miércoles, noviembre 24, 2010

Alimentos que nos hacen decir ¡por Tutatis! - 20 - LECHE CONDENSADA

La leche condensada es así como... leche... y procesada así como... más bien... condensada... Corta corta, que empiezo otra vez.

La leche condensada es leche de vaca a la que se le quita agua y se le añade azúcar.
En el mundo se producen más de 4 millones de toneladas al año. Casi un kilo por cabeza. ¿Creéis que nos comemos un kilo por cabeza? Yo creo que no, pero entonces... ¿qué hacen con ella?
.

10 comentarios:

molinos dijo...

Ohhhhh...me has hecho caso....y sabes qué?? La leche condensada es solo eso..no tiene gluten, ni huevo ni letra pequeña...mola tannnnntooo..y sobre una galleta digestive..me consuela de cualquier pena.

Expatriado dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Expatriado dijo...

Yo además añadiría "¡por Belenos!".

Siendo muy chiquito, mi padre me enseñó el gustito de chupar de un bote de hojalata, después de hacer dos agujeros: uno para que salga el maná y otro para que la falta de aire no te corte el rollo.

Solo hay algo equiparable: cocer el bote (esta vez sin agujeros, claro). En este caso la enseñante fue mi madre.

Era la época en la que los críos adoramos ciegamente a nuestros padres, no vemos sus defectos, y cualquier cosa (por simple que sea) que hagan nos parece única, milagrosa y reflejo de lo guays que son, los mejores padres del mundo. Después viene la edad del pavo, y cuesta toda una vida recuperar aquélla sensación (al final, más que los mejores, son los únicos el mundo). ¿Lo conseguiremos alguna vez?

El guardian del Faro dijo...

Ahora ya se quien se ha beneficiado el kilo que me tocaba ...¡Molinos!

HombreRevenido dijo...

Molinos, no sé qué nos pasa este mes pero os hacemos caso en todo.
No había pensado en la bendición que es la leche condensada para el tema alergias.
La bendición de untarla en la galleta la conozco desde que tengo uso de razón.

Expatriado, es cierto. Este es uno de esos alimentos que nos hacen viajar al pasado, a esa infancia acogedora de la que nunca debimos salir.
Vale, la nostalgia a veces es empalagosa, pero la leche condensada también lo es y nos sigue gustando.

Guardián del Faro, así es la estadística. Aunque todavía queda mucha por repartir. ¿Servirá de combustible?
De momento te recomiendo que pruebes a echar un poco en el café. 4.000 millones de kilos, piénsalo, hay que empezar a gastarlo ya.

Quercus dijo...

joder, os va a encantar esta canción
El Trio Zapatista y su "Leche Condensada"
http://www.youtube.com/watch?v=-VVUyNWcuAg

"donde pusiste la leche condensada! mami no encuentro la leche condensada!..."

HombreRevenido dijo...

Jajaja... Quercus, ¡cancionzaca!

Anónimo dijo...

¡Dios! ¡¡Una de las mayores fustraciones de mi infancia!! Junto con los fideos de chocolate, claro. Mi madre sólo compraba leche condensada y fideos cuando iba a hacer un postre y si, nos dejaba probarlo, pero con cuentagotas y no siempre. Nunca he podido disfrutar plenamente de ello...

Toño dijo...

Soy el aninimono de antes que no he puesto el nombre. Por cierto, pedazo de canción!! jajaja

HombreRevenido dijo...

Pero Toño, ¿cómo es ese trauma de la leche condensada?.
Estás a tiempo de recuperar el tiempo perdido, aunque ojito con los empachos.