miércoles, marzo 07, 2012

Me hago cruces


Imagen perturbadora, ¿verdad?.
Similarmente igual a la siguiente:


Ambas fotos, de sanos equipos deportivos de principios del siglo XX, nos impactan por sus simbología. Lo que viene siendo el tabú de la esvástica.

Comenzaré por el principio. El otro día vi durante una protesta (es indiferente si tenían o no razón) a un muchacho de unos 20 años enarbolando una bandera de la Unión Soviética. No sentí miedo, claro, el chaval parecía buena persona. A lo mejor a un inmigrante rumano o polaco le hubiera dado un vuelco el corazón, pero yo podía entender que el jovenzuelo (que en 1989 ni siquiera había nacido) obraba de forma bienintencionada.

La Unión Soviética ha sido, posiblemente, el régimen opresor más salvaje y despiadado de la historia moderna. O al menos está en el top 5, eso es indiscutible. ¿Por qué su bandera pasa a ser, de la noche a la mañana, un símbolo romántico?. Imagino que por la lejanía.
Seguro que habéis visto (o incluso tenéis) prendas de ropa como esta:

Cu Currú Cucú Paloma

El rojo es un color animado que a la juventud le queda muy bien. Pero yo pensaba: ¿cómo sería recibida una camiseta con una esvástica?.

Evidentemente mal. Y, ojo, lo entiendo. El nazismo es algo muy lejano, pero se basaba en pilares que, de alguna forma, siguen presentes como un miembro fantasma: el culto a la violencia, el racismo, el mito del "pueblo elegido"... Es normal que nos dé yuyu.
Lo extraño es que el socialismo real, aquel disparate burocrático y deshumanizador, no esté estigmatizado, porque también han sido los malos en muchas películas.

La esvástica es un símbolo hindú milenario, un símbolo sagrado de la suerte (entre otras muchas cosas). Presente en las manifestaciones culturales, religiosas o arquitectónicas de los más recónditos lugares del mundo. Deberíamos estar acostumbrados, pero no lo conseguimos.
Fijaos en la bandera de Guna Yala, de la etnia Guna.


¿Da mal rollo o no?
Pues son una región indígena de Panamá, pacífica y ajena a nuestros prejuicios.

¿Por qué la cruz gamada es un símbolo tan poderoso?. Aunque en este caso sea para mal. Miles de civilizaciones se han sentido fascinadas por ella. Habrá que reconocerle entonces al Partido Nazi la maña que tuvo eligiendo su logotipo. Hitler llamó a la esvástica "el símbolo de la lucha por la victoria del hombre ario" en su libro "Mein Kampf" (que en España se tituló: "El Fuhrer nos lleva al huerto").

Quién sabe, igual con el tiempo recupera el esplendor. Igual acaba siendo cool, como la hoz y el martillo, algo retro y con encanto (evidentemente el deporte hizo un favor a la visión simpática de la marca CCCP).
En algunas manifestaciones de Oriente Próximo se mezclaban las banderas palestinas con las banderas nazis. Nadie sabía muy bien lo que hacía, solamente querían irritar a los judíos. La ideología, la mala uva o la ignorancia hacen, a veces, extraños compañeros de cama.

Aunque este mundo es tan raro que a lo mejor la ignorancia es la solución. Tras encuestas realizadas a muchachos nacidos en los 90 (¡¡qué jóvenes sois, malditos!!) hay estudiosos que se llevan las manos a la cabeza porque la mayoría no saben quién fue Franco. Si no lo saben... por algo será.
.

11 comentarios:

Verillo dijo...

La cierto es que impone, y aun siguen escociendo ciertas heridas, no creo que pase con tanta rapidez un pedazo de historia tan brutal y tan reciente, pero...cierto es también que la simbología de la esvástica va más allá y tiene mucha más historia de la que le quiso dar eso loco con bigote...

molinos dijo...

¿Cu curru cucu Paloma? Qué grande eres, coño.

La moda de las camisetas con mensaje la carga el diablo..sobre todo cuando el portador del mensaje no sabe qué lleva escrito en la ropa.

Nancy Botwin dijo...

Me sumo al aplauso por el "Cu Curru Cucú Paloma" de Molinos (no me haga reir que me duele lo que usted ya sabe) y añado un punto a sus cruces (costurera experta una servidora): la ignorancia no puede ser la solución. Caca.

Y le pido de soslayo que lea usted el prólogo (breve) que en 1946 escribió el propio Aldous Huxley de Un mundo Feliz : eso sí que da miedito.

Peter dijo...

Pasa algo parecido con el yugo y las flechas, mucho anterior a la falange, creo que viene de los reyes católicos

Algún cafre en alguna ocasión ha echado pinturas sobre edificios de Salamanca, incluso alguno que es monumento, pensando que era algo franquista o falangista

Gran ayuda la traducción de CCCP que nunca había tenido clara

No veo que las camisetas de esvásticas sustituyan a las del Che , no veo a los ayatollahs promoviendolas

HombreRevenido dijo...

Verillo, es llamativo que estas heridas las sigamos considerando cercanas y las de otros regímenes se olviden rápido. Pero la verdad es que el loco del bigote se lo ganó a pulso en poco tiempo.

Molino, he de confesar que eso de CCCP lo leí hace tiempo (no recuerdo dónde). Es buenísimo.
Además de las camisetas hay otro colmo de los mensajes a ciegas: los tatuajes. Letras árabes, japonesas... posiblemente ponga: "soy memo" y nos daremos cuenta hasta que lleguemos a Okinawa.

Nancy, no se trata de la ignorancia en general, sólo esa porción de ignorancia que nos permite vivir más allá del prejuicio.

Interesante reflexión de Aldous Huxley, aunque me sigo quedando con la novela original (con sus aciertos y defectos).

Peter, otro buen ejemplo.
Aunque no tengan una potencial de marketing a corto plazo (Ayatollahs mediante) le auguro a la esvástica una reaparición estelar en el siglo XXII. Será el nuevo asterisco.

Alejandro dijo...

Lo de Cu Curru Cucú Paloma es del Google Translator o del Babylon? Qué bueno!!

La verdad es que no es nada comercial una esvástica, causa un rechazo atroz pese a no ser más que un símbolo de un régimen que cayó hace casi un siglo.

Yo tengo unas cuantas camisetas de basket de la URSS, una de Sabonis, otra de Volkov y otra de Tikhonenko.

Si leyéramos más y viéramos menos la tele, los nazis serían un poco menos malos y los soviéticos serían bastante peores. Los campos de trabajo en Siberia no tenían nada que envidiar a los peores campos de exterminio del holocausto y los motivos para llegar a ellos eran igualmente arbitrarios.

HombreRevenido dijo...

Alejandro, lo de las esvástica es un trauma lejano, cuyas ascuas tal vez avive el cine de vez en cuando.

La URSS fue un régimen terrorífico, pero, como decía en el post y tú confirmas, asoció su imagen a deportistas muy carismáticos como los que nombras. A lo mejor por eso mantiene ese deje retro y divertido. Me parece muy interesante en sí mismo.

Aliena dijo...

Si vieras el susto que me llevé yo cuando estaba en China y vi a un buda en un templo con un pedazo de esvástica de varios metros de longitud... me quedé sorprendidísima cuando me explicaron que es un símbolo hindú milenario!!!!

HombreRevenido dijo...

Aliena, jeje, así es. Nos sigue dando mal rollo. En el templo ese deben de estar acostumbrados. Dirán: "ya llegan otra vez los traumatizados".

Jorge Luis dijo...

No hay que irse tan lejos, ¿os suena el lauburu vasco?, pues en los pueblos del Pirineo estas esvásticas redondeadas se llaman cuatrefuellas y adornan más de una casa.
Y si será popular algún día, bueno, http://www.zazzle.es/lauburu+regalos ... de momento sólo han llegado a delantales y fundas para el iphone...

+1 por el CuCurrú

HombreRevenido dijo...

Así es, Jorge Luis. El lauburu o cuatrefuellas tienen el mismo origen, ¡¡gran aporte!!.