jueves, mayo 28, 2009

Eduación General Básica



Uno no aprecia un montón de cosas en la escuela hasta que crece. Pequeñas cosas como ser castigado todos los días por una mujer de mediana edad. Cosas por las que uno paga mucho dinero más adelante.

8 comentarios:

Alberto Colombo dijo...

SUBLIME POST MONO.

Usted no deja de superarse.... parece Pep

Raza Becaria dijo...

Me ha encantado, y la foto también.

HombreRevenido dijo...

Alberto, no exageres, hombre. Y el mismo llamamiento hago al resto de la ciudadanía, volved a vuestras casas, no está bien visto celebrar los posts en las fuentes públicas como si fueran copasdeuropa.

Raza Becaria, ni el texto ni la foto son míos. El único mérito ha sido juntarlos.
Y gratis.

Ra dijo...

Por eso la llamaron Básica, por imbuída ;)

lasa dijo...

No se que pasa, que llevo una temporada salido como un mono (sin ofender), y leer estas cosas no ayudan a relajar mi estado.

No obstante, sublimes estos últimos posts.

HombreRevenido dijo...

Ra, decían aquello de "la letra con sangre entra".
No es que esté de acuerdo, pero de vez en cuando unos azotes...

Lasa, no me ofendes, es la realidad. La verdad nunca ofende porque es justa.
Yo te recomendaría una ducha fría y un fin de semana tórrido.

Orleans dijo...

Amos sí,como una profe imperialista que tenía mi hermano que les obligaba a quitarle los algodones de los dedos de los pies...menuda cerda la tía!!!y si te negabas, te metía un puraco de mil pares de narices!!!

HombreRevenido dijo...

Los fetichismos vienen siempre de la escuela, lo empiezo a ver claro Orleans.