jueves, diciembre 31, 2015

Almanaque 2015 (siempre puede ser peor)


No le demos más vueltas. Este 2015 ha sido un año regulero del blog y ya está.
Dos larguísimas desconexiones (ya olvidadas, por suerte) han bajado alarmantemente el número de posts. Y eso que en estos últimos meses hemos remontado con fuerza, como un salmón en un aquapark.

Con esta sumamos 51 entradas en 2015. Muy lejos de las 342 de 2007 o las 316 de 2008.
Así es más fácil hacer el tradicional ranking de los mejores posts del año en la Academia de Chimpancés. Más fácil porque hay menos para repasar. Aunque también ha mermado su calidad global y eso lo dificulta. En fin, movidas. Se está acabando el año y hay que mirar hacia delante.

Excluyo en la selección experimentos de secciones fijas (que se desarrollarán totalmente en el futuro), como las entregas Uno / Dos / Tres de la serie Dictadores por el Mundo. O los episodios Uno / Dos / Tres de los recientes Sonetos ineptos.

Bueno, basta de cháchara. Al turrón...

8
Temblor (microcuento de actualidad)
El primero es muy breve. Pero oye, a mí me hace gracia.


7
Días de rugby
Para documentar las habilidades de la extraordinaria "ardilla rugbier" hice horas extra con el Paint. 100% diseño original de simio.


6
Lección real
La curiosidad mató al gato, pero al mono le permite rebuscar nada menos que en el escritorio de "trabajo" de Su Majestad 2.0


5
La conjetura del urinario
Matemáticas sofisticadas con aplicación directa en la vida diaria.


4
La gran evasión
Basado en un hecho real, este relato épico cuenta cómo un puñado de niños iniciaron la revolución. Pelos de punta.


3
Love in an elevator (crónica de un ascenso merecido)
El dios del fútbol devolvió al Huesca a la Segunda División. Menudo festejo. No lo pasamos mal.


2
Estampas del 36
Una mirada al periodismo de calidad de antaño, repasando la revista "Estampas". Hace casi 80 años de esto y hay que verlo para creerlo.


1
¿Paul está muerto?
La trayectoria de los Beatles está llena de anécdotas y leyendas urbanas, ninguna más famosa que la que se relata. Una pormenorizada explicación que (tú y yo lo sabíamos) estaba destinada a ser 3, 2 o 1.


¿Sabe a poco? Umm... sois insaciables.
El año que viene puedo prometer y prometo que elevaremos el listón. No mucho. Un par de milímetros. Ya se empiezan a ver los brotes verdes.


Despedimos el post con lo mejor de 2006, del 2007, del 2008, del 2009, del 2010, del 2011, del 2012, del 2013, del 2014... anda que no llevamos tiempo aquí, dando la tabarra.

Y despedimos al 2015 haciéndole burla.
Mucha salud a todos para este 2016. Descorchemos el champán para no celebrar nada. Hay que ganar tiempo.

7 comentarios:

molinos dijo...

Superfan de la palabra telesketch!! Te das cuenta de que es un microcuento sólo para cuarentones?

Feliz año revenidoooooooo...Si esta noche te da por pintar el burro astronauta de Huesca hazlo en mi honor! O si bailas como los samurais!!

sonia dijo...

¡Han sido pocos pero de una calidad excelente!El premio gordo se lo llevaría la ardilla rugbier, un lote de frutos secos para todo el año para ella y su acompañante,y un fin de semana en el bosque que ellas elijan.

Nisi dijo...

¡No puedo dejar de mirar ese mono saltarín!
Feliz Año Nuevo, a disfrutarlo y seguir dando la tabarra por aquí, que nos lo merecemos, ¡juas!

HombreRevenido dijo...

Molinos, es un microcuento para gente selecta. Elitismo literario y generacional.
¡Feliz año, blogstar!
Acabo de ver cómo será el post del burro y los samurais. ¡¡LO ESTOY VISUALIZANDO Y TODO!!

Sonia, calidad media-baja, pero con mucho corazón.
Voto para las ardillas. Ya están pidiedo sus cacahuetes. Me va a salir caro...

Nisi, es hipnótico. En realidad, todos los monos lo somos. Volveré en 2016 con ánimos renovados (y resaca, 99% seguro). No os vais a librar de mí fácilmente.

el chico de la consuelo dijo...

Yo me quedo con la crónica de la mesa de felipe uve palito
me partí de risa!!!

Aquello noerayo dijo...

Estampas del 36 me trajo alguien a quien admirar, un modelo de vida, el hombre de las 236 croquetas.

HombreRevenido dijo...

Chico de la Consuelo, qué grandes momentos con el transportador de ángulos real. Allí también tiré de Paint. Qué risas, tú.

Aquello noerayo, jaja. Su historia es un modelo inspirador para cada uno de los monos de esta Academia. Me lo has recordado y se me saltan las lágrimas.