miércoles, marzo 04, 2009

Mujeres que me traumatizaron para siempre - 11 - JUDIT


La Biblia (suspiro) esa lectura tan recomendable para los niños (doble suspiro), para que se eduquen en los valores adecuados, para que eviten la tentación del mal. La Palabra de Dios hecha libro, tal vez conteniendo, como afirman los cabalistas, todos los secretos del universo.

Yo leía la Biblia de pequeño y la mayoría de las veces no me obligaba nadie, era un placentero acto de masoquismo literario. Menudos sofocones me llevaba, porque las historias eran siempre tirando a trúculas. Lo de la expulsión del Paraíso era de risa comparado con otras trapisondas moralizantes.

Betulia (una ciudad judía) es cercada por los Asirios (esos grandes desconocidos). Es un ejército de 1.200 hombres. Qué digo 1.200, no, 12.000. Bueno, a lo mejor eran 120.000. Los que fueran, pero bárbaros sedientos de sangre, dirigidos por su general Holofernes, el peor de todos.
Judit, una viuda judía de muy buen ver, piadosa, educada, religiosa y patriota, sale de la ciudad y va al campamento de los salvajes. Se ofrece a pasarles información.

Holofernes se queda prendado, ya se sabe, la campaña es solitaria, la carne es débil, la mujer es imponente. Le dice aquello de "umm, Judit, has sido una chica muuuy mala", hincha el pecho palomo y organiza un banquete para celebrar que tiene la situación controlada. Es una excusa para beber, bailar y quedarse a solas con la dama.
El general quedose dormido, ya fuera por el cansancio, el alcohol o por yacer con Judit (ella lo negó siempre, con poca convicción). La judía, seca, le cortó el cuello a Holofernes con su propia espada. Lo metió en una bolsa de deporte de Seul´88 y salió del campamento sigilosa junto a su sirvienta. Salgo a rezar. Pues nada, sal.

Los soldados al descubrir a su caudillo herido de muerte huyeron despavoridos. En Betulia no se lo podían creer. Dios estaba de su lado. Nada que temer.

Porque Yaveh, ya veis, no ve demasiado mal engañar, dejarse un poco o asesinar. Siempre que lo hagamos nosotros, ¿eh?, los de su equipo. Aunque claro, Yaveh nunca se ha caracterizado por mantener la misma opinión durante 50 años seguidos.
.

8 comentarios:

Serjuzu dijo...

Me recuerda a Salomé, pero mucho más independiente. No necesita la ayuda de nadie para cortar cabezas...

¡Que mamón! no volveré a mirar con los mismos ojos a la Judit de mi trabajo...

Timonera dijo...

Si contaran la Biblia así, sería muuuucho más entretenida. ¡¡Me ha encantado lo de "pecho palomo"!!

dani dijo...

jajaja, yo siempre di ética, porque ya desde pequeñito me costaba mucho entender si el espíritu santo era un señor disfrazado de paloma o un señor mayor de pelo canoso que no hacía más que tomarse la viagra. Pero si llego a saber que aparecen historias tan divertidas como la de la simpática Judit, con su bolsa de deportes de Seul, me hubiera metido a religión de cabeza.

la maru dijo...

..."Salgo a rezar. Pues, sal." Me has matado.Estoy en el curro muerta de la risa.
Quién es el autor de esa novela (Biblia, dices?) tan divertida?

HombreRevenido dijo...

Serjuzu, cuando uno ostenta un gran poder, en plan Holofernes, tiene que andar pendiente de su cuello. Vigila a esa Judit, por si las moscas.

Timonera, la Biblia es un peazo de libro, interesantísimo, aglutina la sabiduría antigua de muchas generaciones. Poco recomendable para niños, eso sí, aunque de mayor pueda resultar esclarecedor y tronchante a partes iguales. Ya os contaré algún episodio más.

Dani, eso de la ética no puede llevar a nada bueno. Luego os pasa que os machaco al trivial y no sabéis por qué. La religión es culturilla, y además divertida.

Maru, la Biblia la escribieron varios tipos con barba que se hacían los listos y al final no pintaban nada. Ellos dieron la cara, pero el auténtico genio, el humorista que estaba detrás y realmente lo escribió fue... Dios.

Cardo dijo...

Para mi que esto fue que Holofernes no dio la talla y Judit-Mantis Religiosa(salgo a rezar) se mosqueó (de ahí el no querer hablar del "yacimiento"). El resto de asirios al ver como las gastaban las judías con el macho mejor dotado del campamento huyeron despavoridos. Los judíos no quisieron reconocer que una de las suyas se iba a buscar por los campamentos lo que no le daban en casa y metieron de por medio a Yaveh para salvaguardar su hombría

HombreRevenido dijo...

Yo también creo que en esa tienda de campaña se yació, Cardo. Allí hubo yacimiento casi seguro. Pero me parece que fue al contrario. Como jamás encontraré un amante como Holofernes, pensó Judit, me llevo un recuerdo de esta velada.

Anónimo dijo...

Pues a mi me parece penoso, que os metais con la Biblia. Eso será que realmente no entendeis nada de lo que se explica en ella. Lo veis con los ojos de gente que tiene miedo al cambio. Al cambio de que Dios os puede dar a vuestras vidas. Realmente deseo que Dios os bendiga y toque vuestras vidas, para que realmente podais entender lo fascinante que es leer la Biblia. "Pro 29:25 El temor al hombre es un lazo, pero el que confía en el SEÑOR estará seguro. "
DIOS OS BENDIGA