lunes, abril 28, 2014

Tripizza


El universo (esa pizza cósmica de 117 ingredientes) no nos permite dejar el tema. Y si el universo se empeña, quién soy yo para llevarle la contraria.

Nos deja Molinos un comentario un enlace pizzero que merece analizar con detalle. Es este.
¿Qué podemos y qué no podemos echarle a la pizza?

La pregunta va más allá de la típica controversia con la piña. Sería interesante que repasáramos las pizzas más locas que hemos diseñado y confesáramos nuestros grandes pecados o nuestros mejores aciertos.

El artículo es revelador. ¿Tinta de calamar, como en el restaurante Bibiana de Washington D.C.? Parece una propuesta interesante. O la de esos suecos que le ponen plátano, jamón ahumado, queso ahumado y curry. Con dos cojones.
Espero que alguien se haya atrevido en el Levante español a perpetrar una pizza de paella. No he querido investigar porque soy muy sensible. Pero la mente humana no tiene límite.
Mirad a estos ingleses que integraron el famoso desayuno británico a una pizza:


Dejo que vuestras mentes calenturientas diseñen pizzas ad æternum, las posibilidades infinitas.

Ninguna (repito, NINGUNA) habrá podido imaginar una mezcla como la siguiente.


¿Algo típico de Florida con lo que hacer pizza?, pensaron en este restaurante.
¿Sonny Crockett? ¿Alejandro Sanz? No van por ahí los tiros.
Como tienen esos humedales llenos de bichos decidieron aprovechar la fauna autóctona. Pizza de serpiente pitón, cocodrilo y ranas.
Madre mía...

¿Dónde quedó lo típico de la pizza de champiñones (vegetal), jamón (animal) y atún (mineral)? Tripizza. Algo equilibrado, con todos los nutrientes necesarios para la vida moderna.

Si tenéis una especialidad muy desviada ha llegado el momento de confesar.
Mientras lo hacéis vamos a tener que dejar el tema porque si sigo teniendo antojos de pizza tendré que seguir comiendo y acabaré levantándome del sillón rodando.


¿Veis? Esa rubia es la gula que vive dentro de nuestro estómago.

11 comentarios:

Angie R M dijo...

Por culpa de estos post sobre pizzas tuve que comer pizza dos veces la pasada semana, cuando yo no comía pizza prácticamente nunca...
Dame ese truco para meterte en la cabeza de l@s demás! xD

Anónimo dijo...

je,je! qué peligro llevan algunos con la cocina fusión!! este post me ha recordado los concursos de bocatas raros que organizábamos con mi pandilla por las tardes a la hora de merendar (debíamos tener unos diez años). Ganó una que se trajo un día un bocata de Nocilla con sardineta (no fuimos capaces nunca ya de quitarle el primer puesto ... ni de probar los bocatas que se inventaba!). Quizás debería convocar a la pandilla con la excusa de una cena-concurso de pizzas raras... y a ver qué se le ocurre a mi amiga la imbatible.
;^)
carmela_garcs

Peter dijo...

Mi apreciado comidista hizo un post hace poco al respecto con grandes contribuciones a la gastronomía planetaria

http://blogs.elpais.com/el-comidista/2014/03/hit-parade-10-cosas-que-no-deber%C3%ADas-echarle-a-la-pizza.html

Aquello noerayo dijo...

Propongo una mezcla italo-hispánica con tortilla de patatas deconstruida y virutas de morcilla de Burgos

Peter dijo...

Esto se está convirtiendo en una semana temática encubierta

Anónimo dijo...

Todavía me sigo mareando con la pizza dando vueltas!!Pero es que la
gente es alucinante:alubias en la
pizza,ancas de rana...????!!!!
Sonia.

aras dijo...

Me he leído los tres posts sobre pizzas de un tirón, y no puede ser nada bueno por las horas que son. ¡Vaya por Dios! ¿A quién se le ocurre?
Aquí tenemos pizza de sobrassada, típica de la tierra jejeje.

molinos dijo...

11 días sin publicar.

¡Qué cojones pasa aqui???

No me dais más que disgustos....miera de putaprimavera.

Diva Gando dijo...

Una pizza aue se precie debe obligatoriamente de llevar alcaparras...

He dicho.

NáN dijo...

pues pasa que se ha puesto malito de tanta pizza, leñe.

HombreRevenido dijo...

Madre mía el retraso que llevo en la respuesta de comentarios... Voy para allá.

Angie, mis estudios de hipnois para chimpancés empiezan a dar resultados.
Para mantener el equilibrio universal, el destino me reservó para la semana pasada un dolor de muelas terrible que me impidió comer pizza.

Carmela, genialidad táctica absoluta eso de los concursos de bocatas.
Aunque lo de la nocilla + sardineta... no sé... no acabo de verlo.

Peter, no lo había visto pero estoy bastante de acuerdo con el post. Dramático.

Aquello noerayo, podría funcionar. Aunque ahora me da pereza preparar la masa, ¿por qué no comerse la tortilla y la morcilla directamente y olvidarnos de la pizza?

Sonia, los homínidos no tenemos mesura. La naturaleza nos lo hará pagar. Y ya no te digo si las ranas consiguen ponerse todas de acuerdo para vengarse.

Aras, la sobrasada en la pizza tiene que ser muy contundente, pero pasa el corte por los pelos.

¡Molinos, he vuelto!
He ido de rehén en rehén hasta que he conseguido escaparme.

Diva Gando, esa es una norma estricta. Aunque visto lo visto es mejor no dejar libertad a la gente para que elija.
Respecto a la norma de la pizza+alcaparras, tendría que probarla para ver si estoy de acuerdo.

NáN, yo creo que sí. Pero he vuelto a la vida.