miércoles, noviembre 30, 2016

Sonetos ineptos (Episodio 7)


          Sonepto IX - El tiempo

A punto de caer la última hoja
del otoño, del té, del calendario,
del 2016, de este rosario
de cuentas, cuentos, noches y congoja,
la lluvia torrencial ya nos remoja
hasta encharcarnos el telediario,
hasta matar de tedio a aquel notario
que dio fe de la eterna paradoja
que es el tiempo, según San Agustín
(pasatiempo, turista en zepelín):
   "Si nadie me pregunta, sé qué es,
    y si me preguntáis, ni puta idea".
Por eso inventarás la Dulcinea
que ponga tus historias del revés.

lunes, noviembre 28, 2016

Animales Acojonantes (60) - EL MERO


El mero es un pez perciforme y malcarado, al que parece que todo le molesta. En el fondo, tiene buen corazón y mejor sabor. Puede parecer inflexible a causa de su esqueleto óseo y es sólo un mero prejuicio, porque en realidad se muestra tolerante y bastante pragmático.

Cuando escasean los varones, las hembras más veteranas (entre los 7 y los 15 años) se transforman en macho, con los consiguientes equívocos de vodevil en los vestuarios del gimnasio. Como es sabido, la transexualidad en el mar se lleva con naturalidad, la humedad prevalece y los nuevos machos se convierten en amantes expertos, cum laude en anatomía femenina. Todo ventajas.


Pasan la mayor parte del tiempo entre los recovecos de las rocas, con preferencia por las aguas templadas y las decoraciones de coral caro. Desayunan poco (un café y una napolitana) pero luego son capaces de alargar el vermú hasta las 5 de la tarde, un cefalópodo por aquí, un crustáceo por allá... calidad ante todo, nada de peces globo, que llenan mucho. Son de boca grande y morro fino.

Le gusta:
- La meritocracia (que gobiernen los meros pequeños)
- El pulpo a feira
- Merodear

No le gusta:
- Los billetes demasiado nuevos
- La homofobia
- Los buzos domingueros


Disfruta-sufre la novela "Animales Acojonantes"

jueves, noviembre 24, 2016

Huescándalo - 4 - Los 27 samuráis

Como todo el mundo sabe, San Lorenzo nació en Huesca (la romana Osca) en el año 225. Entonces lo llamaban únicamente Lorenzo, claro. Medró tanto en aquella start-up que era entonces el cristianismo, que consiguió un puestazo al lado mismo del Papa Sixto II (que no fue el sixto papa, fue el vigésimo-sixto).

La cuestión es que cuando el emperador Publio Licinio Valeriano, que era un mendrugo de mucho cuidado, decidió perseguir con fuerza el cristianismo, a nuestro oscense le pilló en medio. Todos conocéis el martirio que le tocó por sorteo: ser quemado vivo en una parrilla.

Por eso la iglesia de San Lorenzo, en Huesca, tiene ese símbolo a la entrada.


También cuenta la tradición que estando San Lorenzo en mitad de su tormento, se envalentonó y le dijo a sus verdugos: "Dadme la vuelta, que por este lado ya estoy hecho".
Genio y figura.

Lo que San Lorenzo no sabía era que en Osca, varios días antes de la ejecución, se había producido una reunión clandestina en un lugar a las afueras llamado Rotondum. Reunión que también se homenajea en este monumento (aunque si preguntas te dirán: "¿Rotondum? ¿Eso que es? No sabemos dónde está ese sitio").


En aquella reunión se tomó la dramática decisión de rescatar a Lorenzo. Pero ¿quién podía ser el loco que se atreviera a algo así? Tenían que entrar en Roma, la capital mundial (de entonces) y desafiar al mayor ejército conocido. Sólo había un escuadrón en el mundo capaz de ello: Los 27 samuráis.

En la siguiente foto podemos ver una antigua estatua de la ciudad que representa a uno de estos feroces guerreros. Por supuesto sin placas, sin nombres, porque todo forma parte de un gran acertijo que nadie se ha atrevido a desvelar.


Los 27 samuráis, puente entre Asia y Europa, muchos siglos antes que Marco Polo, se presentaron frente a las murallas de Roma a la hora del martirio de San Lorenzo. Tenían el plan más sofisticado que podáis imaginar.

Entraron en la ciudad con un mulo, haciéndose pasar por comerciantes.
Nadie sospechó del animal, pero llevaba a su espalda una carcasa metálica con kilos y kilos de pólvora. Cuando se acercaron al Martiriódromo, encendieron la mecha y el mulo empezó a volar, sembrando el pánico y la confusión.

Monumento al mulo heróico en Huesca.

Un proyectil asniforme se propulsaba entre grandes rebuznos, la gente se llevaba las manos a la cabeza asombrada y, mientras tanto, los 27 samuráis desenfundaban sus katanas, mataban a los guardias, escondían los cuerpos, rescataban a San Lorenzo (chamuscado por un único lado) y sustituían al reo verdadero por uno que pasaba por allí.

Cuando el mulo aterrizó, cada cual volvió a lo suyo, se deshicieron del cuerpo calcinado como si del verdadero Lorenzo se tratara y a otra cosa.

Corrieron los 27 samuráis y el santo liberado en pos del mar. Allí les esperaba un barco fenicio y la mayor tormenta que podáis imaginar.

Monumento oscense conocido como "La Tempestad"

Lorenzo, que estaba muy débil por el semi-martirio y era un hombre de secano, se tropezó y cayó a la mar bravía. Con el consiguiente chasco de los 27 samuráis, que después de hacer lo más difícil habían fallado en lo básico.

Hay una estatua en el parque de Huesca, "El hombre cargando con su destino" que viene a representar la llegada del esclavo Lorenzo a Capadocia. Lo habían recogido del mar unos piratas cuando estaba a punto de ahogarse.



Terriblemente desfigurado, San Lorenzo sólo pensaba en una cosa: VENGANZA.
Demostró rabia y grandes dotes para la lucha. Terminó convertido en un magnífico guerrero.

Fue mercenario en el ejército persa que desafió a Roma y sólo así se entiende entonces la estatua al guerrero desconocido, situada también en un lugar de privilegio del parque de la ciudad.


La cruz (alegórica) en una mano y la vara (un poco menos alegórica) en la otra. El propio Lorenzo estuvo presente cuando las tropas de Sapor I capturaron al emperador Valeriano, perseguidor de cristianos. Y fue San Lorenzo, personalmente, quien le hizo tragar oro fundido y acabó con su vida.

La venganza estaba concluida.
Y la historia hubiera sido olvidada si él no hubiera regresado triunfante a la ciudad, con su enorme relato, que toda Osca guardaría celosamente durante muchos siglos. Allí envejeció y murió el santo, protegido hasta el estertor final por sus paisanos.


Pero ¿y qué fue de los 27 samuráis?
Años antes que Lorenzo, regresaron a Huesca y reunieron a los prohombres de la ciudad. Contaron su peripecia, proclamaron su fracaso, su deshonor y cometieron harakiri.
Allí, donde se derrumbó cada uno de esos valientes, Lorenzo colocó unas marcas de oro que permanecen hasta nuestros días.


Están rodeando la parrilla que vimos al principio. Justo enfrente de la iglesia de San Lorenzo, o "San Lorenzo y los 27 samuráis" (que es su denominación oficial en todos los documentos oficiales de la biblioteca secreta del Vaticano).


Bien, ya lo sabéis.
Ahora vosotros también estáis en el ajo.

martes, noviembre 22, 2016

D.J.

A lo mejor no os suena el nombre, pero hoy ha muerto José Iranzo Bielsa, al que llamaban el Pastor de Andorra, uno de esos joteros que ya no nacen.
En 10 años hemos hablado poco o nada de jota, así que aprovecharé la circunstancia para que hoy suene bien fuerte, aunque personalizar en él suponga una injusticia para otros grandes artistas del presente y el pasado.

Ya sé que os cuesta, pero sacad un minuto y medio para escucharlo.


La vida de José Iranzo fue de película. Humildísimo pastor de cabras, era un cantador autodidacta y silvestre que tuvo la suerte de llamar la atención de un sargento durante la mili en Zaragoza. Éste lo llevó a la escuela de un icono de la jota aragonesa, Pascuala Perié, aunque tendría que pasar antes por una dura audición. Imaginaos la situación. Era la versión baturra de La Voz.

A José se lo comían los nervios. Esa actuación podía cambiarle la vida. Le llegó el turno y sacó a relucir su extraordinario chorro de voz. Todos se quedaron estupefactos. Y cuando terminó de cantar, en lugar de aplausos emocionados o silencio incómodo, se encontró con algo inesperado, los presentes se morían de la risa.
José bajó la cabeza y con la mayor dignidad que pudo aparentar (es decir, despacio) se despidió avergonzado. "¿A dónde vas, hombre?, tú te quedas" le dijeron.
Jamás habían escuchado una voz como la suya, pero había que educarla y disciplinarla.

Nos encantan los "momentos eureka", pero en realidad no existen. Aquel pastor tenía un don y tuvo que trabajarlo, aunque siempre le quedó un deje salvaje e inclasificable.
Con el tiempo empezó a llenar salas, luego teatros y viajó por todo el mundo. Londres, París, Nueva York, México, La Habana... y muchas veces su natal Andorra (Teruel), donde fue hijo predilecto.
Creó jotas gloriosas, como "La Palomica"

Alejado de cualquier arrebato de divismo (hablamos del Camarón de la jota, cuidao) fue un currante con todas las letras.
Hay una frase que le dijo a Joaquín Carbonell que es oro puro:
En Calanda llegué a cantar 320 jotas seguidas, y me bebí 20 huevos para aclarar la voz. Menos mal que me montaron en el caballo de Raimundo el gitano... ¡Y lo bien que suena la jota sobre un caballo!
Así, joder, así habla una estrella.

Las Cortes de Aragón han pedido hoy para él la Medalla de Oro al mérito de las Bellas Artes.
A buenas horas. Sólo han tenido 101 años para pedirla en vida. Pero bueno, también yo llego tarde, porque lo normal es llegar tarde.

Ya sé que a vosotros ni os va ni os viene. Pero os echo otra jotica en las calles de Huesconsin.  A lo mejor, si os da la vena, os animáis a escucharla.


Dicen que muere la jota.
Una mierda del tamaño de un rinoceronte con cachirulo.
La jota nunca morirá.

lunes, noviembre 21, 2016

Animales Acojonantes (59) - EL OCELOTE


El ocelote es un felino americano de gama media y un metro de largo, también llamado tigrillo en Colombia, tigrecillo en México, manigordo en Panamá, jaguarete en Paraguay, gato onza en Argentina, jaguarinho en Brasil, tigrucho en Perú, upholstered cat en Texas, bolso-vivo en Venezuela o gatusabeh en Costa Rica.

Independiente, territorial y de hábitos solitarios, el ocelote puede vivir en cualquier ecosistema, aunque, si puede elegir, prefiere que haya vegetación abundante y árboles. Así puede emboscarse para cazar, merendar a la sombra y subirse después a una rama a dormir la segunda o tercera siesta del día.


Permanece siempre muy atento a todo, y te hace preguntas: "¿qué es eso que cantas?" cuando tú ni te habías dado cuenta de que estabas tarareando. Además es capaz de hacer enfadar a cualquier animal con su famosa frase: "te voy a decir una cosa, pero no te enfades".
Se aparean con energía y elasticidad, aunque lo hacen sin calidez ni ritmo. Pero se aparean, que ya es mucho, tratándose de un gimnasta superdotado, capaz de lamerse a sí mismo en notable escorzo.

Le gusta:
- Olfatear libros antiguos
- Olfatear discos de vinilo
- Ir a la moda (una vez cada década)

No le gusta:
- La tala indiscriminada
- Las rimas soeces
- Los runners



Disfruta-sufre la novela "Animales Acojonantes"

jueves, noviembre 17, 2016

Huescándalo - 3 - Lenguas


Las lenguas son lo mejor del mundo.
Y los idiomas tampoco están nada mal, ojo ahí.

Un idioma permite a la gente conectar, comunicarse, o llenar páginas de un blog, o incluso ejercitar esa otra cosa tan bonita que es el insulto con clase.
No saldrá de mi boca nunca una mala palabra relativa a un idioma. Y menos todavía sobre la fabla aragonesa, faltaría más.
El aragonés será una reconstrucción un poco artificial (como lo son todas las lenguas a fin de cuentas), o estará poco extendido, pero da igual si lo hablan mil o mil millones, mientras exista un grupo de gente a la que le sirva para expresarse, olé por las habitaciones pequeñas y con carácter de la torre de Babel.
Yo, por ejemplo, escucho ESTO y se me pone la piel de gallina.

Ahora bien, no me gusta nada que se emponzoñe con el tema.

Me explico. Hay una versión de la Wikipedia en aragonés. Se llama Biquipedia. Estupenda noticia ¿verdad? Pues que ahora alguien me explique qué necesidad hay de esto:


Uesca (se escribe así en aragonés). Comarca: Plana de Uesca, provincia: Uesca, país Aragón.

Ya sé que se dirá que "País" en aragonés puede significar nación o región, y que la omisión de España (o Estato Espanyol, como se dice en la página) es un simple despiste. Pero yo ahí veo un sesgo y me cabreo.

Vuelvo a aclarar: el problema no es que haya gente que crea que Aragón tiene que ser un país, con un idioma propio y unos derechos blablablá. Cada cual que diga misa. ¡Pero a ver, coñe, que es una enciclopedia!

Maquillar la enciclopedia no cambia la realidad.
Decir que Huesca está en España es algo sencillo y sabido. No trates a la gente como si fuera gilipollas. Y si quieres luego, en un párrafo, explica que hay personas (no digas cuántas si no te viene bien) que piensan que el país tendría que ser Aragón y que a España le vayan dando. Dale el bombo que quieras a la controversia, pero no te inventes los datos objetivos.

Porque, si no, va a parecer que tratas al idioma como a un zarrio, o como un pretexto, que usas la página de Wikipedia en aragonés para tus propias chorradas y acabarás fomentando la idea totalmente errónea de que la gente a la que le interesa la lengua aragonesa está alienada y se cree que puede vivir en una realidad paralela, sin tomarse la molestia de debatirlo con sus propios "compatriotas".

Larga vida al aragonés, rediós.
Sin trileros ni tramposos, si es posible.

miércoles, noviembre 16, 2016

Sonetos ineptos (episodio 6)


          Sonepto VIII - Bob

Ha sido chisme-topic, trend-tsunami,
que Dylan descolgó ayer su alcatel
y le contó a los suecos del Nobel
que, en solidaridad con Murakami,
se va a apuntar a un curso de origami,
se va a quedar oyendo el Carrusel
y no quiere ni galas, ni oropel
(si al menos dieran cola-jets de Camy).
Y los de la Academia se han quedado
como un mueble de Ikea abandonado,
con su banda de miss y el million dollars.
Bob Dylan sin pijama, en Malibú,
se aclara la garganta con juanolas,
se ducha y canta el "Tagled up in blue".

martes, noviembre 15, 2016

Make Blog Great Again

Me han encargado la traducción de un precioso volumen ilustrado para niños.


Se intitula "Guía infantil para la utopía" y es una cuidadísimo libro didáctico sobre los grandes avances que van a traer a nuestras vidas los nuevos jefes supremos(overlords).

Empieza con unos niños muy blanquitos.

¡Hola! ¡Ven a explorar la utopía con nosotros!

Mucha exclamación para lo que indica su lenguaje corporal ¿no?. Cosas de los jóvenes de hoy en día, que a lo mejor escriben "jajajajajaja" y ni siquiera están sonriendo.

Os aviso de que el libro puede alimentar expectativas demasiado altas...

- Mira al abuelo, está bien, el jefe supremo consigue que todos estemos bien.
- ¡Su cáncer se ha ido! ¡Su cáncer se ha ido!

El caso es que, si lo piensas, al señor Giuliani se lo ve estupendamente en esta lámina.


- Hola Milo
- Mira como ando
- Oh Jake, mira cómo anda Milo. El jefe supremo ha conseguido que ande,
y no va a parar de andar hasta cruzar la frontera.


- Hola Jake, tengo un cohete, ¿jugamos?
- ¿Pero todavía estás aquí? Como hay que compartir los juguetes
tiraremos unos cuantos de estos en tu propio país.


Conflictos a parte, la obra no está exenta de un costumbrismo hogareño que puede llegar a chocarnos a nosotros los europeos.

- Hola, señora Smith, su casa está limpísima.
- Sí, pero no entres al baño que acabo de dejar un ñordo apestoso.

Y sobre todo, recordemos que se trata de nuestro jefe supremo, ese orondo sátiro...

- Me gustaría comer ahora
- Aquí aquí, esto es lo que puedes comer.
- La comida tiene muy buena pinta, Amy
- A ver, tontorrón, creo que no me has entendido...

El presidente ha arrojado luz sobre algunos temas que no estaban demasiado claros...

- ¿Qué es eso?
- Es el Nobel que ganó papá por lo del cambio climático.
- Pero si eso es todo trola.
- Es verdad, menos mal que nos avisaron.

Vade retro, agujero de ozono.


En definitiva, ésta es la utopía que nos espera.
Lo dice el libro. Y vosotros no estáis en condiciones de llevarle la contraria a ningún libro.
Mientras tanto, no nos olvidemos de la supervivencia básica.

- Venga, Amy, vayamos a jugar a la autopista.
- ¡Oh oh, la autopista está preciosa!
- Sí, salvo por el niño que se tropezó y se precipitó al vacío, todo ha ido a mejor.

lunes, noviembre 14, 2016

Animales Acojonantes (58) - EL SECRETARIO


El secretario es un ave de plumaje formal, pantalón negro y camisa gris, que, como suele pasar, trata de reafirmar su propia identidad con un peinado extravagante o, si se vuelve loquísimo, con tatuajes no permanentes.
Aunque vuela bien con sus grandes alas, le gusta desplazarse caminando. Por eso viven en el continente africano, que es casi todo peatonal.


A pesar de su apariencia anodina, tiene alma de rapaz y lleva la caza en la sangre. Captura sobre todo serpientes. Su técnica es la patada y el pisotón. En una danza regional mortífera, insiste golpeando con sus uñas afiladas sobre la cabeza del ofidio y luego se lo come despacio, con desgana.

En las reuniones de vecinos de la sabana, el secretario suele ser quien toma notas y escribe el acta. En realidad, su principal función en el ecosistema es puramente organizativa. Todo el mundo sabe que la mejor forma de tener una reunión con cualquier animal acojonante es llevarse bien con el secretario.

Le gusta:
- Adelantar a otros pájaros por la calle
- El minigolf
- Hacerse el econtradizo junto a la máquina de café

No le gusta:
- El entretiempo
- Cuando compra cualquier mierda de artesanía y le echan la bronca al llegar al nido
- Los chándals

jueves, noviembre 10, 2016

Huescándalo - 2 - La campana

El 7 de septiembre es... nuestro aniversario,
y no sabremos si besarnos en la cara o en los labios.
 A ver, pequeño Nacho Cano, los labios están en la cara, si te besan en los labios ya te están besando en la cara ¿qué extraña paradoja es esta? ¿cómo eres tan cargante?

Bien, además de eso, el 7 de septiembre de 1134 murió Alfonso I de Aragón y de Pamplona, al que apodaban el Batallador (y muchas otras cosas que no voy a decir aquí, porque son chismes que no vienen al caso).
No dejó descendencia, bien al contrario, dejó un liada importante. Porque al abrir el testamento vieron que entregaba el reino a las ordenes militares:
- La Orden de los Pobres Caballeros de Cristo y del Templo de Salomón (los templarios)
- La Soberana Orden militar y hospitalaria de San Juan de Jerusalén, de Rodas y de Malta
- La Orden de Caballería del Santo Sepulcro de Jerusalén

3 de 5

La nobleza de Aragón quedó en shock. Corrían de un lado para otro con las manos en la cabeza. Al final, los navarros eligieron a García Ramírez como rey, y los aragoneses confiaron en Ramiro II el Monje, hermano del Batallador.

Fue llamado el monje porque era monje, además de ser el legítimo heredero de la corona de su hermano. Eso sí, como a veces pasa, aquellos hermanos eran el día y la noche. Por eso, cuenta la leyenda, algunos nobles se tomaban al nuevo rey a chifla.
A lo mejor les pedía Ramiro II: "cuando quedéis, llamadme" y quedaban y no le llamaban. O les decía "la fiesta es de disfraces" y luego llegaba todo el mundo sin disfrazar. Y el bueno de Ramiro los miraba y les decía: "¿pero yo es que hablo en griego clásico o qué pasa?" y a sus espaldas se partían de risa.

El rey mandó a un emisario a ver a su antiguo abad en San Ponce de Tomeras (Saint-Pons-de- Thomières) con una carta en la que explicaba el problema disciplinario. Y el abad, sin decir ni una palabra, salió al jardín y cortó (¡zas!), una a una (¡zas!), las rosas (¡zas! ¡zas!) que más sobresalían. Luego dijo adiós con la mano y se fue a rezar el ángelus.

El emisario contó a Ramiro II lo que había hecho ese mimo venerable, y aunque el rey se quedó un rato dudando si se trataba de otra de aquellas intoxicaciones por las setas, creyó entender un mensaje oculto.
Citó a los nobles a su palacio en Huesca, capital del reino durante el siglo XII. Les dio de cenar, corrió el vino, alguno se cantó una jota picantona; estaban a gustísimo.
Allí (o tal vez antes) les contó Ramiro II que los había reunido para enseñarles una campana. Pero no una campana cualquiera, esa era una campana que se oiría en todo el reino.
Imaginaos el descojono general.


Ramiro fingió seriedad y fue llamando uno por uno a los doce nobles más díscolos. En cuanto entraban a la sala de la campana, los nobles eran decapitados (¡ZAS!). En último lugar llamó al obispo, que era el más cabrón de todos.
Monseñor se encontró con la escena y se le pusieron de corbata. Aunque como era bobo acertó a decir: "A esa campana le falta el badajo". Y el rey monje, en vez de hacer la rima fácil, le explicó: "Ese honor te lo reservo a ti". Otro corte limpio y, por fin, silencio.

Ramiro II volvió a buscar al resto de nobles, que estaban jugando al guiñote sin olerse la tostada. "Venid, venid a ver la campanica, ya veréis qué maja".
Cuando entraron en la sala, os lo podéis imaginar. La sangre les llegaba a los tobillos y los ojos se les salían de las órbitas. Nadie osó vacilar nunca más al monarca. Podía pasarse días enteros con una mancha de ketchup en el bigote sin que nadie hiciera un mal gesto.

La noticia corrió de boca en boca y sí, queridos chimpancés, el tañir de esa campana se escuchó en todo el reino
 #CampanadeHuesca fue trending topic. El primer viral de la historia.


Lope de Vega escribió una comedia. Casado del Alisal pintó su maravilloso cuadro "La leyenda del rey monje", que está en el ayuntamiento de Huesca (prestado por el Museo del Prado)

Y como en toda leyenda, hay una parte cierta y otra falsa, que es lo mismo que decir que "históricamente" es mentira.
Ramiro II tuvo tiranteces auténticas con alguno de sus nobles, incluso conspiraron contra él. Y parece demostrado que varios de ellos asaltaron una caravana musulmana, rompiendo una tregua firmada y ordenada por el rey. Debido a esto, desaparecieron del mapa. Ejecutados, pero con la fórmula rutinaria, sin alardes.

En realidad, Ramiro II fue un tipo inteligente y con gran sentido común. Ni ese psicópata de la leyenda ni el apelativo de "el monje" le hacen justicia.

Parafraseando a Mecano, como hicimos en el primer párrafo de esta entrada,
aunque la historia se acabó,
hay algo vivo en este amor

miércoles, noviembre 09, 2016

Sonetos ineptos (Episodio 5)



          Sonepto VII - Donald

Ha habido mandatarios "Forrest Gump",
o aquel que perseguía a su becaria.
Con otro, la burbuja inmobiliaria
se hinchaba como en unas reebok pump.
Los ha habido trileros del spam,
cobardes con su vena sanguinaria,
canallas con agenda estrafalaria
y luego en el next level, Donald Trump.
Estafador, tahúr, faltón, racista,
mal perdedor, incluso en la victoria,
bolita de alcanfor, piel zanahoria,
mal-de-ojo con peluca, populista.
Te huele la bocaza a alcantarilla,
¿Te crees ombligo? eres pelusilla.

martes, noviembre 08, 2016

Glaciación pop

Los 80, y más concretamente la música popular de esa década, han sido analizados desde muchos puntos de vista. No merece la pena entretenernos en cosas ya sabidas o en tópicos.
Me propongo daros un enfoque diferente, una pincelada suelta, sin haceros perder demasiado el tiempo.

Observad este muestrario heterogéneo de artistas de los 80.
¿Qué os parece que tienen en común?

Prince
The Bangles
The Pretenders
A-Ha
Bruce Springsteen
Dire Straits
Marvin Gaye
New Order
Pet Shop Boys
Status Quo
The Police
Tino Casal
Van Halen
Bananarama
Bon Jovi
Europe
Madonna
Michael Jackson
Queen
Spandau Ballet
Supertramp
The Smiths
Wham
Alaska y los Pegamoides
Depeche Mode
Cindy Lauper
Alphaville
Aerosmith
Bonnie Tyler
Eurythmics
Kool & the Gang
Manhattan Transfer
Metallica
Roxette
Simply Red
Terence Trent D'Arby
U2


Como estamos en fechas muy sensibles, imagino que todos os habéis dado cuenta del detalle en el que quiero incidir.
En el caso de que no sea así, os pido que volváis a echar un vistazo a las fotografías. Quiero que lo descubráis por vosotros mismos.

¿Ya?
¿y ahora?

Bien, os lo cuento ya. Uno de los rasgos más relevantes de los grupos de los 80, en mi humilde opinión, es que iban todos muy abrigados.

Desconozco la razón, pero arriesgo varias conjeturas. La primera tiene que ver con el cambio climático. Los artistas de ayer llevaban más ropa por estricta necesidad.
Pienso también que la droga de los 80 dejaba peor temple. Y era necesario abrigarse para sobrellevarlo.
La tercera teoría, la de los cyborgs, la dejo para más adelante.

Además, estoy convencido de que las madres de los músicos de los 80 estaban más tranquilas al ver a sus hijos así ataviados. Porque hay una ley no escrita que dice que las madres se preocupan si no vas bien abrigado
Y siempre siempre siempre hay que hacer felices a las madres.