miércoles, enero 07, 2015

Je suis Charlie

100 latigazos si no se mueren de la risa

Mahoma abrumado por los integristas. "Es duro ser amado por gilipollas"

Que parezca que no reflexiono no significa que no reflexione. Significa que mantengo las reflexiones en silencio, que es una gran cosa también.

Hablar de la cara desagradable del primate que todos seguimos siendo, de esa cara que es capaz de asesinar a un viñetista porque (introduzca aquí la gilipollez dogmática que se desee) me apetece y me asquea por igual.
Seguramente no es necesario darle vueltas. Seguramente esta es otra de esas situaciones en la vida en la que un mermao o un ejército de mermaos (con un libro barato) intentan hacer el mayor daño posible para llenar sus vidas de mierda.
Y entonces ¿qué?

Pues entonces nada.
Entonces seguimos igual y nos reímos más fuerte de ellos.

El humor, o lo que es lo mismo, la capacidad que tiene el pensamiento de experimentar y salirse de la lógica, lo guardamos todos dentro. Tendrán que venir a rajarnos uno a uno.
Y estos miserables no tiene balas ni huevos suficientes para hacerlo.

Viñeta de hoy de Dave Brown, en The Independent

11 comentarios:

NáN dijo...

Has elegido la mejor actitud.

Speedygirl dijo...

Eso hay que hacer, seguir riéndose, que no puedan con nosotros esa panda de tarados

Anónimo dijo...

Desde luego vidas de mierda,de puritita mierda.A ver cómo se puede luchar contra la sinrazón de estos fanáticos que no tienen razón ni corazón;habría que reprogramarles el cerebro.Me temo entonces que lo más fácil seria arrancárselo y que consecuencias así se avecinan en la France vecina...Joé que mal rollo!
Sonia

Timonera dijo...

Estoy de acuerdo en lo que dices, tener miedo al humor no soluciona nada. Pero, desgraciadamente, un acto así tiene consecuencias, y sólo espero que éstas nos dejen la ironía intacta.

Carmen J. dijo...

Bien joué!

HombreRevenido dijo...

NáN, todo es tan absurdo que uno ya no sabe si tomárselo en serio o no.

Speedygirl, ¡eso! que se den cuenta de que más tarados que nosotros no hay nadie. Y nos reímos de su mala leche.

Sonia, esperemos que la paz prevalezca. Aunque con el "grupito de siempre" es difícil.

Timonera, pasan cosas horribles constantemente y es normal que nos afecten. Aunque yo quiero creer que nuestra ironía natural y nuestro cinismo pacífico sobrevivirán.

Carmen J., Allons enfants de la Patrie!

Anónimo dijo...

¿Hasta cuándo va a estar cerrada la academia,señor Revenido?
Sonia.

ALBERTO COLOMBO dijo...

Mono ando con ganas de seguir leyéndolo. Póngase las pilas

Un saludo

El chico de los tablones dijo...

Que no cunda el pánico. Sin duda el maestro está inmerso en una nueva vuelta al orbe. La naturaleza competitiva del simio le habrá inducido a tratar de bajar la plusmarca a treintaipico días :-)

José Luis Ríos Gabás dijo...

En cierta manera, eres de otro planeta, lo que ya es difícil viviendo donde vives, donde vivimos, la periferia.

Un abrazo

HombreRevenido dijo...

Sonia, ya estamos de vuelta.
Gracias por la paciencia.

Alberto Colombo, hemos vuelto a poner la máquina en marcha.

El chico de los tablones, adiós récord. Ya hemos vuelto. Y ya no hay quien nos pare.

Gracias, José Luis, somos todos iguales, todos monos, vengamos de la parte del universo de la que vengamos.