viernes, junio 26, 2015

Polvorón (instrucciones de uso)



En cuanto me pongas los ojos encima estarás perdida. Sólo querrás rasgarme la ropa y ver lo que guardo debajo del envoltorio.

En el primer vistazo te pareceré frágil; también apetitoso. Tienes que actuar con diligencia para que yo sepa de inmediato que conoces el truco.
Júntate mucho a mí. Hasta que sientas que me abarcas completamente entre tus brazos y tus piernas.
Entonces aprieta. Ejerce una fuerza envolvente y constante.
Puedes contar hasta 50 o puedes, sencillamente, abrazarme hasta que no puedas más.

Entonces estaré duro. Tan comestible y tan preparado para la feliz aniquilación.

6 comentarios:

sonia dijo...

Estamos en celo...

Aquello noerayo dijo...

Pero que tenga cuidado, que lo coma despacio no se vaya a atragantar.

Nisi dijo...

O.o
Hoy la Academia se ha vuelto en sólo para adultos.

Coccinellidae. dijo...

Con este calor y hablando de polvorones...eso no es para navidad? O me equivoco de polvorón?...bah! Da igual tanto uno como otro no apetece na con este infernal calor!

HombreRevenido dijo...

Sonia, celo perpetuo.

Aquello noerayo, ¡grande!
Si se me hubiera ocurrido esa frase... a lo mejor hubiera cambiado el final, jeje.

Nisi, de vez en cuando, en la etiqueta Manualidades damos rienda suelta a los instintos.

Coccinellidae, jaja, con el calor apetecen menos. Pero oye, sólo se vive una vez, p'alante con los polvorones en cualquier época del año.

phaskyy dijo...

Sólo una mente como la tuya puede hacer un post de polvorones en verano...