sábado, enero 02, 2016

El derbi de los 2000 años


Empezamos el 2016 con un acontecimiento pintoresco: el derbi aragonés. Partido grande de la segunda división del fútbol español.
Para hablar de ello Nacho ha juntado a lo peor de lo mejor en su blog. Y yo no me resisto a tratar el tema de la rivalidad Huesca-Zaragoza, porque todo es cultura y a vosotros os queda tanto por aprender...

La Huesca que todos conocéis fue fundada al tuntún por los celtíberos, y la llamaron Bolskan, como podían haberla llamado de  cualquier otra forma.
Cuando en el siglo II a.C. llegaron los romanos decidieron cambiarle el nombre y quitarle letras. Se quedó en Osca. Porque los romanos era muy pragamáticos y cuantas menos letras, menos trabajoso era grabar el nombre en el mármol.
Luego en Zaragoza hicieron lo contrario, y la Salduie origial se convirtió en Caesaraugusta. De locos. Desde entonces es habitual que entre vecinos no nos entendamos.

El historiador romano Plinio "el de mediana edad" lo describió así:
Los habitantes de la Urbis Victrix de Osca llaman a sus vecinos del sur: "Chaeposus almendruum" con notable sorna. Y los impetuosos sureños les responden usando el apelativo "fatus".

Ya en la reconquista hubo sus tiranteces. Los cristianos conquistaron Wasqa derrotando a los soldados de la Taifa de Zaragoza en la batalla de Alcoraz (año 1096). En el partido de vuelta, comandados por Alfonso I el batallador, conquistamos Zaragoza (1118).

Así ha sido siempre. Pequeñas rencillas de nada. Seguro que las dos ciudades estuvieron enfrentadas en algún momento durante la Guerra de Sucesión. Sobre todo porque Huesca fue cambiando de bando cada cierto tiempo. No se descarta, incluso, que llegara a ir con ambos contendientes al mismo tiempo.

Por todo ello, el simio oscense que soy quiere ganarle mañana al Zaragoza a toda costa.
Aunque a veces recuerdo que el gran Carlos Lapetra (oscense nacido en el extrarradio) lideró la delantera de "Los Magníficos" en los años 60. O recuerdo a ese Real Zaragoza de los 90 que jugó de forma brillante y ganó la milagrosa Recopa de 1995. Vaya respingo pegamos con el gol Nayim. Uff, cómo nos salpicó aquella felicidad merecida.

Aunque luego vienen a mi memoria los duelos de baloncesto entre el Peñas y el CAI, a cara de perro. Me acuerdo del colosal Mel Turpin enseñando el culo desde la ventanilla del autobús tras ganarnos en casa en la 89/90. Recuerdo nuestra venganza en el pabellón viejo, en la 91/92.
Me hierve la sangre. Hay que ganarles.

Y así estamos. Hace una hora quería derrotar al Zaragoza y dejar la Romareda reducida a cenizas. Y en seguida he pensado que lo mejor era que reinara la paz y la concordia.
Y luego quería ganar por cómo nos han ninguneado siempre en los informativos de la tele regional. Pero después he pensado en que son nuestros hermanos, que ellos no tienen la culpa de que el centralismo les haya hecho así. Y diez segundos más tarde pienso que no, que ha llegado la hora de que rechinen sus dientes de rabia ante la goleada. Pronto les compadezco, porque nosotros tenemos la trenza, el ruso o las glorias, y ellos tienen los adoquines y las fruticas de Aragón.

Soy el aficionado indeterminado. Nunca sé exactamente en qué postura estoy, sólo veo una nube de probabilidades.
Porque estáis asintiendo al truco final de la rivalidad bien entendida. Si el Huesca pierde, seremos aragoneses todos. Si ganamos, disfrutaremos de sus tibias lágrimas.

En realidad los cheposos tienen su punto.
Yo viví varios años en Zaragoza. El primer día llegué cargado con dos maletones. Cojeaba ostensiblemente por un tremendo esguince de tobillo. La calle olía a col. La situación no podía ser más adversa. Estaba a punto de maldecir el nombre de la ciudad, (con sus letras de más) y se me acercó una chica joven a ofrecerme ayuda. Me vio cojeando y se ofreció a llevarme una maleta. Llevaba 1 minuto en la ciudad maldita y aquel gesto me emocionó.

Por eso amenazo: Que nadie ose en el mundo entero meterse con Zaragoza o los destruiremos.
Con ellos sólo nos podemos meter los de Huesca.
Son nuestro amadísimo enemigo.

11 comentarios:

Nacho dijo...

¡Qué grande eres, Hombre Revenido!

NáN dijo...

Es que más vale un amadísimo enemigo que un amigo odiadísimo. ¡Dónde va a parar!

Luxindex dijo...

Hay quien, de nombre Pablo, lo hizo al caerse de un caballo. Pero yo, ya se lo dije una vez, HombreRevenido, me hice o convertí en oscense con el mejor gol de la historia: el de Nayim. Y, de paso, de una tacada, me hice también bético, colchonero y, por supuesto, cadista (pronúnciese por economía con ese aspirada, casi perdida, casi cadita).

Pero, ay, pasó el tiempo, acudieron las dudas y vino la tibieza. Sí, me acomodé. Hoy, lo confieso, soy futbolero no practicante. No obstante, mañana, pasadas las siete de la tarde y repeinados, estaremos todos atentos en La Romareda… ¡pero con el corazón en El Alcoraz!

el chico de la consuelo dijo...

"Entre los muertos habra siempre una lengua viva para decir q zaragoza no se rinde." Estos partidos me encantan. Alli estare esta tarde. Y si algun bobo de uno u otro lado se pasa un pelo lo tiraremos al pilon

el chico de la consuelo dijo...

"Entre los muertos habra siempre una lengua viva para decir q zaragoza no se rinde." Estos partidos me encantan. Alli estare esta tarde. Y si algun bobo de uno u otro lado se pasa un pelo lo tiraremos al pilon

maria dijo...

Conozcas copiapop.es? Es el servicio nuevo, cual es una mezcla de una nube y platforma social. Porque tengas solo una, cuando puedes tener dos. todo es gratis e illimitado.

No dijo...

Algo he oido hablar de vuestra rivalidad...en Oregón Televisión hacen sarna de ella, pero como yo ya tuve la mía propia al llegar a esta ciudad por mis origines extranjeros... no me meto en ajenas.
De todos modos avísame cuando vayas a arrasar Zaragoza, que igual me hago unas palomitas en el micro y me busco el monte más alto.

HombreRevenido dijo...

Gracias, Nacho. Gran trabajo durante toda la semana y menudo espectáculo ayer.
Enhorabuena.

NáN, así es la cosa. Una enemistad cordial, como cuando en la guardería le tirábamos del pelo a la chica que nos gustaba.

Luxindex, si permaneció usted atento al desenlace del partido se quedaría estupefacto. ¡No queríamos ganar ninguno de los dos equipos!
Al final 3-3. Como decía Gila: "que el fútbol sea empate, amor de hombres y respeto de madres".

Chico de la Consuelo, fue una gozada. Veo a algunos encabronados en tuiter, pero lo que yo viví en las gradas, con las aficiones mezcladas, fue una fiesta.
Espero que en el partido de vuelta sepamos mantener nosotros la compostura.

María, gracias por el spam. Todo suma.

No, en Oregón Televisión se lucen con la rivalidad Huesca-Zaragoza, he estado a punto de documentar el post con algún vídeo buenísimo.
No destruiremos Zaragoza. Ni ellos nos destruirán a nosotros (espero). Nos necesitamos mutuamente.

sonia dijo...

Vaya partidazo debió ser con seis goles!Y empatados los dos queridos equipos rivales!El partido de vuelta no me lo puedo perder:D

Anónimo dijo...

He revisitado el video del partido contra el CAI, ¿no sales tú en la grada, Revenido? En este momento: 1h20'57''

Ya me dirás, porque si es así es que yo estoy al lado.

Besicos!

HombreRevenido dijo...

Sonia, ya me había olvidado de tu comentario.
Fue un partido emocionante y emotivo. El empate en el último segundo fue glorioso.

Anónimo, ¡¡CLARO QUE SOY YO!!
Qué vista. Impresionante. Me he reconocido a la primera, y eso que hace 24 años de aquel domingo de febrero.
Espero que me digas quién eres tú.
Muchas gracias. Me ha emocionado.