jueves, junio 23, 2016

Animaleando

Maldigo la falta de tiempo.
Maldigo haber tenido que retrasarlo del lunes a hoy.
Pero ya.

Ya está aquí...


Tras darle una cuantas vueltas de más, de tapar las vías de agua que se ven a simple vista, de destrozarlo con más retoques que el ecce homo de Borja, ya está publicado.
Ya me puedo morir mañana.
Habré dejado 10 años irregulares de blog y una obra indescifrable que avergonzará al mundo durante milenios.



Me lo he pasado demasiado bien escribiéndolo.
Tiene que ser una mierda a la fuerza.

Ya sé que a vosotros os da igual que no sea una novela perfecta, que tenga muchísimos defectos. Me conocéis de este blog y sabéis que el listón está bajo para el salto de altura o alto para el limbo.
En realidad, todo el proyecto es un spin-off de la Academia.

La única diferencia es que las entregas periódicas (ejem) de este blog inconexo dan paso a una venenovela completa, ciento y pico capítulos allí, disponibles para que cualquier chimpancé con paciencia se adentre.

Se puede leer de una sentada o dosificarlo.
Se puede leer en la oficina, en la sala de espera de urgencias, en la cama...
Se entiende la idea ¿no?

Os recomiendo que le echéis un vistazo porque tiene todo lo que nos gusta:

  • Monos
  • Misterios
  • Chorradas como pirámides
  • Peligro
  • Sexo
  • Ciencias naturales
  • Retrofuturismo polvoriento
y sobre todo, algo que conocéis bien: las fichas de Animales Acojonantes, que otrora fueron nuestro estardante y único orgullo.

La buena noticia es que vuelvo a este vuestro blog al 100%.
Vuelve la ilusión.

10 comentarios:

Angie R M dijo...

Enhorabuena por terminar esta empresa. Me encantan los animales acojonantes!
Besitoss

HombreRevenido dijo...

¡Gracias!
Ha costado más de la cuenta, pero ya está, me quedo tranquilísimo.
Espero que os guste.

Isis dijo...

:D mis felicitaciones!!! y agradecimientos
por esta superobra que nos deja.
gracias gracias gracias.

las risas que me he echado yo con los animales acojonantes
y que me echare no podré agradecerselas lo suficiente nunca :)

subida de moral.
de verdad. gracias.

molinos dijo...

Yo no podría venerarte más. Bueno sí, si te disfrazas de Brian Johnson y haces un poco la musaraña a lo mejor sí.

O mandas una horda de cisnes trompeteros a despedazar a García margallo.

Voy a por mi dosis de animales acojonantes ahora mismo. Quiero mi mierda!

Luxindex dijo...

Hoy he dormido poquísimo. Anoche me dio por asomarme a Animales Acojonantes. Gran error, pues el asomo me llevó a no dejar de leer hasta las 4:00 a. m. cuando, más por responsabilidad que por sueño, lo dejé. Por responsabilidad y por sibaritismo (Sibarita: aquel que es capaz de sufrir o negarse un poco con tal de disfrutar luego mucho). Pero eso fue ayer, jueves-viernes; hoy es viernes-sábado y mañana no trabajo: esta noche me liquido esta fábula moderna que me tiene prendido en ascuas.

¡Ole por MobreRevenido!

HombreRevenido dijo...

Gracias, Isis.
La dejo enterrada en internet, a ver si os gusta.
Si consigo que disfrutéis un poco, minoría selecta de primates, habrá merecido la pena.

Molinos, gracias por la acogida entusiasta.
Me alimento de vuestro respeto.
Y sé que lo de la musaraña te ha llegado al corazón.

Luxindex, qué emoción. Vas a ser el primero (¿quizás el único?) en acabar la historia entera. Reconozco que no me la he leído ni yo.
(¡Gracias!)

El primo del Chicodelaconsuelo dijo...

Yo es que no me entero de nada
¿pa que haces ese otro blog?

No me lo tengas en cuenta
debe de ser este calor somarda
que me amuerma.

HombreRevenido dijo...

Qué despiste me lleva usted, Primo.
No es otro blog, es la no-novela más importante de lo que va de siglo XXI. Lo que pasa es que tiene formato web porque así es más barato. Pero son los 150 capítulos-animalejos que ya están publicados y fin.

sonia dijo...

Me encantan los Animales Acojonantes.Hoy he empezado por el de la capibara,me los dosifico,de uno en uno,que son muy adictivos.
Genial!!!!!!!

HombreRevenido dijo...

Gracias, Sonia. Conviene dosificarlos para no empacharse.