viernes, febrero 29, 2008

Wolf Gang (el escritor en su laberinto)


Me he empeñado, lo juro, en pensar algo brillante para finalizar la semana y, de nuevo, no he sido capaz, y en lugar de improvisar sin gracia, me guardo la idea y la foto para otro momento. Pensaba que hablar de pasión desenfrenada sería fácil un viernes por la mañana, pero no. A veces el deseo muerde con oscuro desgarro literario, otras es luminoso, bobalicón y simple, masticado como un chicle de fresa ácida.

Decía Monterroso que, para la creación, tan importante como el escritor interior que redacta es el lector interior que directamente tacha.

Yo añadiría que también es importante el editor interior que elige la frase que le hubiera encantado escribir y en vez de odiarla (por inalcanzable) la difunde.

La de hoy es de Wolfgang Borchert (un escritor fascinante que murió a los 36 años, justo el día anterior al estreno de su única obra teatral).

Estarás tan vacío de amor que el odio levantará espuma dentro de ti como si fuera champán.


Así sí.

9 comentarios:

Duende dijo...

Los horrores de la guerra han marcado varias generaciones. A mi me gusta Viktor Frankl en su "el hombre en busca de sentido", donde cuenta su experiencia en varios campos de concentración nazis.
Y chico, hay dias que uno está más motivado para escribir unas cosas y dias que para otras. ;)

Anónimo dijo...

ganas tengo de leer a este señor, que su wikibio me gustó mucho...

si es que cuando a la vida se le cruza apartarte de tu camino... no hay manera eh?

muamuamua

por cierto, la foto es divina!

meri

HombreRevenido dijo...

Razón tienes, Duende. Hay viernes y viernes, por ejemplo este es de los viernes viernes, y oye, no hay manera de escribir.
No conozco a Viktor Frankl, pero me lo apunto.

Meri, la biografía de este tipo me llena de asombro, porque tiene algunas coincidencias increíbles respecto a un personaje de una novela que yo escribí. Lo acabo de conocer y siento hacia él una cercanía sorprendente.

Anay dijo...

Los viernes por la mañana son una pesadez, pero conforme pasan las horas es como si el tiempo retrocediera (las noches de los viernes son los lunes en su versión guay).

Me apunto el nombre de Borchert para curiosearle.

Spanish Johnny dijo...

Yo también me apunto éste nombre.
Y mira que se aprende en esta academia. Lo juro. Yo debo de ser lector interior de muy adentro. De los que subrayan con fosforito y emborronan en vez de tachar. Me temo.

HombreRevenido dijo...

Pues nada, ya es viernes por la noche, Anay. Voy a ver si estoy mejor. Espera... oye, sí. Mucho mejor, dónde va a parar. Me quito las cadenas y me lanzo a las calles.

Spanish Johnny, yo sólo tacho lo que yo mismo escribo. Aunque ahora con los procesadores de texto se ha perdido el tachón desesperado (¡nunca lo conseguiré!, clonc, cabezazo en el piano).

Xurxo dijo...

"Me he empeñado, lo juro, en pensar algo brillante para finalizar la semana"

Por qué? ^^

Pequeña Silvi dijo...

Demasiado intenso para cometarlo un sábado por la mañana...
Menos mal que tengo el antiestrés...

HombreRevenido dijo...

No sé, Xurxo, tenía la sensación de que llevaba tiempo sin escribir nada inteligente. Y nada, no me sale, qué le vamos a hacer.
Otro día será, ya veréis que susto.

Little Silvi, cuida esa resaca, anda, que pa una vez que nos dan algo...