jueves, agosto 16, 2012

Hermanos en guerra

Los Hermanos Marx estaban a punto de estrenar su película "Una noche en Casablanca" cuando recibieron una carta del departamento jurídico de la Warner Brothers (que habían rodado 5 años antes la famosa "Casablanca") diciéndoles que no podían ponerle dicho nombre, pues les pertenecía legalmente.

El asunto se volvió todavía más disparatado cuando el propio Groucho Marx decidió responder personalmente a la misiva. Aquí el original y a continuación algunos extractos de la traducción:


Estimados Hermanos Warner:

Evidentemente hay mas de una manera de conquistar una ciudad y conservarla en propiedad. Por ejemplo, en todo el tiempo que dedicamos a elaborar esta película no teníamos ni idea que la ciudad de Casablanca pertenecía exclusivamente a los Hermanos Warner. Sin embargo, solo unos días después de que nuestro anuncio apareciera, recibimos de ustedes un extenso y ominoso documento jurídico advirtiéndonos para que no usáramos el nombre Casablanca.

Parece ser que en 1471, Ferdinand Balboa Warner, su tatara-tatara-tatarabuelo, mientras buscaba un atajo para ir a la ciudad de Burbank, había ido a parar a la costa de Africa y, levantando su Estandarte (que mas tarde empeñaria por un centenar de pavos), la bautizo como Casablanca.

No alcanzo a entender su actitud. Aun cuando ustedes pretendan hacer un re-estreno de su película, estoy seguro que el espectador medio podría con el tiempo, aprender a distinguir la 'sutil' diferencia que hay entre Ingrid Bergman y Harpo. No se si yo podría, pero seguramente me gustaría por lo menos intentarlo.

Ustedes afirman que Casablanca les pertenece y que nadie mas puede usar ese nombre sin su permiso. (Y que pasa con "Los Hermanos Warner"? También les pertenece? Probablemente tienen el derecho de usar el nombre Warner, pero que pasa con Hermanos? Profesionalmente, éramos hermanos mucho antes que ustedes lo fueran. Ya habíamos hecho muchas tablas como Hermanos Marx cuando el Cinematógrafo era aun un destello en el ojo de su inventor, y aun antes de nosotros ya habían estado otros hermanos -- Los Hermanos Smith; los Hermanos Karamazov (...)

Continúa Groucho demostrando que ni siquiera los nombres de los Warner Brothers son originales, porque él conoce a varios Jack y a varios Harry. Irrefutable.

Todo esto parece un bonito, pero sarcástico reproche, pero le aseguro que no lo es. Me gustan los Warners. Algunos de mis mejores amigos son Hermanos Warner. E Incluso es posible que este cometiendo una injusticia y que ni ustedes mismos sepan nada de esta actuación de perro-amaestrado-Warner. No me sorprendería nada descubrir que los responsables de su sección jurídica están al margen de esta absurda discusión, para que yo vea que son buenos chicos de negro cabello ondulado , trajes elegantes y con un amor al prójimo que no tendría ni el mas Santo de todos los Santos. (...)


Ningún abogadillo paliducho va a ser la causa de una guerra fraticida entre los Warners y los Marxes. En el fondo todos somos hermanos y nuestra amistad durará hasta que el ultimo rollo de "Una Noche en Casablanca" termine de dar vueltas sobre el carrete.

Suyo afectísimo, Groucho Marx


Ni que decir tiene que los Marx estrenaron la película con su título conocido y el "malentendido" se convirtió en una tronchante anécdota que nunca habíamos contado en este blog.
¿Por qué?
No sé. Estábamos esperando el momento adecuado.


6 comentarios:

pazzos dijo...

Creo haber leido esa carta en alguno de los libros de Groucho, no sé si en las "Memorias de un amante sarnoso" o en "Groucho y yo".
Cosas de Julius.

Hund Dido dijo...

Qué pena que se mueran ciertos tipos, todo un ejemplo a seguir ;)

el Sr. Skywalker dijo...

Cómo me alegro de que haya llegado el momento. No podía esperar más. Por cierto, ¿sabes cuándo será el momento de contar por qué hay seis películas con el nombre de Star Wars? ¿Hubo líos legales también o lo resolvieron amistosamente?

HombreRevenido dijo...

Pazzos, grandes libros ambos. Ante el absurdo de los abogados, nada mejor que un profesional.

Hund Dido, es una pena, sí. Hacen falta muchos Grouchos para mejorar de verdad este mundo.

Sr. Skywalker, al estar basadas en hechos reales (la mayoría de ellos todavía por suceder) y tener un nombre genérico, no hay derechos.
¡No hay derecho!
Imagino que se arreglaron entre ellos como hace auténtico caballero, con la espada láser.

Alejandro dijo...

Me ha encantado la anécdota pero viniendo de quien viene no esperaba menos. Gran tipo Groucho.

HombreRevenido dijo...

Alejandro, qué tipo sabio e implacable ese Groucho. Los grandes lúcidos prefieren hacernos reír que hacernos llorar.
Menos mal.