lunes, agosto 17, 2009

Sin palabras: 9" 58



Usain Bolt, el extraterrestre.
.

9 comentarios:

lasa dijo...

Jodo... Este se toma en serio lo de no beber y conducir, sino fumar y volar... se nota de donde viene. Aunque supongo que el entrenamiento tendrá algo que ver.

HombreRevenido dijo...

Lasa, realmente le ha dado otra acepción al término "jamaicano volador", sí.
Un tipo con prisa.

Alberto Colombo dijo...

Mono me salio que no esta disponible el video....o sera que Bolt es tan rapido que no sale en la filmacion ?

dani-elornitorrinco dijo...

Yo cuando vi que hizo menos de 10 segunos en las semifinales sin esforzarse supe que iba a hacer algo extraordinario en la final, que manera de correr... y todavía nos queda el doble hectómetro para disfutrar.

HombreRevenido dijo...

Alberto, eso debe de ser, jaja. Si te fijas, al principio del vídeo, un relámpago amarillo... pero es casi imperceptible.

No, al final hemos solucionado el temilla ese del copyright poniendo otro vídeo diferente. Y cuando lo quiten, pondremos otro. Aquí a paciencia no nos gana nadie.

Dani, lo de los 200 va a ser otro recital. Pero la mística del 100 es insuperable, fue increíble, emocionante.

Ra dijo...

10 segundos tardo yo en reaccionar al silbato. Qué bajón de azúcar.

HombreRevenido dijo...

Ra, que corra el atleta.
Tú, como artista, puedes hacer los 100 metros paseando.

Anónimo dijo...

BOLT: superhombre? SI... pero que nombre les damos entonces a las personas que esta semana pasada han protagonizado una de las epopeyas más sacrificadas y dolorosas de la historia del montañismo en el KARAKORUM?
Creo que no hay palabras.....

SEÑOR EP!

HombreRevenido dijo...

Señor Ep, las místicas del hombre más rápido del mundo y la de la conquista de las cumbres son diferentes. Ambas son apasionantes, una desde la fugacidad, otra desde la solemnidad.
En ambos casos, sin embargo, se trata de enfrentarnos a nuestros límites.

Buen recuerdo, sí, a la epopeya que estos días nos ha tenido en vilo. Ya sabes que mi visión de la montaña es la de un ignorante que sabe algo, coexisten en mí visiones diferentes, como si de personajes de una novela se trataran. Al final no sé qué reflexión es la más adecuada en cada momento. Algún día, con la distancia necesaria, escribiremos sobre los héroes del Himalaya, los victoriosos y los derrotados, sobre esa pasión que no se puede comparar con nada.