. Pero nadie dirá que está "constipated", porque eso no significa "constipado", como cualquier chimpancé de bien pensaría, no, significa estreñido.


Si vas a un restaurante de París, ojeas la carta y pides "gamba", te darán langostino. Si pides "langoustine" te darán cigala. Y si pides "cigale" te darán cigarra, el bicho (que es mucho peor).

Un "autista" italiano es un chófer.
En Portugal, un "bolo" es un pastel, y un "botequim" no es un botiquín, aunque también sirve para curar las cicatrices del alma, es una taberna.
En Alemania te apuntas al "gymnasium" y resulta que has vuelto al instituto.


En inglés, un "bigot" no es un señor con bigote, es un intolerante (que tampoco es incompatible). Por eso debemos aprender que ese método de quitarle la última letra a la palabra no siempre sirve: "cabin" no es cabina, es cabaña; "carpet" no es carpeta, es alfombra; el "dessert" no es el desierto sino el postre; y un "coroner" no es un coronel, es el forense.
Algunas veces, como "billion", la palabra significa "billón", pero el truco está en que son dos medidas diferentes, Un 1 y 9 ceros para el anglosajón, un 1 y 12 ceros para el payo.

En ocasiones la versión inglesa se ha impuesto a la versión española. La palabra "bizarre", raro, extraño, grotesco, no significa "valiente" como el término castellano "bizarro". Sin embargo el significado inglés se ha merendado al español. Cosas del internette.


El polaco también tiene sus dificultades: "droga" significa camino, una "kosa" es una guadaña y una "kurva" es una prostituta. Por lo tanto: "la prostituta de la guadaña venía por el camino" sería "la kurva de la kosa venía por la droga". Así de fácil.
En el idioma livorno "seis" significa siete y en latín "nimius" no significa nimio, significa lo contrario: enorme.

¿Pensabais que los idiomas eran vuestros amigos? Pues no. Olvidaos de esa idea, por mucho que luego os saluden y os inviten a una caña o al Google +.
.

10 comentarios:

Vincent Vega dijo...

Es cierto, los idiomas son nuestro peor enemigo, sobre todo porque también hay que tener en cuenta la pronunciación. En castellano la "v" no tiene sonido vibratorio como en casi el resto de idiomas.
Y recuerdo muy bien, en clase de francés en el instituto, cuando el lector empezó a reirse cuando se dijo "bite", en lugar de "vite". Al rato nos explicó, que entendía lo que se había dicho, pero que cuando decíamos "bite" nos referíamos al órgano masculino, y no a rápido o deprisa.
A partir de ahí si le vimos la gracia al asunto.

AM Editorial dijo...

Jajaja... Imagínate la cara de una persona polaca en el metro de Madrid, hablando -en inglés- que oye: "Próxima estación en curva, tengan cuidado blabla".

Te prometo que me estuve riendo tres estaciones más.

:)

HombreRevenido dijo...

Vincent Vega, el demonio está en la pronunciación. Por eso idiomas raros y por eso lo de la "b" y la "v".

AM Editorial, debió de pensar: "vaya, qué avanzados en Madrid, no me extraña que venga el Papa".
Es jodido ser polaco.

hemithecomix dijo...

Al vivir en la costa durante toda mi vida, no me es extraño el idioma extranjero, si es un ingles se le habla a gritos y si es Alemán, gritando aun más. Y si no quieres fallar, no digas nada, deja que hablen y gesticulen un rato y a la que paren a tomar aire les indicas el bar mas cercano y acertaras.

Nancy Botwin dijo...

Academia de verano con un tinto de idem y fumando lo de siempre:

Se me traba la lengua.
Sorry.
Sin traslación, diminutivo ni raposa.

Titoh666 dijo...

No olvidaré aquel gag de gomaespuma...
Libro = book
libra = pound
Entonces el chico le pregunta a la chica que esta trabajando..
¿a que hora libras? What time you pound?
Libro a las 7. I book at seven jejejeje
De "Curso en inglés con gomaespuminglish"

Patito dijo...

Pero dentro del español también hay sus problemitas y me pasaron a mi cuando empecé con esto de los blogs. En Argentina coger es tener sexo aquí coger es agarrar. Aquí cachar es tener sexo (pero de forma vulgar) en México cachar es agarrar. Aquí "agarrar" es una relación pasajera, un choque y fuga. En España hay palabras que se usan de distinta manera y por ejemplo cuando se saludan o despiden diciendo potito yo no entiendo nada. "Caracola" tampoco la entiendo y cuando dices culo pues aquí es una grosería nosotros decimos poto o de manera coloquial trasero pero culo no. Y así infinidad, algunas ya me las conozco como curro pero otras todavía las estoy descifrando. Un abrazo.

HombreRevenido dijo...

Hemithecomix, eso de hablarle a gritos a los extranjeros siempre funciona. Si no te entienden ya es un problema de ellos. Pero, por si acaso, sólo hay que hablar más despacio y gritar más.
Lo del bar también es una buena opción. El ser humano, sea de donde sea, siempre entiende el idioma universal del bar.

Nancy Botwin, eso que fumas parece bueno.
No está de más que repaséis en verano conceptos básicos de lengua.

Tito666, los cursos de inglés de Gomaespuma fueron un referente generacional. Yo me partía también.

Patito, buena visión del tema. También dentro del español hay palabrejas. Nosotros en la Academia soltamos de vez en cuando alguna. Normal que sea difícil entenderse de costa a costa del Atlántico, cuando incluso dentro de España ya es complicado (lo dice un aragonés que sabe que de vez en cuando suelta palabrejas que sólo se dicen en mi pueblo).

Lo del verbo "coger" es genial. "Coger el taxi" o "recoger" son celebrados con risillas por los argentinos.
Y ni te cuento con la playa de San Sebastián, "la concha".

Nancy Botwin dijo...

Ni se imagina lo que me costó (¿con tilde, profe?) leer su entrada. Pero una es aplicada, especialmente para repasar lengua.

Desparasitándome.
Ensoñándome en el recreo.

HombreRevenido dijo...

Nancy Botwin, era un post largo pero con fotos.
Se agredece el esfuerzo. Mezclar la vacación con las clases diarias de la Academia es una heroicidad.