lunes, enero 14, 2013

Casinónimos (ejemplo práctico)



No es que yo sea un experto en nada, pero algo aprendí cuando me matriculé en un máster de calle y otro de mus mientras cursaba EGB; además, tengo el corazón y la sensibilidad suficiente para agarrar a este toro por los cuernos y cantarle una coplilla.

Al lío. Voy a intentar diferenciar entre varios conceptos casinónimos (término que me acabo de inventar y de significado obvio).
Los conceptos son: cabalgata, procesión, pasacalles, desfile, cortejo y marcha.

Parece una bobada, pero a menudo la gente se lanza a las calles y se nos presentan grandes dudas de vocabulario para definirlo. Todos sabemos lo que es una manifestación: gente que recorre la calle, pide algo insistentemente, jalea consignas que riman y ondea banderas extrañas que no vienen a cuento. Tienen cabecera, y en ella lucen una cinta para el pelo que embellece y contiene: lo llaman pancarta.

Pero en el momento en el que nos damos cuenta de que no es una manifestación surgen nuestras dudas.
Empecemos poco a poco, que sois muy tontos.

El principal peligro radica en la palabra procesión. Una procesión contiene algo solemne, algo sagrado. La procesión de Semana Santa sería el arquetipo de procesión. No podemos decir cabalgata de Semana Santa o desfile de Semana Santa, porque sonaría a broma, a irreverencia.

Mantenemos los tambores, cambiamos los pasos por las carrozas y los nazarenos por las mulatas ¿y qué nos queda?: exacto, la procesión de carnaval. Pero no podemos llamarlo procesión. El factor cachondeo es la clave. Ahora es un desfile de carnaval o un pasacalles (si son cuatro gatos).

Pero ojo, hay matices. Porque si en vez de ser 100% lúdico se está reivindicando algo, se convierte inmediatamente en una marcha. Aunque los elementos externos no varíen. Un desfile con militantes es una marcha.
Pero cuando hay marchas militares entonces vuelve a ser un desfile. Lo dicho, un galimatías.

Si el desfile es militar puede tener caballos. Pero si no es militar, en cuanto aparecen los caballos se convierte en una cabalgata. Basta conque un trío de caballos mustios aparecieran hace años. Aunque ahora los Reyes Magos vayan en carroza o en hovercraft, si alguna vez montaron en caballo, camello, dromedario o perro es, claramente, una cabalgata.
Y yo creo que en los desfiles o en las marchas uno va más a su aire, todo dura lo que tenga que durar. Pero en una cabalgata hay que llegar a alguna parte, como en una procesión, hay horarios.

Esto les acerca bastante a la precisión de un cortejo. Aunque los cortejos suelen ser más modestos. No hay carrozas ni grupos de baile.
Pueden ser más solemnes: cortejos fúnebres, o más cursis: cortejos nupciales. Aquí no se colabora ni se participa, aquí sólo se mira.


Mi opinión es que todos estos términos están demasiado cerca en nuestro cerebro, ocupando un camarote minúsculo abarrotado, y no es casualidad.
Deberíamos empezar a relajarnos y a mezclarlos sin tanto dogmatismo.

Abogo por un desfile fúnebre con carrozas y pequeños empleados de la funeraria lanzando caramelos (dentro de un respeto).

Una procesión del orgullo gay, por ejemplo, podría recorrer las capitales del mundo en silencio, dejando hablar al incienso y al fervor, con pasos de madera y pan de oro que representen el via crucis de la normalización, llevados a hombros por remeros olímpicos ucranianos sin camiseta.

En las cabalgatas militares no habría intimidación, solamente sonrisas. Los misiles norcoreanos serían cucañas, y todo terminaría en multitudinarias danzas y un capitán-general con barba blanca dirigiéndose a los niños desde el balcón del ministerio.

Nuestro cerebro intuyó este camino hace tiempo. Quitémosle el corse a la tradición oral. Tengamos fe en el futuro.
Muy buenas noches.


AVANCE: El próximo día en el rincón del lenguaje distinguiremos entre charla, conferencia, ponencia y sermón.

17 comentarios:

molinos dijo...

plas, plas, plas, plas, plas...estoy llorando de la risa en la pradera..grandes carcajadas.

Qué grande eres coño...

"Basta conque un trío de caballos mustios aparecieran hace años. Aunque ahora los Reyes Magos vayan en carroza o en hovercraft, "

XDD..me estoy descojonando...

HombreRevenido dijo...

Molinos, alguien tenía que hacer alguna vez este post. Yo me sacrifico, aunque tenga que enfrentarme a la brigada ninja de la RAE.

Muchas gracias por el entusiasmo. Llévate algo de la tienda de souvenirs (algo barato ¿eh?, que nos conocemos)

Chic dijo...

¡Genial!

Aunque profesor, tengo una duda. ¿Qué hacemos con las comparsas? ¿Sólo nos valen para los gigantes y los cabezudos? ¿No existen los cortejos de gigantes y cabezudos?

Peter dijo...

Sublime!!!

Me queda la duda de qué hacemos con los Moros y Cristianos: es militar y hay armamento , pero no hay cabra de la legión. Van difrazados pero no va Carlinhos Brown a la percusión ni Zerolo en una carroza. Es algo antiguo pero la Pantoja no le canta desde un balcón.

Muy grande este post

Nisi dijo...

Amén!

De mayor, yo quiero ser como tú.

"Remeros olímpicos ucranianos sin camiseta". Hmmmmm...

nhtg dijo...

Me ha gustado. Pero me gustaría sugerir que para la próxima clase de lenguaje -casinónimos- a los ya citados charla, conferencia, ponencia y sermón se le añadiera piedra. De este hay muchismo hoy en día.

HombreRevenido dijo...

Gracias, Chic.
Las comparsas son un tema... cómo lo diría... son un tema.

Me encantaría que hubiera cortejos de gigantes y cabezudos. Y también comparsas de nazarenos en Semana Santa, en la que todo es un poco menos rígido, los niños corretean junto a la imaginería tremendista... como una peli de Berlanga.

Peter, muchas gracias.
Otra vez tengo que acordarme de Berlanga, pero es que lo de los Moros y Cristianos es un compendio de todos los formatos, e incluso merecería ser probado en el formato de maratón popular.

Nisi, no me pongas años, haz el favor.
Ya veo el estilo de desfile que os gusta. Para la celebración de los 7 años del blog habrá remeros sin camiseta. Cueste lo que cueste.

Nhtg, gracias. Añadimos tu sugerencia. Tal vez haya que añadir al grupo las arengas de charlatán y la hipnosis colectiva.

Mrs. Nancy Botwin dijo...

"Casinónimos" debería ser admitida por la RAE ipso facto. Como casianónimos, casihomónimos y casihomínidos.

Un gusto -en ausencia de ucranianos descamisados metiendo y sacando pala- su rincón de "seso oral".

Di Vagando dijo...

Se agradecen los colores pq a una, vaga de natural, le entran las imágenes y he pensado: "sinónimos=la cabra y los militares". Pero gracias a tus coloricos he seguido y aún me estoy riendo...

muxus fato

di

Timonera dijo...

¡Gran concepto el de los casinónimos!

Creo que me ha quedado claro... Pero tengo la impresión de que mi cerebro no va a aguantar toda esta información mucho tiempo... A partir de ahora, cuando me tenga que enfrentar ante el dilema de saber ante qué leches de grupo de gente estoy, revisaré los apuntes una y otra vez.

HombreRevenido dijo...

Mrs. Nancy Botwin, gracias mil. La RAE no hace nada ipso facto. Primero tienen que hacer la digestión, así que mejor no presionarles.

Di, los colores eran imprescindibles para poder seguir la trama. En las teles en blanco y negro no podrá verse, claro.
Gracias por las risas.

Timonera, al final voy a tener que editar un manual de bolsillo para que os aclaréis en la vida.
O un pequeño bloc en el que podáis guardar minifichas con los posts del blog.

Speedygirl dijo...

jajaja, el vía crucis de la normalización? Tú estás fa-tal! ;P

Josan dijo...

Mejor ir a un desfile de modelos, a ver si cortejando a una de las chicas conseguimos una buena cabalgata. Y ya puestos, nos vamos de marcha con sus amigas, de bar en bar, yendo de pasa-calles, y olvidando que la procesión va por dentro.

Expatriado E dijo...

¡Rabo! Digo... ¡¡Bravo!!

HombreRevenido dijo...

Speedygirl, yo pienso que les quedaría una procesión muy emocionante y piadosa.

Josan, ¡¡grande!!
Todos los casinónimos en una misma aventura. Me emociono.

Expatriado E, ¡rancias!... digo: ¡gracias!

La Maripili dijo...

"Quitémosle el corsé a la tradición oral!"...no sé por qué pero esa frase es la que más me ha llegao

HombreRevenido dijo...

Maripili, qué vicio tienes criatura...