miércoles, enero 21, 2009

Mujeres que me traumatizaron para siempre - 7 - CANDY WHITE


Hubo un tiempo en el que no existían los canales disney, los cartoon, nick y demás manantiales inagotables de dibujos animados. Veíamos lo que había. Por eso, si echaban dibujos la tarde del domingo había que verlos, aunque fueran melodramáticos, aunque la prota fuera una chica.

"Candy Candy" (キャンディ・キャンディ en japonés, si la wikipedia no nos la mete doblada, que todo puede ser) fue una serie colorista pero áspera. No sé qué sórdida crueldad oriental concebía esas historias de orfanatos, fatalidades, amores imposibles e inocencias mancilladas. Candy era bonachona y noble, sin embargo las aristas de la existencia le llenaban de rasguños. Y con ella sufríamos nosotros, que no teníamos la culpa. Se nos hincaba el bocadillo de la pena. Estábamos indefensos.

Cuando el amor de Candy murió, cuando Anthony se cayó del caballo, sentí... sentí... me duele recordarlo. Sentí el latido de la injusticia acompañando nuestros pasos, todo tomó forma: las inseguridades, los desencuentros, ¿por qué llevaré gafas?, no me gustan las espinacas, el profe me tiene manía, ¿por qué me compra mi madre esta ropa horrible?.
La vida, nuestra propia esencia, como un Alcampo de sufrimientos. Existencialismo con mortadela de mickey.

Ahora reaccionaría de otra forma. Ahora, en mi inapreciable madurez, le diría: "Candy, cariño, aléjate de mí por favor, que eres muy ceniza".
.

12 comentarios:

dani dijo...

jajajjaa, brillante como siempre. Candy, cariño, ¿alejate de mí? jajajaja

Anay dijo...

Yo era más de Bésame Licia.
Aún no entiendo que tuviera el pelo de otro color en la canción que en los capítulos, pero que los chicos (japoneses) se llamaran Sergio, Jorge o Borja me parecía de lo más normal.

Tony Tornado dijo...

Y olé!

Yo creo que Candy al final era lesbollera. Tanto subirse a los árboles y tanto andar con tíos, que las chicas le reprocharan su falta de feminidad and so on....

(Anay, los nombres eran traducciones, claroquesí)

Peibols dijo...

Yo era más de la Aldea del Arce.

Y bésame Licia era lo más.

dame un beso licia... no me decepciones...
Y tal.

El Root dijo...

Más penosa era su amiga del pelo azul (para que luego las grunges se creyeran pioneras)la famosa Annie.

Yo los nombres de los chicos los recuerdo en inglés: Anthony, Allistear, Neal...

¡Ostras! Y la malvada Iriza!!

¡QUé nombres dios!

Cardo dijo...

qué malos ratos me hizo pasar la nena esta! qué lloreras los domingos por la tarde...Por suerte para mi equilibrio emocional no vi la muerte de Anthony, si no a saber que habría sido de mi.

HombreRevenido dijo...

Dani, tal cual lo cuento, así era.

Anay, todo nombres con R, sí señor, muy oriental.
No sé quién era Licia, no la conocí, yo entonces ya estaba más pendiente de Samantha Fox.

Tony Tornado, no se descarta ninguna hipótesis. También puede pasar que viendo cómo le fue a Anthony los hombres se lo pensaran antes de acercarse demasiado.

Peibols, conozco la Aldea del Arce. Pero eso era de viernes por la tarde, tenía otra alegría.
No me compares a esa tal Licia, la lacia con mi Candy, hombreya!

El Root, eso sí que era una malvada en condiciones. Mala a conciencia.
Y eso eran hombres, claro que sí. Imagínate que ves tu a un Anthony cabalgando por las llanuras. Las bragas al suelo, normal.

Cardo, y ahora lloramos simplemente porque se acaba el fin de semana. Nos hemos vuelto materialistas.

Wilwarin dijo...

Ainss... cuanta incultura Candieril...
Si lo de Anthony solo fue un simple error que tuvo la chica (que veía mal de lejos), eso es que no habeis visto el final de la serie... os lo recomiendo (si es que lo soportais claro que a mi me costó con la cantidad de episodios que hay) y así descubrís la verdadera identidad de "el príncipe de la colina"... ;P

iza dijo...

Joder, me habéis despertado un trauma dormido: lo único que me prohibieron mis padres durante la preadolescencia fue ver Candycandy... no sabéis lo duro que era ir el lunes al cole y escuchar como todos comentaban el capítulo con verdadera pasión mientras yo no me enteraba de la fiesta, brrrr

RAZA BECARIA dijo...

Joder, yo escribí aquí ayer y no aparece hoy.

Decía que PEIBOLS vuelve a tener razón: VIVA LA ALDEA DEL ARCE POR EL AMOR DE DIOS (y su canción maravillosa con estribillo de SHA LALELE/ SHA LALA/ NUESTRA ALDEA/ ES GENIAL)

Raza Becaria dijo...

Por cierto, perdón por tanta mayúscula pero es la 1 de la madrugada y no debí habere tomado ese café.

HombreRevenido dijo...

Wilwarin, que a lo mejor hubo una confusión de identidades, pues sí. Pero que cuando se murió Anthony fue un disgustazo de los gordos, también.

Iza, se trata de eso, de hacer aflorar los traumas de la infancia. ¡Hay que sufrir!
Yo veía "Candy Candy" después de escuchar el Carrusel Deportivo. Ese absurso existencial me lo hacía soportable.
Creo que tus padres hicieron bien no dejándote verla. Al menos quedará alguien que conserve la fe en la humanidad.

Raza becaria, no sé qué ha podido pasar con ese comentario. A lo mejor blogger tiene un filtro para la ironía y lo hiciste saltar por los aires.

Repito que la aldea del arce molaba. Pero no me traumatizó.
Celebro tu entusiasmo. Y ahora tómate una tila o date un paseo, que te veo tensa, jeje.