lunes, noviembre 07, 2011

En pieza


Hay lunes felices: cuando hay puente,  cuando cobras, cuando te dan las vacaciones...
Hay lunes cuesta arriba, como hoy. Ni puente, ni cobro, ni vacaciones. Sencillamente: sedimentos de resaca, melancolía y ganas de trabajar (yo también estoy asombrado).

Esta noche, Alfredo y Mariano, Mariano y Alfredo, interpretarán su versión particular de "Esperando a Godot". Si hoy tampoco llego a chupármela, terminada la temporada de aquelarres, me resignaré, pediré una pizza y me sentaré frente a la tele sin volumen, a hacer sofisticados chistes por whatsapp del bigotazo de Campo Vidal.

Ha llegado el frío. Winter is coming. Menos mal que tengo toda la fe depositada en esta semana. Y si no en la siguiente. Alguna de estas próximas semanas será grandiosa. Habrá empezado con un lunes tranquilo, frío, meditabundo. Todas las semanas, las buenas y las malas, empiezan igual.
.

5 comentarios:

AM Editorial dijo...

Yo empezaba animada... pensando en que mañana libro (ya vine el sábado por la mañana) y el miércoles aquí es fiesta. Tenía mil asuntillos que iba a resolver de buena gana. Ni siquiera el que pincharan una rueda de mi coche con un clavo, justo después de sacarlo del taller tras el intento de robo, me había molestado...

Pero... siempre hay quien tiene que tocar la moral hasta que saltas.

Quiero un trocito de pizza... :/

Cardo dijo...

Yo este lunes lo he empezado sin luz (real no metafórico).
9horas después Pepe Gotera y Otilio me han hecho un arreglo en la acometida, (toma palabra que he aprendido hoy). Es una señal que todo va a ir a mejor (sobre todo a partir del viernes).

HombreRevenido dijo...

AM Editorial, la frase "mañana libro" suena a algo habitual en una editorial ¿no?.

Después de este gag lamentable, te contesto. Piensa que la mejor semana del mundo puede empezar con algún problemilla. La épica es tu aliada.

Cardo, todo mejora los viernes. Esa perspectiva hace que mejoren todos los demás días.
Recupera la luz. Hágase la luz.

Nancy Botwin dijo...

Supongo que con "chupármela" se refiere -inequívocamente- a la versión teatral (audiovisual por extensión).

Hágale el quiebro al calendario. Por aquí las semanas empiezan cuando quieren.

HombreRevenido dijo...

Nancy Botwin, el calendario, tan ordenado, tan impar, es nuestra única conexión con la realidad. De momento nos aferramos a él, supersticiosos.

Claro que me refiero a la versión teatral. Un clásico. A ratos tragedia, a ratos comedia.