martes, marzo 03, 2009

Mujeres que me traumatizaron para siempre - 10 - EVA NASARRE




Quién lo diría, en los 80, en un mundo sin zapping, podíamos vivir de sorpresa en sorpresa. Éramos inocentes y emocionables, claro, viviendo sin mando a distancia y con sólo dos canales... cualquiera se levantaba hasta la vanguard o la radiola en color a cambiar al UHF.

A cada uno le llamó la atención una cosa de Eva Nasarre. La simpatía natural, su vocecilla tímida, sus guiños pícaros, sus cachas firmes, el pelo ondulado.
A mí me generaba preguntas:
- ¿para qué sirven los calentadores? (que remitían a "Fama", esa serie formidable)
- ¿por qué cuentan hasta 8 al hacer los ejercicios?
- ¿por qué en mallas y no en chándal?

Eva Nasarre no sólo enseño a la nación que el aerobic no era un bolígrafo volador, también les hizo mover el culo en su casa, aunque nadie lo confiese ahora, porque mola más ser un niño displicente que sólo leía cuentos sin dejarse llevar por la presentadora que nos hablaba, que nos decía "oye, no te pares", "venga, un poco más", y que yo creo que nos veía. La televisión interactiva existió, mucho antes que el teletexto.

Mi actual psicomotricidad, mi talento para el baile y mi sentido del ritmo, se lo debo a esta señorita que dejó huella en nuestra generación perdida. Porque realmente no creo que las clases de gimnasia sueca de la Hermana Milagros en falda-pantalón tengan nada que ver.
.

11 comentarios:

Carburo dijo...

Pues no ha acabado muy bien la Eva esta... tema de sectas, drogas y demas.. ¿fue reciproco?. Ella te enseño a mover el esqueleto y tu la llevaste por el otro camino ..¡¡

iza dijo...

joder, creo que aun me duelen las ingles por intentar hacer el "espagar" ese diabólico que porponía...

BabyJane dijo...

Entre el miedito de entonces y la parte oscura que le quisieron colgar luego...

Ahora, entre tú y yo, al padre y al niño cuando andaban haciendo bolos, o como se diga, me los cruzé yo en Lugones...Habiendo esos hotelazos tan monos en Oviedo!!! Vamos, que los bolos no les debieron de rentar tanto como ellos pretendían...Santa Eva Nasarre a los altares!!!

Peibols dijo...

Perdona, YO saqué mi sentido del ritmo de Eva Nasarre. Tú haces lo que puedes. Cucu.

HombreRevenido dijo...

Ni ella ha acabado muy bien, ni nosotros tampoco, Carburo.
Lo de las sectas y las drogas no lo sabía, espero que esté mejor de las dos cosas. Yo no tuve nada que ver, la tengo como un ente asexual incapaz de ninguna maldad.

Iza, los alardes se pagan.
Alguna utilidad habrá tenido luego en la vida real, piénsalo.

BabyJane, si alguien ha querido lucrarse a costa de Santa Eva Nasarre espero que se lo lleven los demonios.
Me quedo con su imagen en el recuerdo, la otra ni la miro.

Peibols, ¿quieres una guerra de bailes?
¿estás preparado para un desafío?
No me provoques, que me sé pasos nuevos que te harían palidecer.

la maru dijo...

...y qué mona iba ella. Con las medias por debajo del body, esos calentadores y esas coletas al viento... Por qué no se me ocurriría este disfraz para carnaval.

Area de descanso dijo...

Lo de las mallas ha llegado a nuestros días, estoy investigando sobre ello..

HombreRevenido dijo...

Maru, ella iba arreglá pero informal, muy de la época, con colores imposibles.
No es mal disfraz, jeje. El año que viene ya sabes...

Área de descanso, no seré yo quien hable mal de las mallas, Dios me libre.
Pero de pequeño me parecía una incomodidad comparado con el chándal de toda la vida.

burbu dijo...

Hermana Milagros? no me digas que fuimos compis de guarde del Pilar? Porque si es así y en plan nostálgico te diré que hace un mes me encontré con la Hermana Pilar y me dijo que Milagros, si mal no recuerdo, anda por el África.

Cardo dijo...

me encantaba...y principalmente por las mallas y maillots tan vistosos y que supongo no los hicieron uniforme de gimnasia en el cole (para mi disgusto) para evitar problemas a la hora de ir al baño

HombreRevenido dijo...

Compis de guardería, Burbu, como lo lees. Gracias por la información, espero que esté bien allá donde esté. Era una buena mujer, aunque en el hecho gimnástico no estuviera a la altura de Eva Nasarre.

Cardo, a nosotros en mi cole tampoco nos dejaban vestirnos así. Aunque era un colegio de niños y tal vez hubiera sido un exceso de modernidad para la época.