viernes, noviembre 20, 2015

Sonetos ineptos (Episodio 3)


          Sonepto V - Energía

Me pierdo en tus manuales de feng-shui,
de reiki, de alma-zen y otros dislates,
en el "te tratarán como les trates",
en tus filosofadas "Pelma y Luis",
y un bol de homeopatía con nesquick
conseguirá que no te deshidrates
cuando sales de clase de pilates
soñando con tu viaje a Rapa Nui.
Y en pleno "credo veo, credo pruebo",
mezclando lo real con el placebo,
te lías la batamanta a la cabeza
para ir cuarenta años al desierto,
a unirte con Mamá Naturaleza
pues no hay mejor mindfulness que estar muerto.

2 comentarios:

Aquello noerayo dijo...

Todo en su justa medida. Yo me tomó un ibuprofeno para las agujetas de pilates.

HombreRevenido dijo...

Aquello noerayo, exacto, el problema es la locura por aceptar cualquier cosa, cualquier consejo o filosofía milagrosa. El veneno es la dosis. Yo a veces también me aprieto un cognac al salir de pilates.