domingo, agosto 05, 2012

Alarma social

Hoy ha sido un domingo de trabajo, oración, doble ración olímpica y los nervios a flor de piel (porque mañana nuestro Amedio sale a por medalla en el patinete masculino).

Pero hoy, en realidad, me gustaría que nos paráramos a reflexionar un instante sobre un tema muy serio, un drama social que parece no tener freno: los padres en calzoncillos.
Con la esperanza de erradicar esta pesadilla, nos hacemos eco de este vídeo que remueve las conciencias. Está en inglés pero se entiende (porque gritan).




Entre todos lo lograremos.

8 comentarios:

ro dijo...

La cruda realidad. Dura, pero cierta.

Panjabi dijo...

Bueno, yo no tengo ese problema, me llamo David Beckham :-)

Anónimo dijo...

M'ancantao

HombreRevenido dijo...

Ro, si se consiguiera erradicar el mundo sería un poco más habitable. Merece la pena.

Panjabi, saludos David. Tú de momento eres una excepción... pero ya te llegará el declive.

Anónimo/a, es un vídeo que llega al corazón.

Beatriz dijo...

No tengo muy claro si "m'encantao" o "m'a dao repelús".

¿Será doble personalidad lo mío?

Anónimo dijo...

Por alusiones (entenderéis que oculte mi identidad, soy un "padre en calzoncillos, y , además funcionario, doblemente perseguido). No podréis con nosotros. Como decía el mío : "Estoy en mi casa, y te aguantas, si no quieres, ya sabes donde está la puerta" (y no precisamente porqué nos ofendiera su estampa veraniega, que también. Era su respuesta tipo).
PD. Ahora ya no soy padre en calzoncillos, ahora ya directamente "padre en bolas". No pongáis esa cara, que este verano no tengo la prole a mi cargo. Además "estoy en mi casa, y...".

HombreRevenido dijo...

Beatriz, las reacciones contradictorias son lo natural. Una mezcla entre rechazo social y excitación.

Anónimo/a, el nudismo es mucho más digno. Mientras no te sientes encima del mando a distancia, claro.

Rudo Curtir, eres un afortunado. El vídeo es tronchante.

Nana dijo...

Profe, me ha encantado, y me identifico totalmente con la niñita que mira, desesperanzada, el mando a distancia atrapado bajo el trasero infame, aunque en mi caso se trate más bien de brother in briefs.