miércoles, agosto 04, 2010

El séquito

¿Qué les pasa a estos hombres?


¿Incómodos por algo tal vez?


¿Azorados?


¿Intentando no mirar?


¿Deseando que se les trague la tierra?

Ah, vale. Ya entiendo.

Es el Emperador, que se ha puesto romántico.

.

3 comentarios:

Alonso dijo...

La lección también podría haber sido de Naturales. La psicología y la etología humanas son así. Mostrar incomodidad frente a ciertas cosas. Tenemos mucho pudor ajeno (menos, por ejemplo, en España cuando se negocia con ETA o cuando se admiten deportados "libres" cubanos, pero son excepciones de las de confirmar la regla).

Expatriado dijo...

Y si no pones el acento en el título del post? Cómo cambia una palabra sin el acento! Qué tonterías se me pasan por la cabeza en verano!

Yo no se si me pondría "cariñoso" en un ascensor con toda la tropa de guardaespaldas por ahí, y parece que Michelle es de los míos...

HombreRevenido dijo...

Bueno, Alonso, siempre es incómodo (pudorosa o impúdicamente)tener que contemplar algo que no quieres contemplar "porque es tu trabajo".

Expatriado, a lo mejor los guardaespaldas están celosos. Ojito, que esas cosas pasan, que a veces el amor es como el síndrome de Estocolmo.