martes, noviembre 03, 2009

Frota frota

Si queréis jugar con Akinator el adivinador (ellos lo denominan "el genio de la web", pero es una exageración) os remito a este link:



Vive en una web-lámpara y hace preguntas como una vecina cotilla. Piensas un personaje, el que sea, y él te lo adivina o refunfuña.
Es curioso.

Ya sé que si vosotros fuerais un dibujo animado que lee la mente os dedicaríais a otras cosas. Todas deshonestas.
Lo he adivinado ¿verdad?

A ver si conseguís vencer al geniecillo, o al menos enseñarle algún nombre nuevo.
.

7 comentarios:

Tiberio dijo...

Vencido.
Ni pajolera idea tenía el pavo.Mi personaje era Lucio Sergio Catilina.
Por lo menos los chinos que trabajan en las tragaperras son más eficientes.

Jasmonato dijo...

Yo también le gané. Hay que reconocer que no sabía la respuesta a muchas de las preguntas, pero...
Mi personaje era Ud. profe: HombreRevenido.
El genio le ha confundido con Bathu the dog (mejor no pregunte quién es ese tipo...).

Nana Nicotina dijo...

Yo alguno le he enseñado, pero le digo una cosa, y no sé si me creerás: Akinator acertó cuando yo pensé en Mr. Proper.
Ah, y también acertó el muñequito de los bolis bic.

p.d. en referencia al post de los insultos con fundamento, no dejan de ocurrírseme más: mastuerzo, borrego, memo. Y conste que no se lo digo a Ud.

dani-elornitorrinco dijo...

Pero ¿cómo se juega? ¿El geniecillo piensa un personaje famoso y yo lo tengo que adivinar?

HombreRevenido dijo...

Tiberio, hay que agotar las 40 preguntas. Así aunque el genio falle, aprende. Y luego asombra al primer incauto que aparezca luego con el mismo pensamiento.

Jasmonato, no preguntaré, por si acaso. Y te advierto que yo sí estoy en su base de datos adivinatoria.

Nana Nicotina, a veces hace magia. Otras veces se equivoca estrepitosamente (y eso da risa, que también es magia).
Puedes seguir insultando, a mí o a quien sea. En la Academia estas cosas nos ponen.

No, Dani, lo piensas tú y él va haciendo preguntas. Respondes más o menos como bien te parezca y a las 20 preguntas se arriesga con una respuesta. Si es que no, sigue con 10 preguntas extra. Y vuelve a jugársela. Luego otras 10 y da el último nombre. Cada vez que falla se le puede decir en qué pensábamos. Así el payo aprende (ensayo-error, típico).

Tiberio dijo...

Ja!.40 preguntas para falicitarle la base de datos.Que tire de Espasa,Lerroux o Enciclopedia Británica.

HombreRevenido dijo...

Es un juego, Tiberio. Lo importante es hacer feliz a la mayor cantidad de gente posible.