martes, agosto 24, 2010

Cribas y escribas


Esto... ¿era aquí? ¿escribo en este cuadrado blanco y le doy a PUBLICAR ENTRADA? Ok, entiendo. Sí, yo antes hacía esto.

Me encantaría decir que he pasado estos últimos días de vacaciones en unas islas paradisíacas, de Castilla-La Mancha por ejemplo, o encamado con la gripe. Y no, ha sido mucho mejor que eso. No he escrito en el blog porque todo el tiempo libre que he tenido en la última semana lo he dedicado a escribir. Venga, darle fuerte a la paradoja.

Uno no controla los arrebatos de inspiración, más bien son ellos los que me controlan a mí. Ya sé que os debo fidelidad eterna por los momentos que me hacéis pasar desde hace más de 4 años, lo tengo muy presente. Cuando las cosas van regular siempre se agradece tener a alguien que te lee escribir sobre cualquier otra cosa, son capas que se superponen a la vida y le dan más significado. Os quiero, pero cuando el arrebato llega no se salva nadie, ni siquiera yo.
Compaginar el trabajo con escribir a destajo (la rima me inspira) obliga a dormir 5 o 6 horas, pero merece la pena. De momento no quiero contar nada de este libro, por superstición y para sentirlo sólo mío. En cuando lo tenga encarrilado os explicaré muchas más cosas, incluso os diré el título (decidido al 99,9%).

De una forma un poco vaga os he ido explicando estos últimos meses que mi vida ha cambiado. Vale, sí, estoy metido hasta las rodillas en el fango, pero me he propuesto volver a ser creativo, volver a emprender, volver a arriesgar. Si funciona diré orgulloso que hacía falta estar al límite para dar el paso. Y, la verdad, eso me restará bastante mérito.
Si fracaso no diré nada. Me quedaré disfrutándolo interiormente, no compartiré ni la cáscara.

Mi pobre experiencia literaria me dice que las situaciones límite, que los reveses, la mala uva, la decepción, son el principal material con el que se escribe... la comedia. Al menos mi cerebro los destila así. No significa que si me esfuerzo mucho no pueda ser gracioso cuando navego con el viento a favor. Lo que quiero decir es que a ese humor le faltará alma, humanismo, oscuridad.

Seguiremos informando, camaradas.
.

9 comentarios:

Sandra dijo...

¿Tú, inspirado?

Dios mío, sólo se que lo que pueda salir de ahí debe ser digno de leer. No sé qué forma puede tener porque quien sigue este blog sabe que no se te puede predecir (o casi) pero seguro que merece la pena

cuentagotas dijo...

Ánimo con ello y sobre todo aprovecha la racha (o lo que sea). Tiene que salir algo bueno de ahí por cojones.

HombreRevenido dijo...

Es más predecible de lo que parece, Sandra. Aunque claro, de tan predecible sería impredecible, porque la gente diría "no, eso es demasiado predecible para él" y luego ¡zasca!.
Ya veremos qué tal queda.

Cuentagotas, gracias. No sé si será bueno no, de momento no me lo planteó, me concentro en sacarlo de mí, como si fuera un autoexorcismo.

ojal-a dijo...

¡Ála pues! ¡Arreaaaaaaaa!

El guardian del Faro dijo...

Tú nos quieres...¡oh!...nosotros te queremos...¡ooooooh!.....¿no es precioso?
Que las musas te acompañen.

;D

Expatriado dijo...

¡¡caña al mono hasta que hable inglés!! ¡¡Suerteeee!!

HombreRevenido dijo...

Ojal-a, en eso estamos. Hasta que se me acabe la gasolina o la paciencia.

Guardián del Faro, no sé qué querer llegó antes.
Brindo por y con esas musas. Las necesito al menos 1 mes más.
Del resto me ocupo yo solito.

Expatriado, thank you!
El mono ya empieza a atreverse hasta con el ruso.

la maru dijo...

Mucho ánimo, niño. Y ante todo calma y buena letra!

HombreRevenido dijo...

Eso, Maru, buena letra, que luego no se entiende nada de lo que escribo. Mejor con un procesador de textos estándar, que tampoco.

Gracias por el ánimo, está todo bajo control (lo que no sé de quién).