miércoles, abril 25, 2012

De repente


Ese momento en el que vas por la calle y te acuerdas de algo divertidísimo que te ha pasado por la mañana, o ayer, o hace 20 años. Esa carcajada te reconcilia con la vida, empiezas a andar mejor, más rápido.

Tal vez (sólo tal vez) seríamos imparables si consiguiéramos gestionar nuestros momentos buenos (risas, sonrisas, esperanzas, orgasmos) con la misma eficiencia que nos dejamos fagocitar por los malos recuerdos.
O al menos seríamos más felices durante más tiempo.
¿Puede ser?.

Al loro, gente, que a Huesconsin ha llegado por fin la primavera y lo veo todo en technicolor.
A los afectados por la borrasca de la muerte ciclogénesis explosiva les pido paciencia.
El sol está trás las nubes. Lo están peinando.
.

11 comentarios:

dani-elornitorrinco dijo...

Esa carcajada que me reconcilia con la vida, la suelo buscar y encontrar en tu blog, así que una vez más, gracias. No lo dejes.

Cardo dijo...

Me encanta cuando mi mente me regala un gag del pasado, incluso me hace perdonarle cuando lo que me trae son dramaflashback
Y ese sol repeinado lo quiero mañana en mi barrio!!

Anónimo dijo...

Joer! anda que no me ha entrado la risa veces yendo en el metro yo sola y acordándome de algún post tuyo!
Os cuento mi momento auto-coña de hoy. (aún a riesgo de que os parezca una gilipollez, como digo es una auto-coña): hace días que tenía la sensación de me que iba a pasar algo bueno por sorpresa...no sé...un encuentro accidental con un misterioso desconocido que desencadenara un amor instantáneo e irrefrenable digno de escribir una canción...yo que sé! el caso es que después de varios días con esa sensación, ese estado de "yo sostenido" de expectativa positiva se debía a que... LLEVO UNA SEMANO TOMANDO JALEA REAL CON GINSENG!!! y el ginseng produce ansiedad: lo que explica mi alegría maniaca de que los sucesos extraordinarios estén a la vuelta de la esquina.Hoy he dejado el ginseng, pero le he explicado que no es por él, que es por mí. Y que podemos ser amigos. FELÍZ NOCHE!

krollian dijo...

Yo me río solo muchas veces. Otras veces ríolloro.

Viendo cosas como estas:

http://bocatadecaspa.wordpress.com/2012/04/26/balompie-en-3-capitulos

Aliena dijo...

"Tal vez (sólo tal vez) seríamos imparables si consiguiéramos gestionar nuestros momentos buenos (risas, sonrisas, esperanzas, orgasmos) con la misma eficiencia que nos dejamos fagocitar por los malos recuerdos."

Cuánta razón!!!!

A mí me encanta ir sola por la calle sonriendo y que la gente me mire como si estuviera loca, me da mayor satisfacción aún :D

Nancy Botwin dijo...

Gestionar con eficiencia sentimientos: ¿me puede decir cómo coño se hace eso?, ¿hay que ir a Bruselas?

Sonreir es cojonudo; reirse a carcajada limpia, buenísimo. Pero este imperativo moderno del happy world atado a la voluntariedad de uno mismo resulta cargante, irreal e injusto. La vida, para todos, va y viene.

Ahora sí. Que salga el sol por Antequera, sonrisilla (de medio lado) mediante.

HombreRevenido dijo...

Dani-elornitorrinco, mil gracias. Yo me esfuerzo por conseguir eso que tú dices aunque me falta todavía mucho para ser realmente eficiente.

Cardo, ¿se ha presentado el sol a su cita?
Los gags del pasado deberían ser nuestra pequeña bodega de felicidad.

Anónima, me alegro de esas risas de largo alcance, claro que sí, hay que reírse, conmigo o de mí. Bravo.
Y duro con la jalea real con ginseng, de vez en cuando viene bien un subidón de esos.

Krollian, youtube es un gran yacimiento de obras sublimes.

Aliena, ¡me encanta que me den la razón!, es otra clase de subidón ¿verdad?.
A mí también me gusta reírme por la calle, sobre todo por lo que fastidia a los demás.

Nancy Botwin, como lo lees. En Bruselas todavía no hay departamento, pero en cuanto lo creen se joderá todo.

Sonreír sin más es cojonudo. Y se puede ser oscuro y realista riéndose a carcajadas. Nosotros los payasos nos servimos de las migajillas de la verdad.
Que venga la vida, que la estamos esperando.

krollian dijo...

¡¡Paren las máquinas!!

Damas y caballeros, coleópteros (con y sin élitros), mamíferos placentarios de orden proboscidea, rotíferos esquizoides, amebas anarquistas y demás familia:

http://www.elcorreo.com/vizcaya/rc/20120426/gente/norma-duval-abuela-201204261655.html

HombreRevenido dijo...

Krollian, la naturaleza y el tiempo no se detienen. Hay que resignarse.

José Luis Ríos Gabás dijo...

Esta es buena, en verdad.

Un saludo

HombreRevenido dijo...

Un saludo, José Luis. Gracias.