jueves, marzo 29, 2012

New piquete (para ti que necesitas ideas frescas)

¿Y si la huelga la hubieran convocado para un lunes? hubiera sido más difícil resistirse, ¿eh?. Mira como asentís, artesanos de la resaca. Os respeto por ese lado canalla que tenéis tan a flor de piel.

La cosa es que en la Academia el que ha querido hacer huelga la ha hecho. Y el que no, pues no.
Nos encabrona bastante toda esa parafernalia de los piquetes agresivos, mafia garrafón, pero, seamos serios, son grupúsculos aislados de analfabetos, la gente normal, la aplastante mayoría, se ha comportado bien.

Dicho esto, me gustaría centrar mi mensaje en los piquetes que han sido malos. A ver, majos, no es que seáis indeseables, no, es mucho peor, es que no tenéis imaginación.
En este cursillo breve: "Ser un piquete creativo en el siglo XXI" os voy a enseñar cómo se podrían hacer las cosas. Es optativo, podéis iros al recreo a apedrear gatos.

Empecemos por lo básico.
Que a tu jefe le gustan los chetos. Pues le invitas:



¿Sabes el típico compañero que lo llena todo de notitas? Pues ármate de post-its y ensáñate con su lugar de trabajo.



Para endulzar el clima de la oficina, prueba con un poco de gelatina, siempre funciona.


Si se mosquean les respondes como hacía el gran Gila: "Si no sabes aguantar una broma vete del pueblo".

Yo, como soy autónomo, no estoy muy seguro de si he hecho huelga o no. Ya sabéis, mi vida es confusa, me levanto, llamo a este, me tomo un café, relleno una Excel, como, me echo la siesta, voy para allí, hablo con no-sé-quién, le pego una patada a un bote, mando un par de emails y ya he pasado el día.
Esto es el limbo. Si encima ganara dinero ya sería la hostia.
.

7 comentarios:

No dijo...

Absolutamente genialis!
Me apunto las ideas...yo he empezado el día jugando al futbolin, no está mal ;)

HombreRevenido dijo...

No, la vida da más vueltas que un delantero en el futbolín.
Seguro que pensando entre todos se nos ocurren 1.000 ideas humor y sin violencia.

krollian dijo...

A mi se me ocurren varias iniciativas:

Llenar de Mistol el depósito de la cisterna del water.

Ir al monte unos días antes y llenar el lugar de trabajo con hojas de lechuga y moluscos gasterópodos provistos de concha en espiral.

Situar gatos de diferentes edades y variado y extremo pedigrí en diferentes lugares del puesto de trabajo.

Dejar bloques de plastilina y puzzles de 200 piezas mínimo, ubicados aleatoriamente en el lugar de trabajo.

Soltar canicas.

Llevarte al hijo del vecino o un amigo al trabajo (edad a elegir) con la excusa de que tu amigo o vecino hace huelga y al tener que estar pendiente de él o estar dándole explicaciones de lo que haces en tu puesto, hacer de la jornada laboral un día de lo mas diferente y alternativo.

Comer alubias y coger algo de frío.

Beber agua todo el tiempo.

Llevar un pantalón u otra prenda a punto de rasgarse por el desgaste.

Entrar despistadamente en la empresa con una cagarruta de cierta consistencia y viscosidad en la suela de un zapato.

Necesitar gafas y que se te hayan olvidado en casa.

Llamar a un proveedor de internet y mantener una conversación supuestamente incoherente (o no)...

krollian dijo...

¿Y esta?

Declamar en alto (superando los 85 dB):

- ¡¡Me cago en todo!!

Ejecutar lo declamado de manera rabiosa, esforzada y literal. Bueno. Y lateral si se tercia, pues también.

Aquí no hacemos ascos a nada (con perdón).

Por supuesto, si es posible hacerlo un día que haya mucho curro o estén los jefazos.

Probablemente te den la baja por crisis nerviosa, enajenación mental grave o psicosis aguda.

Si te interrogan dices que eres un rotífero esquizoide y que mañana operan a tu suegra (que es un ciervo volante) de la próstata, pero que como esta noche estás solo en casa, quieres invitar a la plantilla al completo a cenar a tu casa y tras los postres a una partidilla de dómino ruso (sólo se pueden usar los codos) o al julepe...

HombreRevenido dijo...

Krollian, todo vale mientras no sea violento.

Hund Dido dijo...

ME ha encantado la entrada, es cierto que hay que renovar los modos. Lo de los piquetes no es nada cool.
Yo no hice huelga, trabajé y más de lo acostumbrado, no me sentí mal en absoluto.

HombreRevenido dijo...

Hund Dido, los piquetes huelen a naftalina, a rancio. Hace falta ventilar un poco algún que otro discurso del siglo pasado.