lunes, septiembre 10, 2012

Si haces eso por mí...

Ya que estamos con la metáforas evangélicas, que conste en acta también que hemos sido todos un poco como este Rey Herodes decadente, corrupto, caprichoso y encantado de haberse conocido...

 

Nunca me canso de ver esta escena de "Jesucristo Superstar" (¡peliculón!), interpretada de forma magistral por Josh Mostel. El baile es tronchante.
No habrá jamás un Herodes Antipas mejor.

2 comentarios:

bocatadecaspa dijo...

Si ahora se filmase una película como Jesucristo Superstar en España a quien iban a crucificar serían al director y al reparto.

Así son los nuevos tiempos que corren por la piel de toro.

¡Ah! El Poncio ¡Qué generoso! Invita al hijo de Dios a su piscina y todo.

HombreRevenido dijo...

Bocatadecaspa, en dos o tres meses todos crucificados.
A ver quién es el guapo que resucita.