lunes, agosto 31, 2009

Animales Acojonantes (42) - LA ZARIGÜEYA


Hay animales con mala prensa, la zarigüeya es uno de ellos. Son denostados por feos y por irascibles.
En lo del atractivo físico no entraremos, ya se sabe que cada cual tiene sus gustos y, por fortuna, todo rasgo disonante acaba encontrando un admirador. El caso es que a la zarigüeya le beneficia su aspecto. Los depredadores dudan si atacarla o no. Incluso el más voraz, el menos escrupuloso, el hombre, desprecia su carne por su olor nauseabundo. Y eso que luego se comen cosas peores, aunque esa es otra historia.

Lo del carácter inconstante no se puede negar. Sólo cabe añadir que la comunidad científica se equivoca al determinar las causas. Se equivocan todos esos mendrugos con bata blanca. A ninguno se le ha ocurrido comprobar cómo la zarigüeya pasa el mes de agosto en plácidos asentamientos nómadas, donde ríe, come bayas, salta vallas y se tumba a descansar a la sombra. En septiembre, cuando los bronceados especialistas vuelven a sus observatorios, anotan irritados: la zarigüeya manifiesta estrés, desagrado y agresividad. Claro, ¡menuda novedad!
Es el trabajo diario lo que las desquicia. Con todo ese pelo hirsuto, pasando calor, de aquí para allá. Lo raro sería que no entraran a los corrales a degollar gallinas. De alguna forma tienen que desahogarse.


Dicho todo esto, la zarigüeya tiene un método infalible para evitar amenazas, eludir visitas incómodas o pedir la baja. Se tumba, saca la lengua y se finge muerta con maestría.
Por todo esto es un animal imprescindible. Y lo sabe.

Le gusta:
- Defraudar al seguro
- Gestionar sus emociones de un modo hermético.
- Cenar "cualquier cosa"

No le gusta:
- Los coleccionables por fascículos
- Dejar mensajes en un contestador
- Que frivolice sobre la vuelta al cole gente que no sabe lo que es tener camadas de 20 crías
.

12 comentarios:

Dina dijo...

Yo es que ha sido leer lo de su olor nauseabundo y... prefiero no imaginarlo que tengo el estómago sensible.

Ra dijo...

Siempre he pensado que es el ser más inteligente del planeta, una cachonda mental.

Chic dijo...

Pues yo de pequeño tenía un cuento protagonizado por zarigüeyas y siempre me han parecido adorables.

lasa dijo...

Pero... ¿veis lo que es capaz de hacer con su rabo? Ciertamente, un ser imprescindible, todo lo que tiene que enseñarnos y lo lejos (guiño guiño) que llegaríamos mutándonos con ellos

Cardo dijo...

me encanta eso del "carácter inconstante" pobre bicho. Es que no acaba los proyectos en los que se embarca? se entusiasma y se desanima con facilidad? Pobrecilla, se debió hacer la muerta ante el test

Raza Becaria dijo...

¿Cuántos dedos tiene ese animal? Joder, qué asco. Me encanta la definición de zooweb, es brutal.

Para mí ha sido una buena manera de empezar septiembre, con un post de animales acojonantes. En lo de cenar cualquier cosa estoy con la rata de nombre guay.

Duende dijo...

...come bayas y salta vallas, pero, ¿a la vez?

HombreRevenido dijo...

Dina, si lo de "nauseabundo" no te gusta podemos probar con: "olor muy personal", "aroma original", "olor abrasivo"...

Ra, es una muestra infinita de inteligencia cabrearse por tener que volver al trabajo. Pero vamos, el más inteligente del planeta... habría que comprobarlo.

Chic, es el momento de aprender que lo que era adorable en la infancia ahora da miedito. Piensa en Muzzy.

Lasa, una cola prensil es una solución evolutiva de primer orden. Yo ya tengo algo de zarigüeya, pero no es la cola, es el mal despertar.

Cardo, realmente lo del carácter sólo le afecta al humor. En cuanto a embarcarse en proyectos... la zarigüeya es más de dejarse llevar. Su primer plan, siempre, es fingir.

Raza Becaria, ser "decididamente inconstante" es maravilloso. Tener 5 dedos que parecen 7 también. Empezar septiembre protagonizando Animales Acojonantes no está al alcance de cualquiera. Sin embargo la zarigüeya se queja amargamente. Es su sino.

Duende, ni siquiera tú podrías hacerlo al mismo tiempo. Lo hace en riguroso turno. Aunque va a días.

Ra dijo...

Sr. Revenido, hacerse el muerto a la primera de cambio es de artistas :)
Pavlov lo fliparía.

HombreRevenido dijo...

Ra, eso suena bastante cierto, es una cobardía solemne, creativa, melodramática. Menudo papelón.

Alberto Colombo dijo...

Si algo deben pagar las zarigueyas es el derecho de autor...la segunda foto colgando de la cola es una burda copia de la famosa escena de Tom Cruise en Mision Imposible

HombreRevenido dijo...

Alberto, ¿quién copió a quién? Esa es la cuestión.
Millones de años de evolución me invitan a pensar que la zarigüeya adquirió esa habilidad mucho antes.
Lo investigaremos.