domingo, marzo 17, 2013

Confesiones

Lo confieso, a pesar de dar muestras sobradas de madurez en este vuestro blog, cuando dejé de jugar con los clicks de Playmobil (a la tierna edad de 23 años) me preocupaba qué iba a ser de ellos.
Habían sido muchas aventuras diarias. Qué peleas entre indios y vaqueros. Saliendo a ganar desde el primer minuto, poniendo todo el plástico en el asador. Luego la guerra acababa y volvían al cajón y allí comentaban la jugada entre risas.

Dónde iban a quedar esas películas que me montaba de atracos y persecuciones. Qué sería del iglú y los esquimales, de la consulta médica o de la notaría de Playmobil.

Le di muchas vueltas y pensé que esos aguerridos muchachos se habían ganado un descanso eterno.
No, no los maté. No soy un sádico.
Ellos mismos propusieron una idea mejor.


El burdel de los clicks.
Y yo a ellos, lo confieso, no puedo negarles nada.

16 comentarios:

pazzos dijo...

Algunos, en la cama, tenemos una flexibilidad felina digna de un Playmobil.

El niño desgraciaíto dijo...

Además se ve que es un burdel con clase. No es que yo haya estado en ninguno...

Lilith dijo...

Yo quiero uno para los míos, pero algo un poco menos demodé, con algún boy. Ya sabes por lo de la igualdad.

HombreRevenido dijo...

Pazzos, la falta de flexibilidad se compensa con la dureza permanente del plástico.

Niño desgraciaíto, ya entiendo lo que quieres decir. Decoración señorial, todo limpio, espacioso. Un burdel como Dios manda. Y no digo que Dios haya estado en ninguno...

Lilith, lo que dices suena justo. También hace falta un poco de diversión para las playmobil femeninas. Ya están diseñando la sala de masajes.

Anónimo dijo...

raro me parece que no te hayan pedido un CUARTO ROJO DEL DOLOR, con lo que está pegando entre Playmovil las 50 SOMBRAS DE GREY...

Verillo dijo...

Me parto, ves! si es que hasta ellos necesitan un respiro, no todo puede ser barcos piratas y asaltar cantinas!

Carmen J. dijo...

¿Y dentro de unos años los llevarás a un asilo?

Nisi dijo...

Jajaja! A mí no se me ocurrió eso para mis pin y pon. Ni para las barbies... igual les hubiera encantado tener trabajo en un burdel!

HombreRevenido dijo...

Anónimo/a, a lo mejor me lo han pedido y no les he entendido (como no he leído el libro...)
A mí lo de cuarto rojo me sonaba a comunismo.

Verillo, tras una vida agitada, de aventura en aventura, se merecen el reposo del guerrero.

Carmen J., voy encargándolo ya. Aunque el mismo prostíbulo puede dar ya alguno de los servicios.

Nisi, las barbies hubieran sido bien recibidas (la gente con afición nunca sobra en la profesión más antigua del mundo). Aunque no sé si hubiera funcionado, por una cuestión de tamaño.

Anónima sin más dijo...

Llevaba una semana sin leerte y no te imaginas cómo me has reconquistado nada más ver esa foto jajajaja

La notaria de playmobil... es lo más bizarro del día.

Aliena dijo...

Pero las chicas tienen los papeles en regla y están dadas de alta en la Seguridad Social ¿? espero...

XD

Nuestros clicks acabaron en una caja de cartón camino de hacer felices a otros niños. A saber cuándo les llegará la jubilación y si la pensión les dará para un lupanar modesto al menos :/

HombreRevenido dijo...

Gracias, Anónima sin más, dejaste de leer en la semana clave del cónclave. Que Dios te perdone.

Aliena, por supuesto que sí. Nada nos repugna más en la Academia que la trata de blancas y la explotación sexual. Todas están allí por voluntad propia, sin coacciones y con todos los derechos. Como debería suceder en cualquier sociedad que mereciera tal nombre (la nuestra no, por cierto).

Mientras el click esté activo, el único peligro es la fractura o el accidente. Pero cuando pasa a estar inactivo es cuando se precisan estos entretenimientos. Espero que tus playmobil hayan tenido suerte.

Aliena dijo...

Ay, menos mal, me quedo tranquila pues :)

Gracias por tus buenos deseos. Rezo cada día por ellos :*****

Besos, crack!

NáN dijo...

Afortunados jóvenes, a los que se os abrió la Variedad. Yo, con mis indios y vaqueros, y algún soldado, a lo más que podría llegar es a montar un aburrido Village People convertido en un trío.

Peter dijo...

Yo podría aportar cosas más propias de parafilias: materiales de construcción como paletas, hormigoneras para mezclar los GT y andamios pra las posturas más extrañas.

Y todo un zoo para la sección zoofilia del burdel

HombreRevenido dijo...

Aliena, yo desde ahora los tendré presentes también en mis oraciones.

Nán, dos bandos están destinados a la confrontación. La dialéctica entre tres es mucho más interesante y produce cambiantes alianzas.
Aumentar las opciones hasta el infinito lo complica todo muchísimo más. Tuviste suerte. Una tediosa suerte.

Peter, nunca sabemos hasta que punto se va a enredar la cosa. Traelo todo. Ellos que monten luego sus performances.