jueves, agosto 31, 2006

Borges y las sombras




En 1955, un Jorge Luis Borges ya completamente ciego es requerido para dirigir la Biblioteca Nacional, en Buenos Aires.
El genial escritor, recreándose en la paradoja, compone el "Poema de los dones".







Nadie rebaje a lágrima o reproche
esta declaración de la maestría
de Dios, que con magnífica ironía
me dio a la vez los libros y la noche.

De esta ciudad de libros hizo dueños
a unos ojos sin luz, que sólo pueden
leer en las bibliotecas de los sueños
los insensatos párrafos que ceden

las albas a su afán. En vano el día
les prodiga sus libros infinitos,
arduos como los arduos manuscritos
que perecieron en Alejandría.

De hambre y de sed (narra una historia griega)
muere un rey entre fuentes y jardines;
yo fatigo sin rumbo los confines
de esta alta y honda biblioteca ciega.

Enciclopedias, atlas, el Oriente
y el Occidente, siglos, dinastías,
símbolos, cosmos y cosmogonías
brindan los muros, pero inútilmente.

Lento en mi sombra, la penumbra hueca
exploro con el báculo indeciso,
yo, que me figuraba el Paraíso
bajo la especie de una biblioteca.

(...)

Poema de los dones (Jorge Luis Borges)

4 comentarios:

animons dijo...

Yo tengo otra;
Desnudo:
Puntos de luz latente dan señales
de una sombra secreta.
Pero el color, infiel a la penumbra,
se consolida en masa.
Yacente en el verano de la casa,
una forma se alumbra.
Claridad aguzada entre perfiles,
de tan puros tranquilos
que cortan y aniquilan con sus filos
las confusiones viles.
Desnuda está la carne. Su evidencia
se resuelve en reposo.
¡Plenitud inmediata, sin ambiente,
del cuerpo femenino!
Ningún primor: ni voz ni flor. ¿Destino?
¡Oh absoluto presente!

HombreRevenido dijo...

Animons, esto parece el club de los poetas revenidos.
Celebramos tu aportación. Y la de Jorge Guillén también.

Leonardo dijo...

¿Sabés cuando le sacaron la foto que ilustra el post? Durante un programa argentino (muy famoso) de preguntas y respuestas llamado "Tiempo Odol" (Odol es una marca de pasta dental). El participante que concursaba respondía justamente sobre él, Borges estaba presente en el estudio y lo retrataron mientras pensaba una de las respuestas que le habían hecho al concursante sobre su vida.

HombreRevenido dijo...

La foto es genial. Muchísimas gracias, Leonardo, por la información, por poner la imagen en su contexto.