lunes, enero 26, 2009

Escena


Juro que iba a hablar de Huesca, de sus posibilidades inmensas como microcosmos, de que contiene el germen perfecto para cualquier clase de historia de personas normales, como tú y como yo.

De eso hablaré otro día, y así os cuento lo que acaba de pasarme, porque va muy ligado. Quizás el microcosmos esté simplemente dentro de uno mismo, o tal vez hemos visto demasiadas películas y se nos han reblandecido las meninges, como le pasó a aquel que se hacía pasar por loco para reírse del cura y del barbero.
El caso es que estoy en mi oficina (sí, en la oficina, pero no significa que trabaje, como demuestra este texto) y voy al baño. Me dirijo al fondo del pasillo a la derecha, como tiene que ser, escucho un sonido de catarata (demasiado torrencial para una meada adulta, pienso). El baño de mujeres está inundado y se oye el sonido de un grifo. Todo está oscuro. Sale el agua por el pasillo.
Es la típica escena en la que entrando al baño observo, qué sé yo, un crimen, un cadáver, una escena que me hace abocarme a una vertiginosa historia de intriga y sustos. A lo mejor hay algo escrito en el espejo, o la víctima me entrega, moribunda perdida, un pendrive con información que alterara el curso de la historia.
Es siniestro y excitante.

La vida no debería otorgarnos fotogramas como ese de forma gratuita, porque lo único que consigue es sobreexcitarnos. Y ahora a ver cómo me relajo yo ahora.
Porque he encendido la luz, he entrado al baño, me he mojado las zapatillas, he cerrado el grifo, casi me resbalo y me la hostio (con el consiguiente chapuzón ridículo), he salido dejando las pisadas marcadas por el pasillo, he llamado al encargado de mantenimiento y me he sentido un héroe. Sin más.
Porque, vamos a ver, de alguna forma empezó Bruce Willis. Antes de las crisis de rehenes, de las persecuciones en lancha, de los asesinatos misteriosos y de salvar el mundo, habrá que cerrar unos cuantos grifos, ¿no?
Pues eso.
.

10 comentarios:

Cardo dijo...

Revenido McLane en situación límite, acción en estado puro. Ya puedes decir que has entrado en un baño de chicas

Timonera dijo...

¿Quién sabe? Quizá solo esto sólo es la apertura del telón... Yo tuve un episodio parecido con un muñequito que cambiaba de sitio cuando no lo miraba...

lasa dijo...

¿Baños de chicas inundados, muñecos que se mueven, hombres con sombreros y gabardinas? Mmmmm... va a ser cierto que algo huele a podrido en Dinamarca...

Por si acaso, lleva siempre camiseta de tirantes, en Acorralado y La Jungla, son pieza clave de la trama.

Pitufa dijo...

Que te has mojado las zapatillas?? pero la camiseta no??? hombre un poquito de por favor no? tenias que mancharte un poco la cara, despeinarte un poco y salir con la camiseta mojada.... solo eso.. y para eso me dejé yo el grifo abierto??? si es que....

Dina dijo...

Menos mal que siempre tendremos a HombreRe para salvar al mundo... así se hace.

HombreRevenido dijo...

Cardo, ya en la guardería entraba en el baño de las chicas. Eran otros misterios los que perseguía.
Soy un mono de acción.

Timonera, de momento lo único que me está deparando el día es mala leche. Así que la película, si es en plan intriga, va a quedar muy deslucida.
Lo del muñequito es un truco visual, prueba a mirarlo tapándote alternativamente un ojo y otro.

Lasa, me faltaba la camiseta de tirantes y la resaca. Hoy me he provisto de ambas cosas, por si acaso.

Ríete, Pitufa, pero si llego a resbalarme y caerme en el enorme charco y, en ese momento, entra una damisela en el baño... se caga.

Dina, el mal nunca descansa. Tranquilos que yo vigilo.

RAZA BECARIA dijo...

A veces esperamos tanto que sólo podemos decepcionarnos, per la emoción no te la quita nadie.

Ahora, que alguna chica de voz dulce grite: ¡Mi héroe!

O mejor:

Toc toc toc (tacones)

¿Dónde estás, pelusita, oh mi gato querido alérgico al agua? Creo que te he olvidado en el servicio, ángel gatuno. Gracias a Dios, estás pisadas indican que alguien ha estado aquí y que cerró el grifo. ¡Alguien, desinteresadamente, te ha salvado la vida, pelusita de mi amor!

(En ese momento entra Hombre Revenido al baño porque con tanto cierre de grifo se le había olvidado coger papel ya que en el de los tíos no quedaban rollos).

!MI HÉROE!

Morreo y arañazos de gato, toque de atención en el lomo y más morreo.

FIN

HombreRevenido dijo...

Raza becaria, hubo un tiempo en el que los gatos se subían a los árboles, y era jodido ser un héroe.
Ahora, con las alergias estas raras, es más sencillo.

Mi mente no pensó en ningún momento en un final tan así, con tanto morreo. Lamentablemente yo me veía dando un resbalón, golpeándome la cabeza contra el suelo y quedando inconsciente mientras mi sangre se diluía en el torrente que iba saliendo al pasillo.
Cuando me encontraran a la mañana siguiente pocos entenderían qué hacía en los baños femeninos. Sería un estigma vergonzoso con el que mi familia no podría vivir mucho tiempo. Tendrían que emigrar a América. Pero allí empieza otra historia, con mi hermano enrolado en el Gran Circo de Oklahoma. La dejaré para otra ocasión.

Ender Muab'Dib dijo...

Huesca es una ciudad de héroes. Primero unos rehenes reducen a los atracadores. Luego, un mono cierra un peligroso grifo que estaba produciendo una inundación. Pronto haremos una máquina del tiempo y salvaremos a Kennedy.

HombreRevenido dijo...

Ender, ya construyeron esa máquina del tiempo. Me introduje en ella y salvé a Kennedy de su atentado en Baltimore. Y luego lo volvieron a tirotear en Dallas. Así que no sirvió de nada, ya ves.