martes, noviembre 15, 2011

Ya te lo decía yo...

Puntos de vista.
Clic para ampliar

Todo cambia si le aplicamos una perspectiva diferente.
Porque a veces en la vida a uno le parece una cosa y a otro le parece otra.
Es decir, a uno le parece YES y al otro NO.


Lo sabemos tú y yo. Lo sabe hasta ese memo colosal que te ha sacado de quicio hoy. Nadie tiene la verdad absoluta, nadie es completamente malo o completamente bueno... lo sabemos y caemos en la trampa una y otra vez.

No pasaría nada si los simios (y por extensión, los humanos) fuéramos capaces de vencer al más peligroso de todos los deseos. ¿Cuál es ese? El deseo de tener razón.
No suele confesarse (de hecho a mí no me pasa, que me registren, yo no, a mí nunca, qué va, eso vosotros a lo mejor). El deseo de tener razón está alojado en una zona agria de las entrañas que no se la comerán ni los gusanos.
El señor que profetiza el apocalipsis, a pesar de que el mundo continúe y cualquier cosa sea mejor que una lluvia de fuego y azufre, siente la desilusión paralizante de no tener razón.
El mismo señor (cenizo de muestra) siente una alegría sorda al enterarse de que su mujer le ha puesto los cuernos con todos los Papas desde Pío XII, que ninguno de sus hijos son suyos. Es un drama, sí, pero él tenía razón al sospechar.

Tal vez si nos olvidamos de los males (que casualmente nunca son culpa nuestra) y empezamos a creer que el futuro será brillante, exitoso y más justo... nos empeñemos de verdad en lograrlo.
Aunque sólo sea por tener razón.
.

11 comentarios:

Nancy Botwin dijo...

[El chiste]
Un hombre va al quiosco y le dice al quiosquero:
- Buenos días, ¿me da La Razón?
Y el quiosquero responde:
- Sí, como a los tontos.

[The comment]
Asumir la responsabilidad (culpa suena a cielos celestiales vs. infiernos infernales): he ahí la clave. Y entender que la realidad, de una u otra forma, siempre es interpretable.

Servidora hace lo que puede. Aunque sólo sea un intento.

hemithecomix dijo...

Pos nostoy de acuerdo el yes es SI y el no NO no es cuestión de perspectivas si lo sabré yo....Cuando tengo razón la tengo y yasta y no me alegro de tener siempre razón, bueno si, pero lo disimulo...
(Intenta ser la ironía de lo absurdo de quien refuta verdades absolutas como la perspectiva o la razón individual ).

Añado al chiste de Nancy Botwin otro también en clave juego de palabras.

Después de tomar el café pregunta al camarero:
-¿Que le doy?
Y el camarero responde:
-Pena.

Lili dijo...

HombreRevenido, ¿y que tiene ese deseo que nos lleva a querer que pase lo malo que profetizamos, con tal de satisfacerlo? Yo no, por supuesto, pero sólo porque siempre llevo razón:)
Un beso enorme!

HombreRevenido dijo...

Nancy Botwin, el chiste es malévolo pero es bueno, jeje.
"Asumir la responsabilidad", tú hablas de cosas que tendrían que ser normales y cotidianas, pero yo veo el enorme abismo que nos separa de esa normalidad.
Seguiremos intentándolo.

Hemithecomix, la pena es abundante y gratuita, por eso la regalan los camareros.
No tienes razón en nada. Nunca. Jamás. Imposible. Te lo digo con la máxima humildad, porque yo sé cómo es la cosa.

Lili, en esa pregunta estamos, dando vueltas como un helicóptero en vuelo de reconocimiento, sin atrevernos a aterrizar, a afrontarla de verdad, por miedo a esa oscura parte de nuestro pensamiento que allí se oculta.
(Y eso que a mí tampoco me pasa)

Patito dijo...

Este post me hace pensar en dos cosas.
Primera: Mis hijos son pequeñitos pero se enfrentan entere sí en discusiones sin sentido porque quieren tener la razón O sea es algo innato o instintivo.

Segundo: El poder de la palabra o el libro ese que fue un boom en su momento "El secreto" que viene a ser lo mismo: El poder de la palabra "Yo digo y como lo digo se debe hacer". (Sea bueno o malo para mi)

No dijo...

Eres el simio más sabio que conozco, Hombrerevenido.

Besi

HombreRevenido dijo...

Patito, hay algo innato, sin duda.
No sé si se hace lo que deseamos o se acaba deseando lo que pasa. Habría que pensarlo detenidamente.

No, seguro que no conoces a muchos (o has tenido mala suerte con los simios).

AM Editorial dijo...

Muy bueno... pero ya sabes que yo siempre le tengo que dar más vueltas.

¿Por qué la gente se empeña en mostrarte lo malo de los demás para que veas que lo suyo es no-tan-malo? ¿Por qué no, sencillamente, te enseñan lo que hay de bueno en ellos, lo que ofrecen, para que así les des la razón?

Un abrazo y te tweeteo.

HombreRevenido dijo...

AM Editorial, cuando Borges criticaba la novela existencialista lo hacía diciendo que era inmoral, porque incidía en la flaquezas y debilidades de las personas y no en sus capacidades.

A lo mejor deberíamos hacerle caso y empeñarnos en mostrar nuestras capacidades por encima de las debilidades de los demás. Otro gallo nos cantaría.

Rudo Curtir dijo...

A saber para qué querría ese degenerado la mierda del perro. Seguro que se embadurna con ella mientras se masturba.

HombreRevenido dijo...

Rudo Curtir, de todo hay. A ese señor no se le ve cara de ser trigo limpio.
Haces bien en tener tus sospechas, como el perro (que le conoce mejor que nadie).