domingo, mayo 23, 2010

Imperdible


Ha llegado la hora.

Esta madrugada, a las 6:30, Cuatro nos traslada al otro lado del Atlántico para ver en casi directo el capítulo final de "Perdidos".
Momentos de gran emoción, temblores y pataleos. Esto va a ser como la noche de Reyes.
Después de mucho disfrutar y mucho de sufrir, veremos extinguirse la llama de esta trama sinigual.

Y sobre todas las cosas responderemos a la pregunta que se hacen los fans. Sí, sí, eso de la isla está muy bien pero... ¿dónde coño está Vincent?


Él sabe más de lo que ladra.
.

8 comentarios:

Nana dijo...

Con todos mis respetos, profe, están ustedes enfermos; mi compañera de piso me ha propuesto unirme a ella en su madrugón para ver el final de Perdidos. Yo me la quedo mirando sin creerlo, porque NO he visto ni un puñetero capítulo. ¿Levantarme yo a las 6:30 para ver el último capítulo de esa serie tan rara? Pero si cuando os juntáis para hablar de ella no os entiendo ná. Como Paca Carmona con Lauren Castigo. Yo sé que vosotros habláis, pero no os entiendo ná.
¿Ya he suspendido?

Orleans dijo...

...yo me quedo con el polar bear!

HombreRevenido dijo...

Nana, si no has visto ningún capítulo no tiene sentido. Tienes suerte de que sea asignatura optativa.
De todos modos, ya sabes lo que dijo de "Perdidos" Paca Carmona: "La Isla no se acaba donde viene el mar, qué va, hay barcas pa seguir".

Orleans, ya verás tú para alimentarlo.

Nana Nicotina dijo...

Qué torero con... toro, con redondeles de esos, con arena, ¡ele!

HombreRevenido dijo...

Eres un monstruo, Nana.

Nana dijo...

Ya, pero de fea, no?

HombreRevenido dijo...

Más correctamente sería: "Un monstruo de fea, cabrona".

Es broma, Nana, por supuesto. Me he podido reír tanto con ese sketch durante media vida...

Nana dijo...

Ya me consta; me sé ese sketch de principio a fin [en momentos de estrés me arranco por: aaaayyyyyyy tráeme lo cuenno, Paco, tráeme lo cuenno, y baja del río; yo tengo una vaca blanca con machas.] Pero no me correspondía a mí contestar Eres un monstruo de fea, cabrona.
Más bien tendría que haber contestado: Muchas gracias por las bonitas cosas que has dicho sobre mi persona. Y luego, claro, la evolución lógica sería ¡..eeeeeeres un monstruo de fea, cabrona!
Ha sido fallo mío.