lunes, agosto 06, 2012

Diplomo


Sssscht... silencio... no molestéis a Amedio que se está relajando.

Nadie puede negar que tiene estampa de competidor olímpico. Se había preparado muy fuerte, había hecho dieta un par de semanas, abstinencia sexual de 3 días, los sacrificios propios de un gran campeón. Pero ahí lo veis, ensimismado, sin parar de pensar en su gran cita con la historia del patinete olímpico. Le dijimos ayer que dejara de darle vueltas, que se relajara...

Así que no le molestéis, que está a lo suyo.
La carrera ha sido esta tarde pero él todavía no se ha dado cuenta. Miradlo al holgazán, simio indigno. ¿Para eso te hemos pagado una beca de 5 euros a la semana? ¿para que nos dejes en ridículo de esta manera? Miradlo, qué tranquilo está el tío, a su rollo. A saber qué habrá fumado...

Ya verás qué disgusto se va a llevar cuando se dé cuenta.
No sé, a lo mejor la EPO estaba caducada o algo. Teníamos que haber encargado EPO con cafeína.
Se nos ha dormido en los laureles el ceporro de Amedio.

Bueno, ¿se lo decís vosotros o se lo digo yo?

6 comentarios:

pazzos dijo...

Eso nos pasa por apuntar al pobre Amedio, (que hace lo que puede) a una especialidad que no es la suya. Tú a este lo apuntas a gimnasia deportiva y te hace el cristo invertido con una sola anilla, la barra fija se la bebe entera y el potro con aros se lo come, literalmente.

El niño desgraciaíto dijo...

Pobre Amedio! que descanse!

Más triste es lo de los españoles dejándose perder (o no) y que pasa final tras final y no catar medalla. Es mirar el medallero y entrarme ganas de llorar. Kazajistán tiene 6 oros, Corea del Norte 4... ¿Qué decir de Granada con su oro?

Hund Dido dijo...

Pero qué Amedio.... si es Rajoy!!!! jajajaja..... un saludo.

HombreRevenido dijo...

Pazzos, tal vez haya sido eso, un problema de aptitudes y no de actitudes.

Aunque convendrás conmigo en que este mono es un poquito cabrón.

Niño desgraciaíto, ojito con los kazajos que están muy locos. 6 medallas, 6 oros, esa gente va a lo grande.
A Amedio en Kazajistán le esperaría un pelotón de fusilamiento. Y en Corea del Norte... a la cazuela.

Hund Dido, a parte del parecido físico evidente, tienen cierta similitud de carácter, no hay duda.

Mrs. Nancy Botwin dijo...

Se lo dice usted, que para eso ha estado fardando todo este tiempo de ser el seleccionador nacional de simios en patinete.

Disculpo a Amedio porque el clima londinense no le ha favorecido (da como sueñito). Tampoco las ingentes cantidades de plátanos servidas en el restaurante de la villa olímpica (demasiada tentación). Y le apoyo en su negativa a depilarse de pies a cabeza para ganar velocidad. Que también los monos en patinete tienen su dignidad, hombre.

Nana dijo...

A mí es que me provoca tanta ternura que sólo me dan ganas de envolverlo en una mantita y llevarle una taza de colacao calentito.

Será que soy algo sentimental.