jueves, octubre 18, 2007

O.C.N.I.


Dice Peibols en su comentario al post anterior que las mejores croquetas suele pensarse que son las de la madre de uno. Ese pensamiento solemne entronca con otros razonamientos complejos, como ese que afirma que el nacionalismo es una enfermedad infantil, una perversión del razonamiento bastante ingenua que nos hace pensar que nuestro padre es el más guay, nuestra madre la más mejor, nuestra patria la más chupi-lerendi. A veces puede ser verdad, pero no suele.
Esa autoafirmación, que es algo normal, lo llevan algunos cabeza-huecas al extremo, al pensar que su sangre, su estirpe, su Dios, su color son superiores. El niño ansía seguridad, el bobo también. El niño ansía sentirse elegido, los bobos se inventan su superioridad (dime de qué presumes...)

Pero yo no iba por aquí. Yo quería resaltar otro rasgo del razonamiento, el de la diversidad de opiniones. Todos conocemos las mejores croquetas del mundo (familiares excluidos). Están en el bar de la esquina, en una tasca antigua de esa ciudad en la que paramos un día por casualidad, en cualquier parte, vamos.
Dice León el Africano en los comentarios (para que veáis que me los leo) que hay un sitio en Santiago, cerca del Obradoiro, que ofrece unas croquetas buenas de cojones (sic).
Yo os propongo que digáis, por 25 pesetas cada respuesta, y sin exquisiteces de gourmet ni alaracas, lugares donde hacen "las mejores cocretas del mundo", como por ejemplo: el Emir, en la esquina de Lorente y Bretón en Zaragoza, un dos tres responda otra vez...
.

14 comentarios:

Luis dijo...

Sin duda, la de bacalao del Valero. Al menos de hace un par de años.

Su negación es el surtido que tenían en carta de Los Fogones: pura harina.

El Capitán Lillo dijo...

Saludos Revenido Man. Este año andaba muy justo de tiempo para organizar todo el off de Periferias y no te he podido avisar. He contado soo con la gente que tengo más cerca, pero me ha dado mucha rabia, a ver si más adelante organizo algo más o para el año que viene puedo prepararlo con más tiempo y te digo ok? Disculpa y enhorabuena por tu blog de nuevo

Expatriado dijo...

Las de jamón del "Melos", bar gallego, muy cerca del metro de Embajadores, en Madrid, dan el tipo según los más expertos croquetólogos. E horario del lugar es de tarde y noche (creo).

Abstenerse ir en fin de semana, es imposible entrar, abstenerse ir en viernes, entrar se puede, pero la barra es inaccesible, los jueves está difícil, muy dificil.

Serjuzu dijo...

Yo de las croquetas solo odiaba el nombre. El concepto, es otra cosa...

Unas buenas croquetas en Huesca, en el ALVARO, Rafael Gil creo que se llama la calle

Peibols dijo...

Oyes, como yo no soy muy buen gourmet... puedo hacer de Tacañona y decir eso de campana y se acabó?

HombreRevenido dijo...

Luis, habrá que designar un comité de sabios que evalúen si la cocreta del Valero ha perdido vigencia.

Capitán Lillo, encantado de saludarle. Disculpado quedas, faltaría más. Enhorabuena por tu pograma también.

Expatriado, la afluencia del local hace indicar cierto prestigio, no hay duda. Habrá que verlo algún día, afilar los codos y luchar. Una cocreta bien vale unos cuantos moratones.

Las probaré en cuanto me sea posible, Serjuzu. Cada cocreta es desafío.

Peibols, si jugamos al un dos tres puedes pedirte ser quién quieras, menos Bigote Arrocet, que soy yo. Puedes ser Tacañona, azafata o Mayra, por supuesto.

Peibols dijo...

Ala!!!
Hasta aquí puedo leer
Tarjetita por aquí!

la maru dijo...

Las mejores croquetas, dices? No hay bar, restaurante ni freidora que las saque doraditas y riquísimas como mi madre con su sarten. Así que un, dos, tres, pregunte otra vez!

Leon dijo...

El sitio se llama "o enxebre" y está bajando por la calle Huertas desde el Obradoiro. Hay otras croquetas deliciosas en El Carballo en Vigo, a lado de Príncipe.
Y también me gustan las croquetas de la Bombilla en A Coruña.
Un clásico el mundo de la croqueta.

HombreRevenido dijo...

Peibols, podrías haber sido una Mayra Gómez Kemp excelente. No lo dudo. Un par de cervezas y a presentar.

Maru, esa cocretas... qué maravilla. Aunque yo hablaba de establecimiento hostelero, y no valen familiares.

León, el mundo de la cocreta es tan rico como el del arte. Menos mal que hay oferta de sobra, si no se subastarían en Christie's.

laurel dijo...

croqueta de mojama en el zodiaco de barcelona. No puedo garnatizar su permanencia en cartel, pero es o era la number one

HombreRevenido dijo...

Gracias, Laurel. Suena a recuerdo lejano (había en tiempos...)

mediocentro reprimido dijo...

Se me ha adelantado Expatriado. Doy fe: en el Melos (está en Lavapiés) están las mejores croquetas. Pero la gente no va allí por eso, sino por un invento que se llama "la zapatilla". Increíble, oigan...

En las mejores bravas no hay discusión: el Montesol, en Zaragoza, haciendo esquina en Franco y López con Avenida Valencia.

HombreRevenido dijo...

Mediocentro reprimido, lo del Melos cobra fuerza. Habrá que hacerlo lugar de peregrinación. Y lo de la zapatilla, no sé, al menos suena a algo grande.

La discusión de las bravas podría fomentar revueltas en las calles. Mejor ni empezarla, que así empezaron las guerras carlistas.