jueves, febrero 16, 2012

Animales Acojonantes (54) - LA PANTERA NEGRA


La pantera negra es una variación oscura del leopardo o, como dice ella, el leopardo es una pantera clara. Las panteras rosas no son ni una cosa ni la otra, como el tigretón, vienen de otra rama de la familia de los felinos (la bollería industrial). Sus progenitores no son negros, así que se intuye una anomalía en la melanina, chamusquina genética.
Es un felino apreciado y temido por su extraordinaria belleza, curvilínea, elegante, inalcanzable.

Cazadora audaz, cazadora de cuero, utiliza más la sutileza que la fuerza, a pesar de que todo su cuerpo es una maquinaria muscular precisa y resistente. Suele acercarse sigilosamente a sus presas, aprovechando que sus patas mullidas absorben el ruido. Cuando menos te lo esperas se te ha echado encima y es el fin. Aquel policía que vino una vez a dar una charla en el colegio te lo advirtió, pero ya no hay nada que hacer.


Tapizada con un suave pelaje, la pantera negra acapara las miradas cuando le apetece, paseándose frente a los coloridos árboles en flor, vistoso photocall que hace resaltar su figura.
Cuando le conviene se refugia en la sombra y ya no puedes verla, enmascarada en tercer plano, casi un chroma.
En la universidad suele liarse con su profesor de historia económica y aprueba sin examen.

Le gusta:
- Tomar la iniciativa
- El soul
- Que le susurren cosas sucias al oído

No le gusta:
- El circo (desde los romanos ha perdido mucho)
- Las grandes anacondas
- Las acelgas
.

11 comentarios:

L. dijo...

Si tuviera que morir brutalmente desgarrada por las infectas garras afiladas de un animal salvaje, la pantera sería mi segunda elección. (La primera es el ornitorrinco)

Verillo dijo...

Veo que la conoces en profundidad...con alguna pantera negra debes haberte topado...

pazzos dijo...

Amenazas

—Te devoraré— dijo la pantera.
—Peor para ti— dijo la espada.

De: Hilo de arena

Este es uno de los mejores microcuentos de WILLIAM OSPINA.

HombreRevenido dijo...

L., buena elección. La belleza de la pantera y el carisma del ornitorrinco. Eso, junto, destroza a cualquiera.

Verillo, la fauna es mi especialidad. No abundan pero existen. Hay algo de morbo insano en dejarse masticar.

Pazzos, excelente.
Aunque sea una de las criaturas más asombrosas de la naturaleza (un animal acojonante con pedigrí) todavía hay líneas que no puede rebasar.

poison ivy dijo...

El leopardo oyó una voz que le decía "ven al lado oscuro"...

Lili dijo...

Yo soy más de la pantera rosa, pero ¿qué problema tiene la pantera negra con las anacondas? Si le dan miedo, que corra!
Un beso!!! Y feliz fin de semana!

Anónimo dijo...

he vuelto, después de hacer caso de mi mantra (no leerte en horas de trabajo)...¿para cuándo ese librooooo?
besitos
(anonimA)

Nancy Botwin dijo...

Acojonante, tiene usted razón. Pero, ¿qué me dice de la Lithobates sylvaticus? No se lo pierda.

P.D. Qué ataque más gratuito a la pantera rosa...

Peter dijo...

Además ha salvado a las bellezas negras de ser comparados con otros seres negros menos elegantes, como los leones marinos

BkindZanks dijo...

¿Sus progenitores no son negros? ¿Anomalía genética? Eso es lo que dijo la mamá pantera cuando el papá pantera insinuó algo sobre la estancia de los felinos subsaharianos hace unos meses?

Su belleza se ve realzada por el peligro que representan.

Un beso!

HombreRevenido dijo...

Poison Ivy, se aplicó un buen tinte y listo.

Lili, las anacondas te pillan cuando estás durmiendo la siesta. Y no sólo te matan, también te despiertan que es peor.

AnónimA, el libro está en el horno. Penúltimo repaso.

Nancy Botwin, acojonante ese rana también, no hay duda.
No hay ataque a la pantera rosa (a la que en este mismo blog comparamos con el amor), simplemente hacímos la diferenciación zoológica.

Peter, exacto. O las cucarachas.
La belleza siempre mejora el ecosistema de metáforas de los poetas.

BkindZanks, huele a chamusquina, pero yo no me atrevo a aventurar otras hipótesis.
Belleza y peligro son un binomio indisoluble en la naturaleza. Por eso yo a veces muerdo sin motivo.